Industria petrolera - ¿Afrontando el fin de una era? - World Energy Trade

Industria petrolera - ¿Afrontando el fin de una era?

La industria ha visto muchos inconvenientes, pero ninguno la ha afectado con la ferocidad de hoy

La industria ha visto muchos inconvenientes, pero ninguno la ha afectado con la ferocidad de hoy

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La crisis de hoy llega en un momento en que las compañías de petróleo y gas estaban empezando a lidiar con las implicaciones de las transiciones de energía para sus operaciones y modelos comerciales.

OIL & GAS
Por qué los sistemas de híbridos de energía tienen sentido para la industria de perforación en alta mar

Parte de la angustia de la industria por el futuro, ahora se ha enviado abruptamente al presente. Aunque la demanda de petróleo se recuperará cuando la crisis se alivie, la dislocación podría acelerar algunos cambios estructurales en la forma en que el mundo consume petróleo.

Y los fuertes recortes a la inversión en capacidad de producción definitivamente afectarán las perspectivas a mediano plazo para el suministro de petróleo. La AIE continuará observando de cerca los desarrollos con el fin de evaluar las implicaciones para la seguridad energética y la sostenibilidad a corto y largo plazo.

Crisis de la industria petrolera: más allá de los mercados energéticos

Las repercusiones se extenderán más allá de los mercados energéticos. Algunos países importadores de petróleo pueden experimentar los beneficios de los bajos precios cuando su enfoque principal cambia de lidiar con sus crisis de salud inmediatas a la necesidad de reparar sus economías.

Pero la conmoción en algunos países exportadores de petróleo será profunda, trayendo riesgos para su estabilidad social y reduciendo drásticamente su capacidad de comprar bienes y servicios esenciales del resto del mundo. La amenaza de quiebras en un sector con el tamaño y la importancia estratégica del petróleo, junto con el papel crucial del mismo en las finanzas y el comercio mundial, agrega elementos peligrosos a una situación financiera global altamente inestable.

Las comparaciones con períodos anteriores de interrupción en los mercados petroleros son inevitables pero están fuera de lugar. La industria petrolera nunca ha visto nada como 2020.

Los cambios en los mercados petroleros afectan a todas las partes del sector energético, con implicaciones para una variedad de diferentes combustibles y tecnologías. Un período sostenido de bajos precios del petróleo afectaría las perspectivas de transiciones de energía limpia, aliviando algunos aspectos de esta transformación, como la eliminación de los subsidios al consumo de combustibles fósiles, mientras que complica otros.

La demanda de gas está menos expuesta a los efectos inmediatos de la crisis actual que la demanda de petróleo, debido a su uso relativamente limitado para el transporte. Pero la demanda industrial y energética de gas aún se verá afectada por los bloqueos y la consiguiente desaceleración económica.

Con los consumidores limitados en su capacidad de responder a los precios más bajos, el ajuste en el mercado del gas también puede necesitar detener el suministro. Los proveedores con los mayores costos de producción a corto plazo y aquellos que dependen de las ventas al contado se encuentran entre los más vulnerables.

Tensión en países que dependen del ingreso de crudo

La AIE ya ha destacado los riesgos que representan las condiciones actuales del mercado para las economías productoras vulnerables. Las estimaciones iniciales de caídas del 50 % -85 % en el ingreso neto para países productores seleccionados en 2020, en comparación con 2019, fueron espectaculares. Pero estos descensos podrían ser aún mayores dependiendo del alcance final de la caída de la demanda y la desaceleración económica.

 

OIL & GAS
Petrobras cerrará 62 plataformas costa afuera en Brasil

Esto debilitaría aún más la capacidad de países como Irak y Nigeria para continuar pagando salarios y proporcionar servicios esenciales a sus poblaciones, como atención médica y educación.

Incluso, entre los países del Consejo de Cooperación del Golfo, algunos de los cuales todavía tienen un cierto grado de amortiguación financiera contra el empeoramiento de las condiciones del mercado, se prevé que los déficits fiscales alcancen entre el 10 % y el 12 % del PIB este año, lo que implica necesidades financieras adicionales de alrededor de USD 150 mil millones a USD 170 mil millones.

Conclusión – Momento sin precedentes

El mundo del petróleo ha visto muchos choques a lo largo de los años, pero ninguno ha afectado a la industria con la ferocidad de hoy. A medida que los mercados, las empresas y las economías enteras se tambalean por los efectos de la crisis mundial causada por la pandemia, los precios del petróleo se han derrumbado. Los impactos se sentirán en todas las cadenas de suministro mundiales de petróleo y se extenderán a otras partes del sector energético.

La presión viene de todos lados: una caída precipitada en la demanda mundial de petróleo, porque la pandemia ha reducido drásticamente el consumo de combustible, especialmente en el sector del transporte, agravado por un shock de suministro, debido al fin de las restricciones a la producción de los productores de la OPEP y Rusia (OPEP +). La escala del colapso de la demanda de crudo está muy por encima de la capacidad de ajuste de la industria petrolera.

Los precios bajos, generalmente estimulan una reacción de los consumidores, pero este impulso a la demanda es muy poco probable esta vez, al menos durante la emergencia de salud global. En cambio, una rápida acumulación de reservas de petróleo está comenzando a saturar la capacidad de almacenamiento disponible, lo que empuja aún más los precios. Este es un momento sin precedentes para quienes se dedican al negocio de suministrar petróleo y quienes dependen de los ingresos asociados.

 

Te puede interesar: El 'agua inteligente' puede mejorar la recuperación de petróleo