Los 6 efectos más impactantes del COVID-19 en el mundo del petróleo y gas - World Energy Trade

Los 6 efectos más impactantes del COVID-19 en el mundo del petróleo y gas

Son múltiples las aristas que se pueden analizar respecto a la nueva realidad mundial en la época post-pandemia

Son múltiples las aristas que se pueden analizar respecto a la nueva realidad mundial en la época post-pandemia

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La economía mundial sufrirá los efectos de esta pandemia durante años y es poco realista pensar que habrá una rápida recuperación. Tenemos en puertas una recesión económica global cuyo efecto inmediato sería la caída abrupta de los requerimientos energéticos. 

A continuación los que seguramente son las áreas más vulnerables, las más sensibles ante las secuelas del virus. 

1. Demanda de combustible para vehículos 

La demanda total mundial de combustibles para vehículos disminuirá en un 9.4% interanual, o su equivalente de 4.5 millones de bpd.

OIL & GAS
Perforadores verán cancelaciones de contratos de hasta US$ 3 mil millones

Esta cifra seguramente continuará en variación, como se evidencia en un informe de Rystad Energy, en el cual, la primera semana de abril se esperaba que la disminución de demanda del combustible para vehículos fuese de solo un 5.6%. 

Se estima que la demanda de combustible para vehículos en 2019 alcanzó los 47.7 millones de bpd. Ahora vemos que alcanza solo alrededor de 43.2 millones de bpd en 2020. 

La mayor parte de esta reducción entrará en vigencia en abril, lo que hará que la demanda de combustible para vehículos se limite a solo 32 millones de bpd a nivel mundial, frente a los 47.7 millones de bpd del año anterior, una caída del 33%.   

La demanda de combustible para vehículos de mayo ahora se estima en 38.2 millones de bpd desde los 47.6 millones de bpd del año pasado, una disminución de casi un 20%. 

2. Caída abrupta de la demanda de Jet fuel

Entre los diversos sectores de combustibles, el caso particular del combustible para aviones o Jet Fuel es el más afectado. El tráfico aéreo comercial global se estima ha disminuido en al menos un 23% este año en comparación con los niveles observados en 2019, esto representa una disminución alrededor de 99,700 vuelos por día.

OIL & GAS
Arabia Saudita inunda el mercado y envía 14 millones de barriles de crudo a EE.UU.

Muchas aerolíneas en dificultades ahora se enfrentan a fuertes recortes de costos, se han visto en la obligación de despedir a un número sin precedentes de empleados ya que muchas rutas no esenciales están cerradas. 

La proyección es que el que el auge habitual de viajes aéreos de verano no ocurrirá en absoluto este año.  

La demanda global de combustible para aviones se estima que caerá un 31% interanual, o al menos 2.2 millones de bpd. La demanda del año pasado de combustible para aviones fue de alrededor de 7.2 millones de bpd. 

La demanda de combustible para aviones en abril será tan baja como 2.6 millones de bpd y en mayo 2.4 millones de bpd. 

3. Consumo global de petróleo 

El pronóstico más reciente para la demanda de petróleo ahora proyecta una disminución del 9.4% para 2020, o 9.4 millones de barriles por día (bpd) interanual.  

Las estimaciones muestran que la demanda total de petróleo en 2019 fue de aproximadamente 99.9 millones de bpd, que ahora se proyecta que disminuirá a 90.5 millones de bpd en 2020. Para poner el número en contexto, la semana pasada las proyecciones indicaban una disminución de 6.4 millones de bpd. 

En este momento, se espera que el mes de abril tenga el mayor impacto, con una demanda de petróleo estimada en 72.6 millones de bpd, que cae 27.5 millones de bpd interanual, una caída del 27,5%.  

Del mismo modo, se espera que la demanda de mayo caiga un 19%, o 19.1 millones de bpd a 79,9 millones de bpd.

 Impacto en la demanda de petróleo a consecuencia del COVID-19

Figura 1. Impacto en la demanda de petróleo a consecuencia del COVID-19

4. La demanda regional de petróleo y combustibles 

América del norte: El pronóstico para 2020 es que disminuirá en 2.3 millones de bpd a 22.6 millones de bpd, una disminución del 9.2% respecto de los 24.9 millones de bpd de 2019. 

  • En abril habrá una disminución del 30%, en la demanda de petróleo con una caída desde los 24.6 millones de bpd a 17.2 millones de bpd.  
  • En mayo habrá una disminución del 21.5%, con una caída de la demanda de 24.6 millones de bpd a 19.3 millones de bpd. 
  • La demanda de combustible para vehículos en 2020 caerá en 1.3 millones de bpd, una disminución del 9.6% a 12.2 millones de bpd respecto de los 13.5 millones de bpd del año pasado.  
  • En abril habrá una disminución del 37%, con una caída de la demanda de 13.5 millones de bpd a 8.5 millones de bpd.  
  • En mayo habrá una disminución del 21.3%, con una caída de la demanda de 13.6 millones de bpd a 10.7 millones de bpd. 

Europa: El pronóstico de la demanda total de petróleo para 2020 caerá en 2.3 millones de bpd a 12.7 millones de bpd, una disminución del 11.2% de los 14.3 millones de bpd de 2019.  

  • En abril habrá una disminución del 33%, con una caída de la demanda de 14.5 millones de bpd a 9.7 millones de bpd.  
  • En mayo habrá una disminución del 25%, con una caída de la demanda de 14 millones de bpd a 10.5 millones de bpd. 
  • La demanda de combustible caerá en 0.7 millones de bpd, una disminución del 9.9% a 6.4 millones de bpd de los 7.1 millones de bpd del año pasado.  
  • En abril habrá una disminución del 35%, con una caída de la demanda de 7.2 millones de bpd a 4.7 millones de bpd.  
  • En mayo habrá una disminución del 21,7%, con una caída de la demanda de 6,9 millones de bpd a 5,4 millones de bpd. 

China: El pronóstico de la demanda total de petróleo para 2020 en China caerá en 1 millón de bpd a 12.7 millones de bpd, una disminución de 7.3% de los 13.7 millones de bpd de 2019.  

  • En abril habrá una disminución del 13.8%, con una caída de la demanda de 14.5 millones de bpd a 12.5 millones de bpd. 
  • En mayo habrá una disminución del 11%, con una caída de la demanda de 14,2 millones de bpd a 12,7 millones de bpd. 
  • La demanda de combustible para vehículos en 2020 caerá en 0.3 millones de bpd, una disminución del 5.7% a 5 millones de bpd desde los 5.3 millones de bpd del año pasado. 
  • En abril habrá una disminución del 4%, con una caída de la demanda de 5 millones de bpd a 4.8 millones de bpd. 
  • En mayo habrá una disminución del 10,7%, con una caída de la demanda de 5,6 millones de bpd a 5 millones de bpd. 
5. Gas natural y GNL 

Las proyecciones de los precios para 2021 y 2022 se han revisado a la baja debido a un menor crecimiento económico y que se mantendrá un amplio suministro de GNL. De acuerdo con esta nueva previsión, los precios indexados al petróleo para 2020 se estiman en US$ 7.45 por MMBtu, lo que representa una baja de 4%. 

OIL & GAS
Industria del petróleo y gas: ¿el fin de una era?

Se espera que el precio indexado al petróleo alcance su parte más baja de precios en 2021, cuando puede llegar a un nivel de US$ 5.68 por MMBtu, que es US$ 1.05 por MMBtu por debajo del pronóstico anterior, en términos porcentuales esto es menos 16%. 

Rystad Energy proyecta que por un periodo de tiempo prolongado, los precios de gas del Henry Hub en Estados Unidos se mantienen por debajo de US$ 2.5 por MMBtu, el promedio para 2020 se estima en US$ 1.94 por MMBtu y para 2021 un alza hasta los US$ 2.43 por MMBtu. 

Se espera que las condiciones fundamentales del mercado mundial permanezcan débiles hasta 2022, cuando los precios comiencen a fortalecerse significativamente a medida que el crecimiento de la demanda de GNL supere la capacidad de licuefacción debido a retrasos en la aprobación de proyectos. 

Gran parte de las pérdidas de demanda de 2020 provienen del limitado apetito por el GNL, con compradores reduciendo los pedidos motivado a que los precios bajos a veces hacen que el transporte marítimo sea antieconómico, todo en medio una marcada reducción de la actividad industrial y comercial, así como de un exceso de oferta. 

Como resultado de la menor demanda y los bajos precios, los exportadores han tenido que ajustar su producción de GNL, y Estados Unidos es uno de los países que verán el mayor impacto en las exportaciones de GNL.  

6. Cancelación de las principales exploraciones a nivel mundial 

Miles de millones de barriles de crudo pueden quedarse en el subsuelo a consecuencia de la decisión. 

Al menos nueve de los pozos de exploración planeados más importantes del mundo para 2020 corren el riesgo de ser suspendidos como resultado del efecto combinado sobre las actividades de petróleo y gas del Covid-19 y la guerra de precios del petróleo. 

Estos pozos, ubicados en Noruega, Brasil, Bahamas, Guyana, Estados Unidos, Gambia y Namibia, apuntarían a un total combinado de 7 mil millones de barriles de equivalentes de petróleo (boe). 

Las causas principales para la cancelación 

Los pozos que han sido identificados como candidatos para la suspensión están en riesgo debido a su viabilidad comercial bajo los niveles de precios actuales, paradas que afectan los suministros de componentes de equipos, la priorización de los operadores entre varios objetivos y limitaciones en los movimientos de la tripulación, entre otras razones. 

Dada la situación mundial imperante, está previsto que los volúmenes acumulados descubiertos para fin de año podrían ir incluso por debajo del nivel de 2016 de 8,900 millones de barriles de crudo equivalentes, que fue el más bajo de la década.

En primer trimestre de 2020 los exploradores solo han descubierto nuevos volúmenes de alrededor de 2.500 millones de boe. Los 22 descubrimientos se dividen en partes iguales entre las regiones onshore y offshore, y el gas representa poco más de la mitad de los volúmenes. Los volúmenes disminuyeron aproximadamente un 40% respecto al mismo período de 2019, y el número de descubrimientos casi se ha reducido a la mitad. 

 

Te puede interesar: El COVID-19 obstaculiza proyectos de petróleo y gas en economías emergentes