El ranking de las 6 Big Oil que están camino de transformación a “cero emisiones” - World Energy Trade

El ranking de las 6 Big Oil que están camino de transformación a “cero emisiones”

Las empresas europeas llevan una gran ventaja sobre las gigantes norteamericanas

Las empresas europeas llevan una gran ventaja sobre las gigantes norteamericanas

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las grandes petroleras están en una competencia por convertirse en empresas más ecológicas, pero seis son las que encabezan la lista en cuanto a revertir la huella de carbono. Las grandes petroleras globales han sido responsables en los últimos 50 años de más del 10% de las emisiones totales de CO2.

En gran medida, la búsqueda de transformación es un hecho debido a que las empresas de petróleo y gas se están sometiendo a una presión cada vez mayor por parte de los accionistas, activistas y gobiernos locales para medir y reducir sus emisiones de carbono de una manera que vayan más allá de medidas cosméticas.

 

La contribución de las Big Oil en las emisiones de CO2

En publicación del año pasado del periódico The Guardian, con análisis realizado por Richard Heede del Climate Accountability Institute de EE. UU., la principal autoridad mundial en el papel de las grandes petroleras en la creciente emergencia climática, se evidencia lo que las corporaciones globales han extraído del suelo y las emisiones posteriores de las que son responsables estos combustibles fósiles.

Desde 1965, el punto en el que los expertos dicen que tanto los líderes de la industria como los políticos conocían el impacto ambiental de los combustibles fósiles, las 20 principales empresas de la lista han contribuido al 35% de todo el dióxido de carbono y metano relacionados con la energía en todo el mundo, con un total de 480,000 billones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (GtCO2e).

Chevron encabezó la lista de las ocho corporaciones privadas, seguida de cerca por Exxon, BP y Shell. Juntas, estas cuatro empresas globales están detrás de más del 10% de las emisiones de carbono del mundo desde 1965.

Las 20 mayores empresas petrolera y su contribución a las emisiones de CO2

Figura 1. Las 20 mayores empresas petrolera y su contribución a las emisiones de CO2

Una iniciativa para tratar de revertir el daño

En julio de 2020, la Oil and Gas Climate Initiative (OGCI), una alianza voluntaria dirigida por directores ejecutivos de algunas de las empresas de energía más grandes del mundo, anunció que su objetivo sería reducir para el año 2025, la intensidad de carbono promedio colectiva de las operaciones de petróleo y gas agregadas de las empresas que son miembro, a entre 20 kg y 21 kg de dióxido de carbono equivalente por barril de petróleo equivalente (CO2e / boe). Esa cifra comienza con una línea de base, hablando en conjunto, de 23 kg CO2e / boe referenciada a 2017.

Los miembros de la iniciativa incluyen BP, Chevron, CNPC, Eni, Equinor, ExxonMobil, Occidental, Petrobras, Repsol, Saudi Aramco, Shell y Total. En total, esas empresas representan más del 30% de la producción mundial de petróleo y gas.

No solo los accionistas, activistas y gobiernos están aumentando la presión, también los grandes bancos están involucrados y quien se niegue a jugar podría verse privado de financiamiento.

Los bancos son adversos al riesgo

BP, Eni, Equinor, Shell y Total se unen para desarrollar la infraestructura de captura de carbono del Mar del Norte
OIL & GAS
BP, Eni, Equinor, Shell y Total se unen para desarrollar la infraestructura de captura de carbono del Mar del Norte

El año pasado, unos 130 bancos, que representan aproximadamente un tercio del total mundial, con activos combinados de US$ 47 billones se comprometieron a alinear sus negocios con el Acuerdo Climático de París. Fue la mayor promesa climática jamás realizada por el sector bancario, cuyo mayor objetivo es seguir al dinero. Pero ahora huele a riesgo, no a dinero, por lo que París se ve cada vez más atractivo.

Muchos bancos, especialmente en Europa, en los últimos años se han enfrentado a una creciente presión pública y de activistas para dejar de financiar proyectos de combustibles fósiles. Todo esto se traduce en riesgo.

Algunos de esos bancos han dicho que dejarían de proporcionar financiamiento específico para proyectos para plantas de energía de carbón o exploración y producción de arenas petrolíferas y petróleo en el Ártico.

Hace unos meses, Morgan Stanley se convirtió en el primer banco de EE.UU. en comenzar a medir las emisiones generadas por las empresas a las que presta préstamos y en las que invierte.

El banco es el quinto mayor financiador de combustibles fósiles en EE.UU. y ha proporcionado en los últimos cuatro años US$ 92 mil millones en financiamiento para la industria.

 

 Las norteamericanas y europeas, una gran diferencia

Algunas de las Big Oil, especialmente las de Europa, tienen objetivos individuales para reducir las emisiones. Algunas incluso se han comprometido a convertirse en empresas de energía neta cero para 2050. Sin embargo, en Estados Unidos, las grandes empresas estadounidenses Exxon y Chevron han tardado en adoptar medidas y seguir el ejemplo.

ExxonMobil, en particular, ha sido criticada por su falta de objetivos progresivos y por no tener en cuenta el cambio climático en sus prácticas contables y supuestos de precios de las materias primas.

Si bien tanto Exxon como Chevron se han fijado objetivos para reducir las emisiones, las metas son lamentablemente cortas en comparación con sus contrapartes europeas.

A saber, Exxon dice que reducirá las emisiones en un 10% en su operación de arenas petrolíferas para 2023, y Chevron se ha comprometido a una reducción del 5% al 10% en la intensidad de carbono en sus operaciones petroleras.

Teniendo esto en cuenta, a continuación, la lista de las 6 principales compañías de petróleo y gas con los planes de huella de carbono más ambiciosos, lo que no significa necesariamente que tengan ya las huellas de carbono más bajas.

 

#1: Eni

La italiana Eni anunció su plan para convertirse en carbono neutral en 2018, lo que lo coloca como la primera compañía petrolera en realizar un compromiso con una huella de carbono cero neto. El plan se actualizó varias veces y, según el último de este año, Eni reducirá sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 80%.

Para Eni, el gas es un combustible puente que está adquiriendo un papel cada vez más importante en el futuro de la empresa, con un objetivo de alcanzar 60% de participación en la matríz de producción en 2030 y alrededor del 85% en 2050. El GNL está contribuyendo de forma decisiva al crecimiento del gas y Eni se está desarrollando un modelo para convertirse en líder del mercado.

Estas acciones ayudarán a que la cartera de Eni sea más sostenible y a explotar los combustibles fósiles con menores emisiones de Gases de Efecto Invernadero como combustible puente para la transición energética a largo plazo.

#2: Equinor

En febrero de 2020, Equinor de Noruega dio a conocer un plan para reducir la intensidad neta de carbono, desde la producción inicial hasta el consumo final, de la energía producida en al menos un 50% para 2050.

La compañía está planeando la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de su petróleo y gas offshore. Tambien, para sus operaciones de campo y plantas en tierra en Noruega Equinor tiene planes de reducir en un 40% para 2030 en comparación con los niveles de 2005, alcanzar un 70% para 2040 y 'casi cero' para 2050.

Sin embargo, el objetivo de reducción no cubre las operaciones de exploración de la compañía fuera de Noruega. A partir de la próxima década, la estrategia también requerirá soluciones basadas en la energía eólica marina, la captura y almacenamiento de carbono y el hidrógeno verde, que actualmente la empresa está probando.

 

#3: Royal Dutch Shell

Entre las Big oil europeas y norteamericanas, Shell está posicionada en la lista como la de menor emision de CO2, con 31.9 billones de toneladas de CO2.

En abril, Shell dijo que preveía reducir sus emisiones de carbono en un 50% para 2050. La empresa también apunta a reducir la huella de emisiones de carbono de los productos energéticos que vende en un 30% para 2035 y alrededor de un 65% para 2050.

Ha sido un camino largo y complicado hasta este punto. En 2018, los accionistas de Shell rechazaron una propuesta de un grupo activista para establecer objetivos de emisiones vinculantes para limitar el calentamiento global. Antes de eso, la compañía apuntaba a una reducción del 20% para 2035 en comparación con su nivel de 2016.

#4: Repsol

En diciembre de 2019 la española Repsol dio la primicia respecto a su objetivo de lograr emisiones netas cero para 2050. También dijo que, en el proceso, el valor de sus activos de petróleo y gas supondría un impacto de US$ 5,300 millones.

La compañía dijo que podría alcanzar al menos el 70% de su objetivo utilizando tecnología que ya estaba desarrollada o casi madura.

Como parte de sus esfuerzos de eliminación de emisiones, Repsol ha revisado sus planes de capacidad de generación de energía baja en emisiones, como la denomina, de 4.5 GW a 7.5 GW para 2025.

La empresa también avanza hacia la descarbonización con el desarrollo de proyectos asociados a la transición energética, y ha aumentado en 3,000 MW, para llegar a 7,500 MW en 2025, su objetivo de capacidad de generación eléctrica baja en carbono, y comenzará a expandirse a otros mercados para convertirse en un actor internacional líder en energías renovables.

En el negocio de Upstream, Repsol orientará su cartera de activos hacia el cumplimiento del Acuerdo de París para alcanzar los objetivos previstos. Esta visión se traduce en una estrategia de equilibrio de las reservas de gas y petróleo, con una visión del gas como combustible para la transición energética, teniendo en cuenta también el papel activo que debe jugar el petróleo en un mundo más descarbonizado.

#5: Total

La francesa Total anunció en mayo de 2020 su objetivo de llegar a cero emisiones netas para 2050 junto con la sociedad para su negocio global en toda su producción y productos energéticos utilizados por sus clientes.

A través de una declaración conjunta desarrollada entre Total S.A. e inversores institucionales, como participantes en la iniciativa global para inversores Climate 100+, Total da 3 pasos importantes para lograr este objetivo:

  1. Cero neto en las operaciones mundiales de Total para 2050 o antes.
  2. Cero neto en todos su producción y productos energéticos utilizados por sus clientes en Europa para 2050 o antes.
  3. Reducción del 60% o más en la intensidad media de carbono de los productos energéticos utilizados en todo el mundo por los clientes totales para 2050 (menos de 27.5 gCO2 / MJ), con pasos intermedios del 15% para 2030 y del 35% para 2040.

Esta meta está respaldada por la estrategia de desarrollar a Total como una empresa de energía amplia, con soluciones de petróleo y gas, electricidad baja en carbono y neutralidad de carbono como partes integradas de su negocio.

#6: BP

BP, con sede en el Reino Unido, es otra a la que le fue mal en el ranking de huella de carbono publicada por The Guardian. Pero los tiempos han cambiado y la presión sigue aumentando.

Ahora, BP tiene como objetivo reducir 3.5 millones de toneladas de emisiones anuales de gases de efecto invernadero equivalentes a CO2 en todos sus negocios para 2025.

Básicamente, BP apunta a un crecimiento neto cero en las emisiones operativas hasta 2025 como una forma de evitar que su huella de carbono crezca junto con el negocio.

El plan más amplio es lograr una huella de carbono neta cero en todas las operaciones de BP sobre una base absoluta para 2050 o antes. La petrolera también apunta a reducir a la mitad la intensidad de carbono de los productos que vende para 2050 o antes.

 

Cinco objetivos para llevar BP a cero neto:

  1. Cero neto en todas las operaciones de BP en términos absolutos para 2050 o antes.
  2. Cero neto en carbono en la producción de petróleo y gas de BP en términos absolutos para 2050 o antes.
  3. Reducción del 50% en la intensidad de carbono de los productos que BP vende para 2050 o antes.
  4. Instalar la medición de metano en todos los principales sitios de procesamiento de petróleo y gas de BP para 2023 y reducir la intensidad de las operaciones de metano en un 50%.
  5. Aumentar la proporción de inversión en negocios distintos del petróleo y el gas a lo largo del tiempo.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: