Un nuevo estudio cuestiona duramente el GNL como combustible puente en la descarbonización - World Energy Trade

Un nuevo estudio cuestiona duramente el GNL como combustible puente en la descarbonización

Un nuevo estudio cuestiona duramente el GNL como combustible puente en la descarbonización

Un importante número de científicos afirman que el gas licuado es en realidad, al menos un 24% peor para el clima que el carbón.

Investigación, Desarrollo e Innovación

Estudios recientes y cartas científicas sostienen que el GNL puede no ser tan limpio como se pensaba, siendo potencialmente peor para el clima que el carbón si se tiene en cuenta el ciclo de vida completo de su producción y las emisiones de metano.

Durante años, la industria petrolera ha tratado de impulsar el gas natural licuado como fuente de energía limpia, o al menos más limpia que otros combustibles fósiles, promocionando su papel como peldaño o «combustible puente» entre los combustibles con mayores emisiones y la energía limpia en la transición hacia la descarbonización. Pero investigaciones recientes demuestran que el GNL no siempre es más limpio que el carbón, el combustible fósil más sucio.

El debate sobre si el GNL es en realidad una alternativa más limpia a otros combustibles fósiles se ha reavivado en los últimos meses, cuando la administración Biden ha anunciado que pausará la aprobación de nuevas licencias para exportar gas natural licuado.

El viernes pasado, el presidente Joe Biden anunció que durante esta congelación el Departamento de Energía de Estados Unidos revisará y evaluará si las considerables exportaciones de GNL del país están «socavando la seguridad energética nacional, aumentando los costos para los consumidores y dañando el medio ambiente».

Esta pausa tendrá amplias implicaciones para los mercados energéticos mundiales, ya que Estados Unidos era el mayor exportador de gas natural licuado del mundo en 2023. Según los datos de LSEG, las exportaciones de todo el año de EE.UU. aumentaron un 14,7% a 88,9 millones de toneladas métricas (MT), pero desde 77,5 millones de toneladas métricas en 2022.


Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.


La decisión de la administración Biden de suspender las nuevas autorizaciones está causando sensación en los mercados energéticos mundiales, pero también ha provocado un importante resurgimiento del debate sobre el gas natural en los círculos científicos.

Ahora sabemos que el gas natural es mucho más perjudicial para el medio ambiente de lo que se pensaba en un principio, pero existe un desacuerdo generalizado sobre hasta qué punto y si la pausa en las exportaciones es realmente la medida correcta para el medio ambiente.

En diciembre de 2023, 170 científicos del clima firmaron una carta en la que pedían al presidente Joe Biden que rechazara todos los planes de construir más terminales de exportación de GNL en el futuro, y especialmente a lo largo del Golfo de México.

Su argumento se basaba en la conclusión de que, en marcado contraste con la narrativa dominante sobre la transición energética, el gas licuado es en realidad «al menos un 24% peor para el clima que el carbón». Esta cifra procede de un estudio de próxima publicación de la Universidad de Cornell.

La cuestión no es realmente el consumo de gas natural en sí, sino las emisiones asociadas al ciclo de vida de la producción de gas natural licuado. La cifra de la Universidad de Cornell se basa en las emisiones de dióxido de carbono resultantes del proceso de licuefacción, que requiere enfriar el gas natural a temperaturas extremadamente bajas, un proceso que consume mucha energía.

Otro problema importante es el metano que se libera durante la extracción del gas natural. El metano es un gas de efecto invernadero muy potente. Aunque se descompone mucho más rápidamente en la atmósfera que el dióxido de carbono, es 80 veces más potente en el calentamiento que el CO2 en un periodo de 20 años.

Y los estudios revisados por expertos indican cada vez más que el gas natural produce mucho más metano a lo largo de su ciclo de vida de lo que se pensaba.

Pero otros expertos sostienen que estas cifras, aunque revisadas por expertos, están políticamente motivadas y las cifras están infladas o sesgadas para contar una historia determinada que no es necesariamente coherente con la realidad.


Síguenos en nuestro canal de YouTube, subimos contenido a diario.


«Es muy frustrante enfrentarse a afirmaciones de este tipo, porque hablamos de ciencia consolidada», afirma Dan Byers, vicepresidente de política de la Cámara de Comercio de EE.UU., donde trabaja en temas medioambientales, en un reciente reportaje de Scientific American.

«La idea de que el GNL y el gas natural reducen las emisiones al desplazar al carbón está totalmente asentada. Así que parece como si tuviéramos una situación de tierra plana con estas afirmaciones».

Un reciente artículo de opinión en el Wall Street Journal llega a afirmar que la nueva pausa en las exportaciones de GNL de la administración Biden perjudicará al medio ambiente más de lo que lo ayuda.

Chris Barnard, presidente de la American Conservation Coalition, afirma que, si Estados Unidos deja de satisfacer la demanda mundial de energía, otras potencias energéticas, como Rusia y China, estarán encantadas de ocupar su lugar.

Según él, el resultado será un panorama geopolítico más volátil, así como un aumento de las fuentes de energía intensivas en carbono en el mercado.

Como de costumbre, la verdad se encuentra probablemente en algún punto intermedio. Pero lo único cierto es que, independientemente de si el carbón o el GNL son más limpios, la construcción de energía limpia siempre será la más limpia. Por supuesto, el GNL seguirá desempeñando un papel en la estabilización y, sí, en la transición energética. Pero cuanto antes nos alejemos de él, mejor.

 

Añade a nuestra página World Energy Trade a tu feed de Google News AQUÍ

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / +1 786-448-7655 para hacérnoslo saber.

 

 

 

Te puede interesar: 

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref