Arabia Saudí reitera compromiso con China como su proveedor de petróleo más confiable - World Energy Trade

Arabia Saudí reitera compromiso con China como su proveedor de petróleo más confiable

Arabia Saudí reitera compromiso con China como su proveedor de petróleo más confiable

El cambio estratégico marca efectivamente el final del acuerdo central de 1945 entre los EE.UU. y Arabia Saudí

Asia

Arabia Saudí reiteró la semana pasada su compromiso con China como su socio y proveedor de petróleo crudo más confiable. Al parecer, el príncipe heredero Mohammed bin Salman ahora considera a EE.UU. como uno más de sus socios en un nuevo orden global.

En este nuevo orden, Arabia Saudí vería a China y sus aliados compartir la posición de liderazgo con Washington. El compromiso con China, más allá de proveer petróleo, incluye garantías más amplias de apoyo continuo en varias otras áreas.

Washington no debería estás sorprendido de que el príncipe heredero ahora los vea como un socio solo por sus consideraciones de seguridad, sin ningún quid pro quo significativo por parte de Arabia Saudí, mientras que considera a China como su socio clave económicamente y a Rusia como su socio clave en asuntos energéticos.

En marzo del año pasado esto quedó suficientemente claro en el Foro anual de Desarrollo de China organizado en Beijing, cuando el director ejecutivo de Aramco, Amin Nasser, dijo: "Garantizar la seguridad continua de las necesidades energéticas de China sigue siendo nuestra máxima prioridad, no solo para los próximos cinco años, sino por los próximos 50 y más allá”.

EE.UU. está sorprendido por la transición de Arabia Saudí hacia China y lejos de Washington, lo que marca efectivamente el final del acuerdo central de 1945 que definió hasta hace muy poco tiempo las relaciones EE.UU.-Arabia Saudí.

Las preocupaciones de Washington se evidencian tambien en los comentarios de varios altos funcionarios estadounidenses en el momento del recorte de la OPEP, incluido el propio Biden, quien dijo que: “Va a haber algunas consecuencias por lo que han hecho,… no voy a entrar en lo que consideraría y lo que tengo en mente. Pero habrá, habrá consecuencias”.

Justo antes de los comentarios de Biden, John Kirby, el portavoz del consejo de seguridad nacional, se hizo eco de las dudas oficiales sobre el futuro de la relación de seguridad entre Estados Unidos y Arabia Saudí, ya que dijo que Biden creía que Estados Unidos debería "revisar la relación bilateral con Arabia Saudí y tomar una decisión".


Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.


Arabia Saudí fortalece la cooperación con China

Aparentemente sin importarle estas ramificaciones, Arabia Saudí declaró la semana pasada que, además de continuar en su papel como el socio preferido de China en el mercado petrolero, los dos países continuarían “estrechando la comunicación y fortaleciendo la cooperación para abordar los riesgos y desafíos emergentes”, según un comunicado conjunto del Ministro de Energía de Arabia Saudí, el Príncipe Abdulaziz bin Salman, y el Administrador Nacional de Energía de Beijing, Zhang Jianhua.

En el contexto petrolero, según datos de la Aduana china, Arabia Saudí entregó 1,76 millones de bpd en envíos a China durante el período de enero a agosto, lo que marca un aumento en su participación de mercado al 17,7% desde el 16,9% del año anterior.

Además, la semana pasada, los dos países se comprometieron a continuar las discusiones sobre el desarrollo de complejos petroquímicos y de refinación integrados conjuntos y a cooperar en el uso de la energía nuclear.

Aunque Arabia Saudí y China lo señalaron como 'el uso pacífico de la energía nuclear', la noticia justo antes de la Navidad de 2021 de que las agencias de inteligencia de EE.UU. habían descubierto que Arabia Saudí ahora está fabricando sus propios misiles balísticos con la ayuda de China, Los temores actuales de EE.UU. sobre cuál podría ser el final del juego de Beijing en la construcción de las capacidades nucleares de los estados clave en el Medio Oriente no logran aliviarse.

Esta última ronda de conversaciones y acuerdos se produce muy poco después de la firma de un memorando de entendimiento (MoU) de varios frentes entre la Arabian Oil Company, (Aramco) y China Petroleum & Chemical Corporation. (Sinopec), que puede considerarse como un paso crítico en la estrategia en curso de China para asegurar a Arabia Saudí como un estado cliente.

El propio presidente de Sinopec, Yu Baocai, dijo que “la firma del MoU introduce un nuevo capítulo de nuestra asociación en el Reino, las dos empresas se unirán para renovar la vitalidad y lograr nuevos avances en la Iniciativa Belt and Road y la Vision 2030 de Arabia Saudí”.

Crucialmente para los planes a largo plazo de China en Arabia Saudí, también cubre oportunidades para la construcción de un enorme centro de fabricación en King Salman Energy Park que implicará la presencia continua en Arabia Saudí de un número significativo de personal chino, no solo aquellos directamente relacionados con las actividades de petróleo, gas, petroquímica y otros hidrocarburos, sino también un pequeño ejército de personal de seguridad para garantizar la seguridad de las inversiones de China.

En ese momento, a principios de 2021, Aramco tenía una participación del 25% en la refinería Fujian de 280 000 bpd en el sur de China a través de una empresa conjunta con Sinopec (y la estadounidense ExxonMobil) y también había acordado anteriormente (en 2018) comprar una participación del 9% en la refinería ZPC de 800.000 bpd en Rongsheng, China.

Varios otros proyectos conjuntos entre China y Arabia Saudí que se habían acordado en principio se retrasaron debido a una combinación de los efectos continuos de Covid-19, el abrumador calendario de pago de dividendos de Aramco y la preocupación de ambos países, especialmente China, sobre cómo podría reaccionar Washington. a esta clara amenaza a los propios intereses de largo plazo de los EE.UU. y a la relación geopolítica con Arabia Saudí.

Justo antes de esto, en junio, el vicepresidente senior del sector downstream de Saudi Aramco, Mohammed Y. Al Qahtani, anunció la creación de una "ventanilla única" proporcionada por su empresa en Shandong, China. “La actual crisis energética, por ejemplo, es un resultado directo de los frágiles planes de transición internacional que han ignorado arbitrariamente la seguridad energética y la asequibilidad para todos”, dijo.

“El mundo necesita un pensamiento claro sobre estos temas. Es por eso que admiramos mucho el 14º Plan Quinquenal de China por priorizar la seguridad y estabilidad energética, reconociendo su papel crucial en el desarrollo económico”, agregó.

El megaproyecto en Shandong, que alberga alrededor del 26% de la capacidad de refinación de China y es un destino clave para las exportaciones de petróleo crudo de Saudi Aramco, involucrará ampliamente al gigante saudí de petróleo y gas, creando “lazos más fuertes con el exportador de petróleo más grande del mundo, que mejoraría la seguridad energética de China, especialmente mientras trabajamos para aumentar nuestra capacidad de producción a 13 millones de barriles por día”, según Al Qahtani.

Aparte del hecho de que Arabia Saudí todavía no puede producir cerca de 13 millones de barriles por día de petróleo crudo, una cooperación más estrecha entre Aramco y China significará que Arabia Saudí invierta fuertemente en la construcción de un gran negocio integrado downstream en todo el país en conjunto con sus socios chinos.


Síguenos en nuestro canal de YouTube, subimos contenido a diario.


Arabia Saudí se aleja del dólar estadounidense

Dada la transición de Arabia Saudí lejos de los EE.UU. y hacia China, también hay muchas razones para esperar que Riad continúe respaldando los esfuerzos de China para socavar el poder del dólar estadounidense en los mercados mundiales de energía.

Arabia Saudí no solo es ahora un impulsor principal en el avance del Acuerdo de Libre Comercio (TLC) entre China y el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo clave es forjar una "cooperación estratégica más profunda en una región donde el dominio de EE.UU. muestra signos de retirada", sino también el Reino es ahora un principal defensor de alejarse de la hegemonía del dólar estadounidense en la fijación de precios del petróleo y el gas a nivel mundial.

Justo después de que China hizo una oferta crucial para comprar de forma privada la participación total del 5% en Saudi Aramco que originalmente quería poner en circulación, pero no pudo atraer a los inversores occidentales para que compraran, el entonces viceministro saudí de Economía y Planificación, Mohammed al-Tuwaijri, dijo en una conferencia entre Arabia Saudí y China en Jeddah que: “Estaremos muy dispuestos a considerar la financiación en renminbi y otros productos chinos”.

Agregó: "China es, con mucho, uno de los principales mercados para diversificar la financiación... y también accederemos a otros mercados técnicos en términos de oportunidades de financiación únicas, colocaciones privadas, bonos panda y otros".

Además, informes recientes indican que las conversaciones de larga data entre Arabia Saudí y China para que Arabia Saudí fije el precio y reciba pagos por algunas de sus ventas de petróleo en renminbi chino en lugar de en dólares estadounidenses se han intensificado en los últimos meses.

 

Añade a nuestra página World Energy Trade a tu feed de Google News AQUÍ

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacérnoslo saber.

 

 

 

Te puede interesar: 

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref
 
Visita MediaKit