¿Qué está en juego para los mercados energéticos en la carrera presidencial de los Estados Unidos? - World Energy Trade

¿Qué está en juego para los mercados energéticos en la carrera presidencial de los Estados Unidos?

Las apuestas son altas en el sector de energía y commodities en los Estados Unidos

Las apuestas son altas en el sector de energía y commodities en los Estados Unidos

América
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hay mucho en juego en los sectores de energía y materias primas de EE.UU., por un lado, el presidente Donald Trump defiende los abundantes recursos de combustibles fósiles del país, mientras que el candidato demócrata ha pedido un giro rápido hacia las energías limpias.

En el caso del petróleo, el gas natural, los productos petroquímicos y los metales, la política comercial también ocupa un lugar preponderante en las elecciones, después de que las políticas comerciales de Trump reformaron los flujos comerciales de los commodities.

El ganador de las elecciones presidenciales controlará las regulaciones que podrían obstaculizar o acelerar el crecimiento en los sectores y mercados energéticos y ayudar a la inversión directa.

A continuación, los sectores y mercados energéticos prioritarios y como pudieran ser eventualmente abordados por cada administración una vez que uno de los candidatos llegue a la Casa Blanca.

GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA

Políticas energéticas de Obama y Trump, ¿Cómo sería con Biden?
POLÍTICA
Políticas energéticas de Obama y Trump, ¿Cómo sería con Biden?

En EE.UU. se generan aproximadamente 4.12 billones de kWh de electricidad en instalaciones de generación a escala de servicios públicos. Aproximadamente el 63% de esta generación de electricidad proviene de combustibles fósiles: carbón, gas natural, petróleo y otros gases. Aproximadamente el 20% provenía de la energía nuclear y el 17% de fuentes de energía renovables.

Biden ha propuesto un plan agresivo para impulsar la energía limpia y reducir las emisiones para combatir el calentamiento global, mientras que Trump presta poca atención al tema en su agenda de "dominio energético" que enfatiza la generación de combustibles fósiles.

Administración Biden

  • En caso de resultar electo, bajo la presidencia de Biden, los desarrolladores de energía verde podrían expandir la participación de mercado si los impactos climáticos se mantienen con una gran ponderación.
  • El plan climático de Biden a cuatro años y US$ 2 billones, exige electricidad libre de carbono para 2035 y hace que las inversiones en infraestructura y energía limpia sean fundamentales para un paquete de recuperación económica.
  • La posición de Biden parece dejar espacio para la generación a gas, pero busca acelerar el retiro de las plantas de combustibles fósiles.

Administración Trump

  • La agenda de Trump se centra en modificaciones regulatorias destinadas a lograr la independencia energética. Sus partidarios dan crédito a los retrocesos del primer período por mantener bajos los precios de la energía y abstenerse de nuevas regulaciones para acelerar el retiro de las plantas de carbón de bajo costo.
  • Las prioridades centrales de Trump mencionan las mejoras de la infraestructura y el refuerzo de las defensas de la ciberseguridad.

ENERGÍA NUCLEAR

Ambos candidatos apoyan los reactores nucleares existentes y avanzados, así como las exportaciones de tecnología nuclear.

Administración Biden

  • Biden crearía una Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada sobre el Clima dentro del Departamento de Energía de los EE.UU. para facilitar la rápida comercialización de tecnologías como la energía nuclear avanzada para lograr una generación de electricidad neta cero para 2035.
  • Una administración de Biden no apoyaría la extracción de uranio por razones de justicia ambiental.

Administración Trump

  • La administración Trump ha buscado revitalizar la industria del ciclo del combustible nuclear de Estados Unidos, incluida la producción, conversión y enriquecimiento de uranio, y ampliar el acceso a los depósitos de uranio en tierras federales.

CARBÓN

La posición competitiva del carbón se vería severamente desafiada bajo cualquiera de las dos administraciones, aunque las elecciones podrían determinar si se restablecen las regulaciones estrictas sobre minas y plantas de energía.

Administración Biden

  • Biden ha dicho que no se construiría una nueva planta de carbón bajo su administración, pero no se ha construido una gran planta de carbón desde 2013 y actualmente no hay planes para ninguna nueva. Según los datos de S&P Global Market Intelligence, se retiraron casi 85 GW de capacidad de carbón entre 2008 y 2019, mientras que se planea retirar otros 25 GW para 2025.
  • Biden también podría implementar una moratoria sobre nuevos arrendamientos de carbón en terrenos federales, similar a una prohibición de la era Obama. Más del 40% de la producción de carbón de EE.UU., o alrededor de 303 millones de toneladas cortas, se produjeron en terrenos federales en 2019, según datos de la EIA.

Administración Trump

  • Trump prometió recuperar los empleos del carbón, y aunque el empleo en el sector del carbón aumentó a un promedio de 53,150 en 2019, frente a 52,360 en 2016, todavía estaba casi un 40% por debajo de los niveles de 2008, según datos de la Administración de Salud y Seguridad en Minas.
  • La administración levantó la moratoria sobre los nuevos arrendamientos federales de carbón en 2017 y revocó varias regulaciones sobre plantas de energía y minas de carbón, pero los vientos en contra continúan debido a los bajos precios del gas y los esfuerzos de las empresas de servicios públicos por convertirse a las renovables.

PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO Y GAS

El próximo mandato presidencial supervisará las políticas energéticas mientras los productores de petróleo y gas de Estados Unidos intentan recuperarse de la caída de los precios y la demanda como resultado de la pandemia, además de hacer frente a los crecientes pedidos de una transición energética.

Administración Biden

  • Biden ha propuesto detener los nuevos permisos de perforación en tierras y aguas federales, lo que pone en riesgo 1.1 millones de bpd de producción de petróleo y 3.7 billones de pies cúbicos por dia (Bcf / d) de producción de gas para 2025.
  • Según Platts Analytics, una prohibición federal total de las perforaciones reduciría la producción de petróleo en 1.6 millones de bpd. Los controles de emisiones más estrictos también desplazarían a los productores marginales. Aproximadamente 750.000 bpd y 9 Bcf / d de producción en los EE.UU. provienen de pozos de baja producción, potencialmente más vulnerables a los costos de las mayores regulaciones.

Administración Trump

  • Se espera que Trump continúe con el impulso de desregulación que comenzó en su primer mandato, aunque el aumento del petróleo y el gas durante su primer mandato fue principalmente el resultado del fin de 2015 de las restricciones a la exportación de crudo y la apertura de varias instalaciones de exportación de GNL.

INFRAESTRUCTURA DE PETRÓLEO Y GAS

Los oleoductos y gasoductos ya enfrentan desafíos incesantes por litigios ambientales, pero las elecciones de 2020 podrían agregar obstáculos.

Administración Biden

  • Bajo Biden, es probable que se establezca una barra más alta para los permisos de infraestructura de petróleo y gas, con mayor peso a los impactos ambientales, incluido el cambio climático. Algunos proyectos podrían ser rechazados por esos motivos, mientras que otros podrían enfrentar inconvenientes posteriores a la autorización.

Administración Trump

  • Trump ha impulsado políticas destinadas a simplificar los permisos con resultados mixtos. Las perspectivas de una construcción importante durante un segundo mandato se verifican al final del ciclo de auge de los oleoductos y gasoductos, así como la ferviente oposición y los litigios de los ambientalistas y los estados.

SANCIONES PETROLERAS

El enfoque del próximo presidente de Estados Unidos hacia los productores de la OPEP, Irán y Venezuela, podría tener el mayor impacto global en el suministro de petróleo.

Administración Biden

  • Se espera que Biden busque un regreso rápido al acuerdo nuclear de Irán, que podría devolver 1.5 millones de bpd dentro de un año. Se considera que Biden es más probable que otorgue alivio a las sanciones de Venezuela por motivos humanitarios.

Administración Trump

  • Durante el mandato de Trump, las sanciones de Estados Unidos a Irán y Venezuela redujeron el suministro de petróleo en 3 millones de bpd. Se espera que Trump mantenga la aplicación estricta, aunque Irán puede intentar establecer conversaciones directas.

COMERCIO DE PETRÓLEO

El foco del comercio de crudo internacionalmente para EE.UU. ha estado centrado en China, nación con la cual ha habido un deterioro considerable de las relaciones a causa de la guerra comercial.

Administración Trump

  • Con Trump, las tensiones con Pekín se han disparado hasta el punto de que algunos analistas esperan una ruptura de los lazos entre Estados Unidos y China, lo que podría tener impactos comerciales masivos.
  • China fue vista como la principal salida para el crecimiento de las exportaciones de crudo de Estados Unidos, pero las tensiones comerciales han limitado esos flujos, y China no está en camino de cumplir con sus compromisos de la Fase 1 para las compras de energía de Estados Unidos.

Administración Biden

  • Si bien se espera que Biden baje el tono de la retórica contra China, los analistas no esperan un calentamiento importante de las relaciones que pueda llevar a un reavivar las tensiones comerciales.

GNL

Es poco probable que las políticas que respaldan las exportaciones de GNL cambien con cualquiera de los resultados de las elecciones, aunque la política comercial sigue siendo una incógnita clave.

Administración Trump

  • La administración Trump ha promovido el GNL y ha permitido terminales adicionales, pero solo una ha llegado a una decisión final de inversión (FID). Si bien las fuerzas del mercado jugaron un papel importante, el conflicto comercial de Trump con China también inhibió los contratos a largo plazo que respaldan a estas decisiones de inversión.

Administración Biden

  • Biden ha dicho poco sobre el GNL, pero históricamente ha adoptado una visión holística del papel del gas en la política estadounidense, incluido su potencial para desplazar al carbón en los mercados extranjeros y su papel en la diplomacia.
  • Una pregunta clave es si Biden comenzaría a deshacer los aranceles del 25% que enfrían esos contratos con compradores en China, un importante mercado en crecimiento para el GNL.
  • Una regulación más estricta del metano bajo Biden podría aumentar los costos de producción, pero ayudaría a mejorar la imagen del gas como un recurso limpio, particularmente ahora que EE.UU. busca comercializar GNL en Europa y Asia.

PETROQUÍMICOS

El resultado de las elecciones es significativo para los productores de productos químicos en Estados Unidos y China porque la guerra comercial entre los dos países ha agregado costos a los flujos de miles de millones en materias primas y productos elaborados.

Las exportaciones estadounidenses de polietileno (PE) a China cayeron un 47% a 219.295 toneladas métricas (tm) en 2019, el primer año completo de aranceles vigentes, según datos de la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU.

Administración Trump

  • Bajo Trump, la mayoría de los aranceles que afectan el comercio petroquímico impuestos en agosto de 2018 se mantienen en un 25%. Los aranceles de represalia de China se dirigen principalmente a materias primas, como el PE, una resina que se utiliza para fabricar los plásticos más utilizados en el mundo, desde bolsas de supermercado y botellas de champú hasta cubos y jarras de leche.

Administración Biden

  • Biden ha calificado la guerra comercial como autodestructiva, pero eso puede no significar que se levanten los aranceles. La campaña de Biden ha dicho que su administración volvería a evaluar los aranceles sin comprometerse a levantarlos.

METALES

Las siderúrgicas estadounidenses esperan que el apoyo bipartidista para la industria continúe independientemente del resultado de las elecciones; sin embargo, un cambio en la administración podría traer revisiones a los aranceles sobre el acero y el aluminio bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962.

Administración Biden

  • Biden se ha comprometido a revisar los aranceles establecidos por Trump en marzo de 2018. Y se ha comprometido a reclutar a los aliados internacionales de Estados Unidos para abordar colectivamente las prácticas desleales a fin de garantizar el comercio justo de acero, aluminio y otros productos.

Administración Trump

  • Se espera que Trump continúe con férrea política arancelaria en contra de las importaciones de acero.
  • Desde que Trump implementó un arancel del 25% sobre el acero importado, los volúmenes de importación de acero de EE.UU. han disminuido. Los volúmenes de importación de acero de EE.UU. cayeron un 17% en 2019 a 27.9 millones de toneladas cortas, y las importaciones representaron el 19% del mercado de importación de acero acabado, según el AISI.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: