¿Podría la industria submarina alejarse del petróleo y el gas? - World Energy Trade

¿Podría la industria submarina alejarse del petróleo y el gas?

Las empresas Subsea se plantea sus oportunidades más allá del sector petrolero

Las empresas Subsea se plantea sus oportunidades más allá del sector petrolero

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las presiones externas e internas sobre la industria del petróleo y el gas han deteriorado las relaciones con el sector Subsea, los responsables de proporcionar el hardware crítico para las operaciones de petróleo y gas. Con nuevas oportunidades para las empresas submarinas fuera de sus inversiones tradicionales, consideramos el futuro de la relación entre el petróleo y el gas y los sectores submarinos.

Inspeccionarán tuberías submarinas mediante drones y tecnología digital
OIL & GAS
Inspeccionarán tuberías submarinas mediante drones y tecnología digital

A simple vista, la industria mundial del petróleo y el gas podría considerarse saludable, al menos desde el punto de vista de producción. La producción mundial de petróleo crudo ha pasado de poco más de 3.000 millones de toneladas en 1990 a 4.000 millones de toneladas en 2011, y desde entonces no ha caído por debajo de este punto de referencia. La demanda de petróleo nunca ha sido tan alta, especialmente en países como China, que vio aumentar la demanda de petróleo en 360.000 barriles por día sólo en 2016, el consumo medio diario de Filipinas, y esta es una tendencia que se espera continúe.

También hay un argumento ambiental que justifica el continuo aumento de la demanda de gas natural, ya que muchos países han pasado de las operaciones que funcionan con carbón a las que funcionan con gas natural debido a que su impacto ambiental es relativamente limitado. En consecuencia, observadores como SP Global y la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) han calificado este período como la "edad de oro del gas", sin que haya indicios de una desaceleración de la demanda o la producción mundial.

Sin embargo, estas dos industrias se enfrentan a un importante desafío, y uno dentro de sus sectores. La industria subsea, representada por las empresas que producen el equipo y la infraestructura que permite que muchas de estas operaciones de petróleo y gas funcionen, se ve cada vez más postergada por lo que algunos consideran un sector de petróleo y gas excesivamente exigente, que está presionando para obtener una mayor producción a un menor costo, hasta tal punto que podría considerarse insostenible desde el punto de vista financiero.

De hecho, a medida que el mundo se orienta hacia una combinación de energías más limpias, hay muchas nuevas oportunidades para el sector submarino. El National Subsea Research Initiative (NSRI) descubrió que se espera que el gasto en energía eólica marina alcance unos 276.000 millones de dólares, mientras que los alimentos procedentes de los océanos del mundo podrían valer 1.000 millones de dólares más, dos industrias emergentes en las que el sector submarino tiene la experiencia y los conocimientos técnicos necesarios para dar un salto cualitativo, lo que aumenta las posibilidades de que los sectores submarino y del petróleo y el gas se separen en el futuro.

Estrés interno y presión externa

Detrás de esta preocupación de la industria submarina están los desafíos que ha enfrentado el sector del petróleo y el gas en general, y que socavan los grandes avances logrados en las últimas décadas. El derrumbe del precio del petróleo en 2014, que hizo que el precio del crudo Brent se desplomara de 115 dólares por barril en junio de 2014 a 49 dólares por barril seis meses más tarde, no sólo sacudió los mercados mundiales del petróleo y el gas, sino que alentó nuevas innovaciones en el sector, como el proceso de fracturación, que amenazan la relación existente entre las grandes empresas de petróleo y gas y la industria submarina.

"Con el bajo número de pedidos "árboles de Navidad" submarinos, un barómetro clave de la salud de la industria, está claro que el año 2020 será uno de los peores de nuestra historia", dijo Neil Gordon, director ejecutivo de Subsea UK.

Estos "árboles de Navidad", estructuras que comprenden válvulas y tuberías que permiten a los operadores probar, dar servicio y regular el flujo de petróleo producido, son una parte integral de la industria submarina, y una caída en el volumen de ventas es preocupante, al menos a corto plazo.

"Sin embargo, las indicaciones de Rystad Energy apuntan a un aumento de los pedidos de árboles de Navidad en 2021 y a una recuperación relativamente rápida hacia finales del próximo año", dijo Gordon.

"Pero habrá un inevitable retraso a medida que los proyectos se filtren, llevando a una contratación de la cadena de suministro. Una cadena de suministro debilitada es la mayor amenaza, y potencialmente la más a largo plazo, a la que nos enfrentamos." siguió explicando Gordon.

 

Noticia tomada de: Offshore Technology / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: