Los planes de Europa para reemplazar el gas ruso se consideran excesivamente optimistas y podrían golpear su economía - World Energy Trade

Los planes de Europa para reemplazar el gas ruso se consideran excesivamente optimistas y podrían golpear su economía

Los planes de Europa para reemplazar el gas ruso se consideran excesivamente optimistas y podrían golpear su economía

Puede haber importantes implicaciones de costos para Europa al buscar alejarse de los suministros rusos y buscarlos en otros lugares.

Europa

Los analistas predicen que el mejor intento de la Unión Europea de sustituir las importaciones de gas ruso este año no dará resultado, siendo éstos “salvajemente optimistas”, con lo cual se ejercerá mayor presión sobre la economía de la región.

La UE tiene previsto sustituir dos tercios de las importaciones de gas ruso de aquí a finales de año, mientras la guerra de Rusia en Ucrania sigue su curso.

El abandono del suministro de gas del país se hizo aún más urgente después de que la empresa estatal Gazprom redujera los flujos hacia Europa en un 60%, alegando un retraso en las reparaciones del gasoducto Nord Stream 1, que va a Alemania por debajo del mar Báltico.

El Comisario europeo de Energía, Kadri Simson, se reunirá el lunes con los ministros de Energía de la UE para debatir posibles medidas coordinadas, como la reducción de la demanda y los planes de contingencia en caso de que la situación se deteriore aún más.

Sin embargo, el actual plan de la UE para sustituir el gas ruso parece quedarse corto.

En 2021, la UE importó unos 155.000 millones de metros cúbicos (bcm) de gas natural de Rusia. Las sustituciones de gas propuestas por el bloque para finales de 2022, que incluyen la diversificación del GNL, las energías renovables, la eficiencia en la calefacción, la diversificación de los gasoductos, el biometano, los tejados solares y las bombas de calor, ascienden a unos 102 bcm anuales, según datos de REPowerEU de la Comisión Europea, agregados en un reciente informe de la consultora económica TS Lombard.

Christopher Granville, director general de EMEA y de investigación política global de TS Lombard, dijo en el informe que los objetivos de la Comisión Europea de sustituir el gas de Gazprom este año parecen "salvajemente optimistas".

La cuota de las importaciones de gas ruso a la UE ya ha disminuido del 45% en abril de 2021 al 31% en abril de 2022, y la cuota de gas por gasoducto por sí sola ha caído del 40% el año pasado al 26% este año.

Sin embargo, las importaciones totales de GNL han alcanzado niveles récord, con 12,6 bcm sólo en abril, lo que representa un aumento interanual del 36% a pesar de la reducción de la cuota procedente de Rusia. Esto indicaría que los esfuerzos de diversificación de Europa están empezando a dar sus frutos.

El gas ruso como elemento de chantaje

Un portavoz de energía de la Comisión Europea dijo el jueves que Gazprom y Moscú estaban utilizando el suministro de energía como un "instrumento de chantaje".

"Tras la anterior decisión unilateral de Gazprom de dejar de suministrar gas a varios Estados miembros y empresas, y el nivel inferior a la media de sus instalaciones de almacenamiento de gas en Europa durante el pasado año, los últimos movimientos nos recuerdan una vez más la poca fiabilidad de Rusia como proveedor de energía", dijo el portavoz.

"También refuerzan nuestra determinación de alcanzar nuestros objetivos REPowerEU de eliminar progresivamente los combustibles fósiles rusos. Las sanciones contra el carbón y el petróleo rusos entrarán en vigor este año, y con el Plan REPowerEU aceleraremos el despliegue de energías renovables de producción propia, reduciremos el uso de energía y cambiaremos a proveedores alternativos más fiables que Rusia."

REPowerEU es una propuesta de la CE para acabar con la dependencia de los combustibles fósiles rusos antes de 2030 en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

Los esfuerzos de la Comisión Europea y de los Estados miembros por diversificarse de los combustibles fósiles rusos se tradujeron la semana pasada en la firma de un Memorándum de Entendimiento con Egipto e Israel para la exportación de GNL desde el Mediterráneo oriental.

"Acordamos una declaración conjunta con Noruega para intensificar nuestra cooperación con el fin de tener una asociación energética más profunda a largo plazo y trabajaremos para asegurar suministros de gas adicionales a corto y largo plazo, abordar los altos precios de la energía y cooperar en tecnologías de energía limpia", dijo el portavoz de la Comisión a CNBC.

"También estamos colaborando con otros proveedores de energía alternativa, como Estados Unidos, Qatar y Azerbaiyán, por poner algunos ejemplos".

Las implicaciones para Europa

De entrada, puede haber importantes implicaciones de costos para Europa al buscar alejarse de los suministros rusos y buscarlos en otros lugares.

La Unión Europea pagaría en promedio más por el petróleo y gas no procedentes de Rusia, mucho más que sus pares, mientras que los países asiáticos aprovecharán de comprar más petróleo ruso a precios con grandes descuentos.

También el GNL importado por Europa desde Estados Unidos costará más que el precio pagado por los consumidores estadounidenses debido a los costos de transporte y licuefacción/regasificación.

Todo esto podría golpear duramente a la economía europea, en un momento en el que ya tiene dificultades, dadas las llamadas "sanciones eternas" a Rusia, mientras la guerra se prolonga.

Otro posible escollo para la economía de la región es la posibilidad de un embargo total del suministro de gas ruso. Es algo que ya preocupa a los responsables políticos europeos.

En una nota de investigación publicada el martes, Takahide Kiuchi, economista del Instituto de Investigación Nomura, destacó que "si la situación se agrava en el futuro, es totalmente posible que la UE llegue a prohibir la importación de gas natural ruso".

"Ahora que el G7 ha decidido prohibir las importaciones de petróleo ruso, es probable que Rusia amplíe el alcance de su corte de gas natural a otras naciones de la UE como medida de represalia", dijo Kiuchi.

"En ese caso, cabría incluso suponer que la UE intentará dar el primer paso y adelantarse a Rusia, declarando la prohibición de las importaciones de gas natural ruso".

Al incluir el gas natural en el ámbito de las sanciones de la UE, la economía de la zona euro podría sufrir una fuerte desaceleración, y la tasa de crecimiento de Alemania se volvería negativa.

En términos más generales, el Fondo Monetario Internacional ha indicado que la intensificación de las sanciones existentes contra Rusia por parte de los principales países industrializados podría provocar un aumento aún mayor de los precios de la energía, el deterioro de la confianza de las empresas y los hogares, y la perturbación de los mercados financieros.

El FMI prevé que esta secuencia de acontecimientos podría reducir su previsión de crecimiento mundial hasta en un 2%.

 

Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacérnoslo saber.

 

 

Te puede interesar: 

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref