Estados Unidos prepara nuevas sanciones para detener el Nord Stream 2 - World Energy Trade

Estados Unidos prepara nuevas sanciones para detener el Nord Stream 2

El proyecto acaba de culminar las labores de construcción en aguas alemanas

El proyecto acaba de culminar las labores de construcción en aguas alemanas

Distribución

El gobierno de los Estados Unidos se mantiene firme en sus intenciones de impedir que el gasoducto ruso llegue a término, en este sentido, está preparando sanciones más amplias para el proyecto y está instando a los aliados europeos a detener el trabajo que podría ayudar a construir el gasoducto.

Sin embargo, el proyecto sigue adelante, el consorcio Nord Stream 2 liderado por Rusia dijo el lunes que completó el tendido de tuberías en aguas alemanas, terminando el trabajo en una parte de 2.6 kilómetros de la tubería.

OIL & GAS
Rusia reinicia la construcción del Nord Stream 2 a pesar de las sanciones de Estados Unidos

Reuters dijo en un informe hace unos días que la administración saliente de Trump está preparando una nueva ronda de sanciones que se implementarán en el futuro cercano y que podría asestar un golpe fatal al proyecto Nord Stream 2 liderado por Gazprom.

Un funcionario del gobierno anónimo dijo a Reuters: "Hemos estado recibiendo golpes de cuerpo a cuerpo con esto, y ahora estamos en el proceso de clavar una estaca en el corazón del proyecto".

Washington considera que el gasoducto Nord Stream 2 compromete la seguridad energética europea y su construcción se ha convertido en motivo de discordia entre Rusia y los EE. UU.

El trabajo se suspendió durante un año debido a los riesgos de sanciones de Estados Unidos.

Las labores del proyecto se detuvieron en diciembre de 2019 cuando la empresa de tendido de tuberías Allseas suspendió las operaciones después de que las sanciones de Estados Unidos se dirigieran a las empresas que proporcionaban buques para colocar las tuberías.

Reto a las sanciones estadounidenses

Las actividades se reanudaron a principio de diciembre y se centraron en la construcción del gasoducto en aguas alemanas, donde solo se había dejado sin terminar una pequeña sección, utilizando el buque de colocación de tuberías ruso Fortuna.

El buque llegó al sitio de construcción del gasoducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico a principios de diciembre y ha estado trabajando en aguas poco profundas de la zona alemana del gasoducto.

El Nord Stream 2 está diseñado para aumentar la cantidad de gas ruso que se puede enviar a Europa sin tener que pasar por Ucrania.

El gasoducto Nord Stream 2 bombeará gas directamente desde Rusia a Europa occidental, sin pasar por Ucrania y, según Estados Unidos, esto le quitará las lucrativas tarifas de tránsito a Ucrania.

Además de la presión financiera, el proyecto también se ha visto afectado por la salida de la empresa de gestión de riesgos y aseguramiento de la calidad DNV GL, que suspendió su trabajo en el proyecto ruso el mes pasado por temor a las sanciones estadounidenses.

DNV GL decidió cesar la prestación de servicios a embarcaciones con equipos que sirven al proyecto Nord Stream 2, ya que sus actividades de verificación podrían ser sancionables en virtud de la Ley de Seguridad Energética de Protección de Europa (PEESA), según la cual los EE. UU. emitieron nuevas pautas dirigidas al proyecto ruso.

Aún queda por construir

El consorcio que construye el gasoducto, liderado por el gigante ruso del gas, Gazprom, con socios occidentales, aún tienen que instalar más de 100 km de tubería, aunque se ha completado más del 90% del proyecto.

Los preparativos están en curso para la continuación del trabajo en aguas danesas y el regulador de Dinamarca ha dicho recientemente que el barco Fortuna comenzaría a trabajar en sus aguas a partir del 15 de enero de 2021.

Para continuar las actividades, según los informes, el Fortuna contará con la ayuda de los buques Baltic Explorer y Murman, junto con otros buques de suministro.

El potencial de NordS tream

El proyecto del gasoducto Nord Stream 2 está dirigido por el gigante ruso Gazprom y la mitad de la financiación proviene de seis socios europeos: Las alemanas UniperBASF, Wintershall Dea, la petrolera angloholandesa Shell y las austriacas OMV y Engie.

El proyecto de Gazprom y sus socios tiene un costo estimado de US$ 11,600 millones (9,500 millones de euros).

El proyecto está diseñado como dos líneas paralelas de 48 pulgadas, de aproximadamente 1,200 kilómetros de largo, cada una comenzando al suroeste de San Petersburgo y terminando en la costa alemana, Greifswald.

Los gasoductos tendrán la capacidad de transportar 55 mil millones de metros cúbicos (bcm) de gas ruso al año a la UE, durante al menos 50 años.

 

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: