Chile está a un paso de nacionalizar la industria del cobre y el litio - World Energy Trade

Chile está a un paso de nacionalizar la industria del cobre y el litio

Chile está a un paso de nacionalizar la industria del cobre y el litio

Dada la globalización, es de esperar que las empresas afectadas recurran a los tratados para defender sus intereses.

América

La asamblea constituyente de Chile, encargada de redactar la nueva Constitución del país, aprobó el sábado una propuesta inicial que abre la puerta a la nacionalización de algunas de las mayores minas de cobre y litio del mundo.

La comisión de medio ambiente, que se reunió el fin de semana por primera vez desde su creación, presentó una moción para la nacionalización de los minerales. El plazo para cerrar las propuestas ya está próximo, ésta recibió 13 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones.

La moción, considerada por los analistas como un ataque directo a los intereses privados dado que el Estado chileno ya es propietario de los derechos mineros subyacentes, da al gobierno un año para nacionalizar las empresas.

La propuesta, dirigida principalmente a la minería a gran escala de cobre, litio y oro, aún debe ser aprobada por dos tercios del pleno para formar parte de la nueva carta magna de Chile, que se someterá a un referéndum nacional a finales de este año.

Estas compañías, que trabajan con minerales metálicos y no metálicos, así como con hidrocarburos, probablemente no recibirían una indemnización por perder sus derechos mineros. El contralor lo determinaría en base al valor contable de las empresas, pagado en un máximo de 30 años, dice la propuesta.

El texto también establece que las operaciones y los proyectos iniciados antes de 1993 tendrían que someterse a una evaluación ambiental en un plazo de tres años. Las concesiones en zonas excluidas, como las cercanas a los glaciares y en tierras indígenas, serían revocadas.

La Comisión de Medio Ambiente, formada por jóvenes activistas, votó un primer borrador de esta moción a principios de febrero, lo que provocó una reacción inmediata, incluso por parte de las propias autoridades chilenas.

Diego Hernández, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, que representa a las empresas del sector, calificó la idea de "barbaridad" y "con claros y evidentes errores legales".

El veterano minero de centro-izquierda ha dicho que la medida apunta tanto a las empresas como a los recursos, lo que tendría un gran impacto económico y legal en Chile.

"Dada la globalización del mundo, es de esperar que las empresas afectadas recurran a los tratados para defender sus legítimos intereses", ha dicho Hernández.

¿Un regreso al pasado?

El político socialista Sergio Bitar, que fue ministro de Minas bajo el gobierno depuesto del izquierdista Salvador Allende en 1973, se ha referido a la iniciativa como "un delirante retorno al pasado".

Chile aprobó en 1967 una ley que exigía que las empresas fueran propiedad de nacionales en al menos un 51%. Cuatro años más tarde, el Estado compró el 49% restante de las acciones y las empresas fueron completamente nacionalizadas.

"Recuerdo todos los problemas que tuvimos al tratar de vender el cobre fuera del círculo empresarial, recuerdo cuando el Congreso votó no pagar ninguna indemnización a las empresas por los activos y el lucro cesante, que es lo que estoy escuchando ahora", dijo Bitar en una entrevista con MercoPress.

"Una cosa son los sueños, las ilusiones", dijo el veterano político, "y la otra es la realidad, que muestra lo dependiente que es Chile de las potencias mundiales. "Por ejemplo China ahora compra un tercio del cobre chileno, entonces ¿cuál será nuestra estrategia con las mineras nacionalizadas? ¿Bajar las exportaciones?", señaló.

Regalías más altas

Chile, el mayor productor mundial de cobre y sede de las dos mayores mineras de litio, está reescribiendo su Constitución para reemplazar una centrada en el mercado que data de la dictadura militar del general Augusto Pinochet.

La nación produjo 5,6 millones de toneladas de cobre en 2021, alrededor del 25% del total generado en el mundo, y tiene una cartera de casi 70.000 millones de dólares en posibles proyectos mineros para esta década, gran parte de los cuales nunca se materializarían si el país nacionalizara sus recursos.

Los políticos de la primera nación productora de cobre del mundo también están afinando un nuevo proyecto de ley sobre el canon minero, que elevará las tarifas de las empresas en función de las ventas brutas y la rentabilidad.

"Estimamos que, si se aprueban los nuevos impuestos, las empresas mineras de cobre chilenas podrían ver aumentar sus tasas impositivas hasta un 80% y los márgenes de beneficio caer más de un 50% a los precios actuales del cobre", dijo la Consultora FTI en su último informe.

Los analistas creen que Chile podría convertirse en la nación con la mayor carga impositiva sobre la minería del cobre, lo que obligaría a las empresas a revisar la viabilidad de sus inversiones actuales y futuras.

 

 

Te puede interesar:  

  

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref
 
Visita MediaKit