La industria del petróleo y el gas debe intensificar su contribución respecto al cambio climático - World Energy Trade

La industria del petróleo y el gas debe intensificar su contribución respecto al cambio climático

La tarea inmediata para toda la industria es reducir la huella ambiental de sus propias operaciones

La tarea inmediata para toda la industria es reducir la huella ambiental de sus propias operaciones

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las compañías de petróleo y gas se enfrentan a un desafío crítico a medida que el mundo transita hacia el uso de energía limpia. 

OIL & GAS
Los Emiratos Árabes Unidos tiene como estrategia alejarse de la industria del petróleo

Los combustibles fósiles impulsan los rendimientos a corto plazo de las empresas, pero no abordan los crecientes llamados para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que puede amenazar su aceptación social y rentabilidad a largo plazo. 

En el marco del Foro Económico Mundial (World Economic Forum - WEF) de Davos 2020, la Agencia Internacional de la Energía ha tenido una participación importante y publicó un estudio elaborado en cooperación con el WEF referente a la Industria del petróleo y gas y su rol en la transición energética. 

Sea cual sea el camino que siga el mundo en sus esfuerzos por limitar el aumento de las temperatura global, la intensificación de los impactos climáticos aumentará.

El aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero (Greenhouse Gases – GHG) en la atmósfera, la dinámica energética cambiante y las crecientes presiones sociales y ambientales representan enormes desafíos para la industria del petróleo y el gas. 

La industria petrolera requiere aceptación social para sus operaciones 

La industria del petróleo y el gas ahora necesita dejar claro lo que realmente significa para ella la transición a energía limpia y principalmente qué puede hacer para acelerar este cambio. 

Las denominada amenaza gemela (twin threats), referida a una pérdida de rentabilidad financiera y una pérdida de aceptabilidad social. Ya hay señales de ambos, ya sea en los mercados financieros o en la antipatía reflexiva hacia los combustibles fósiles que es cada vez más visible en el debate público, al menos en partes de Europa y América del Norte. Cualquiera de estas amenazas sería suficiente para cambiar fundamentalmente la relación de las compañías de petróleo y gas con las sociedades en las que operan. 

La industria del petróleo y el gas requiere la aceptación social de sus proyectos para poder construir y operar instalaciones. Las preocupaciones sociales y ambientales sobre los proyectos se han centrado tradicionalmente en los impactos locales, incluido el potencial de contaminación del aire, así como en la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas. En los últimos años, el aumento de las emisiones mundiales ha intensificado el escrutinio de la industria también por razones ambientales más amplias, especialmente en Europa y América del Norte. 

Si bien algunas compañías de petróleo y gas han tomado medidas para apoyar los esfuerzos para combatir el cambio climático, la industria en su conjunto podría desempeñar un papel mucho más importante a través de sus capacidades de ingeniería, recursos financieros y experiencia en gestión de proyectos, de acuerdo con el informe de la Agencia Internacional de Energía (IEA) sobre la industria del petróleo y el gas en las transiciones energéticas.

"La primera tarea inmediata para todas las partes de la industria es reducir la huella ambiental de sus propias operaciones", dijo el Dr. Fatih Birol, CEO de la IEA

Al día de hoy, alrededor del 15% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernaderos relacionados con la energía provienen del proceso de extraer petróleo y gas de la tierra y llevarlo a los consumidores. Una gran parte de estas emisiones se pueden reducir con relativa rapidez y facilidad. 

Las emisiones de metano tienen que ser detenidas 

La reducción de las fugas de metano a la atmósfera es la forma más importante y rentable para que la industria reduzca estas emisiones. Pero hay muchas otras oportunidades para reducir la intensidad de las emisiones de petróleo y gas suministrados mediante la eliminación de la quema rutinaria (flaring) y la integración de las energías renovables y la electricidad baja en carbono en nuevos desarrollos upstream y de GNL

 Figura 1. Usos del gas asociado al petróleo por región

Figura 1. Usos del gas asociado al petróleo por región

El metano es un importante GHG, mucho más potente que el CO2, y tiene importantes implicaciones para el cambio climático, particularmente a corto plazo. La mayor fuente de emisiones de metano artificial es la agricultura, pero el sector energético no se queda atrás. Es importante abordar todas las fuentes de emisiones de metano derivadas de la actividad humana, pero hay razones para centrarse en las emisiones de las operaciones de petróleo y gas. 

En la figura 2 se muestra el desglose, por región y sector, de la cantidad de emisiones de metano provenientes de las operaciones de la industria de petróleo y gas. 

 Figura 2. Emisiones estimadas de metano de las operaciones de la industria de petróleo y gas

Figura 2. Emisiones estimadas de metano de las operaciones de la industria de petróleo y gas

Algunas compañías de petróleo y gas están diversificando sus operaciones energéticas para incluir energías renovables y otras tecnologías bajas en carbono. Sin embargo, la inversión media de las compañías de petróleo y gas en áreas no básicas se ha limitado hasta ahora a alrededor del 1% del gasto total de capital, y los mayores gastos se destinan a energía solar fotovoltaica y eólica. 

OIL & GAS
Kuwait reanudará la producción de petróleo en marzo en un área compartida con sauditas

Algunas compañías de petróleo y gas también se han diversificado mediante la adquisición de negocios no principales existentes, por ejemplo en la distribución de electricidad, la carga de vehículos eléctricos y las baterías, al tiempo que intensifican la actividad de investigación y desarrollo. Pero en general, hay pocas señales del cambio a gran escala en la asignación de capital necesario para poner al mundo en una senda más sostenible. 

Una tarea esencial es intensificar la inversión en los combustibles, como el hidrógeno, el biometano y los biocombustibles avanzados, que pueden ofrecer al sistema energético los beneficios del petróleo y el gas sin emisiones netas de carbono. En un plazo de 10 años, estos combustibles con bajas emisiones de carbono tendrían que representar alrededor del 15% de la inversión total en el suministro de combustible si el mundo quiere seguir su curso para hacer frente al cambio climático. En ausencia de combustibles bajos en carbono, las transiciones se vuelven mucho más difíciles y más caras. 

La electricidad baja en carbono es una parte esencial del futuro energético mundial 

La electricidad baja en carbono sin duda pasará a la etapa central en el mix energético del futuro. Pero todavía será necesaria una inversión en proyectos de petróleo y gas, incluso en transiciones rápidas de energía limpia. 

La inversión de las compañías de petróleo y gas en el sector eléctrico ha representado hasta la fecha una pequeña parte de su gasto global de capital. Las empresas han tratado principalmente de operar eficazmente en estos nuevos negocios a través de adquisiciones en lugar de desarrollo orgánico. 

Estas adquisiciones tienen el beneficio de proporcionar un punto de apoyo inmediato en el mercado a través de un negocio viable, al mismo tiempo que adquieren valiosos conocimientos y experiencia. 

La viabilidad de las oportunidades para la industria del petróleo y el gas varía ampliamente en el espectro de las empresas bajas en carbono. Algunas áreas ya tienen modelos de negocio viables en los que la industria puede expandirse. Estos incluyen energía solar (PV o térmica, distribuida o a escala de servicios públicos), eólica (particularmente offshore), comercio y agregación de energía, comercialización de electricidad, biocombustibles, eficiencia energética (incluido como servicio) y sumideros de carbono natural. Para muchas compañías de petróleo y gas, y países productores. 

El desarrollo de la generación de energía a partir del gas natural también desempeña un papel en las estrategias de descarbonización, y la expansión a la electricidad renovable complementa las actividades posteriores en el negocio del gas.  

El panorama diverso de la industria de petróleo y gas 

El panorama de la industria del petróleo y el gas es diverso, lo que significa que no hay una única respuesta estratégica, sino una variedad de enfoques dependiendo de las circunstancias de cada empresa. 

La atención a menudo se centra en las mayores compañías petroleras, las siete grandes compañías integradas de petróleo y gas que tienen una influencia sobredimensionada en las prácticas y la dirección de la industria. 

Pero la industria es mucho más grande: las grandes compañías representan el 12% del petróleo y reservas de gas, el 15% de la producción y el 10% de las emisiones estimadas de las operaciones de la industria. 

Las compañías petroleras nacionales (National Oil Companies - NOC) representan más de la mitad de la producción mundial y una proporción aún mayor de reservas. Algunos tienen un alto rendimiento, pero muchos están mal posicionados para adaptarse a la dinámica energética global cambiante. 

Las tendencias energéticas mundiales han llevado a varios países a renovar su compromiso con la reforma y la diversificación de sus economías, y los cambios fundamentales en los modelos de desarrollo en muchos de los principales titulares de recursos parecen inevitables. 

 Figura 3. Propiedad de las reservas de petróleo y gas e inversiones por tipo de compañía

Figura 3. Propiedad de las reservas de petróleo y gas e inversiones por tipo de compañía

Las compañías petroleras nacionales pueden proporcionar elementos importantes de estabilidad para las economías durante este proceso, si están operando de manera eficaz y alerta a los riesgos y oportunidades. 

Te puede interesar: Kuwait y Arabia Saudita se preparan para reactivar dos campos petroleros de 500,000 bpd