Las importaciones de metales de China se dispararon en 2021, al igual que sus exportaciones - World Energy Trade

Las importaciones de metales de China se dispararon en 2021, al igual que sus exportaciones

Las importaciones de metales de China se dispararon en 2021, al igual que sus exportaciones

2021 fue un año de flujo bidireccional en el comercio de China con el mercado mundial de metales.

Minería

China importó una cantidad récord de aluminio primario y aleado en 2021, siendo el mayor productor del mundo en el mercado internacional por segundo año consecutivo.

Las importaciones de níquel refinado se duplicaron con respecto al año anterior y el país siguió aumentando las compras de una gama cada vez más amplia de materias primas de níquel.

Las importaciones de cobre refinado se redujeron con respecto a los máximos históricos del año anterior, pero siguieron siendo sólidas, ya que los flujos de "chatarra" se aceleraron tras la relajación de los umbrales de pureza.

Pero 2021 fue un año de flujo bidireccional en el comercio de China con el mercado mundial de metales.

Las exportaciones de plomo y estaño refinados alcanzaron máximos de varios años, ya que la escasez de oferta en los mercados occidentales obligó a abrir la ventana de arbitraje entre los precios de Shanghái y Londres.

Esta divergencia en los patrones de comercio de metales refinados de China es muy inusual, pero refleja la combinación igualmente inusual de la recuperación de la pandemia y las limitaciones de la oferta.

He aquí algunos puntos clave.

Aluminio: nuevo récord de importación

Las importaciones netas de China de aluminio primario en bruto alcanzaron 1,57 millones de toneladas y las de aleación en bruto 1,00 millones de toneladas el año pasado.

Los volúmenes aumentaron un 24% en 2020 y eclipsaron los 1,43 millones de toneladas importadas en 2009, el único precedente histórico de que el mayor productor mundial necesitara más aluminio en tales cantidades.

Sin embargo, eso fue algo puntual de la crisis financiera mundial. Dos años consecutivos de elevadas importaciones hablan de las presiones estructurales de la oferta en el mercado nacional, causadas por los recortes de producción relacionados con la energía.

El metal indio representó el 54%, o 855.000 toneladas, de las importaciones primarias del año pasado. Malasia fue el mayor proveedor de aleaciones, con 321.000 toneladas. El país se ha convertido en un importante centro de reciclaje y procesamiento, un cambio en los flujos mundiales de "chatarra" que ha generado un cambio en las importaciones de aleación de China.

China está absorbiendo más aluminio primario, pero también está exportando más productos semielaborados. Los envíos aumentaron un 18% el año pasado, y las exportaciones de diciembre, de 553.000 toneladas, supusieron un récord mensual.

La propagación de los recortes de energía a las fundiciones occidentales y el consiguiente endurecimiento de la disponibilidad podrían acentuar esta anomalía comercial.

El cobre, todavía hambriento

La dependencia de China de las importaciones ha definido el mercado del cobre este siglo y el año pasado no fue una excepción.

Las importaciones de cobre refinado cayeron un 25% hasta los 3,3 millones de toneladas con respecto a 2020, pero el año anterior habían batido los récords. El recuento del año pasado, de hecho, aumentó marginalmente en 2019.

El descenso de las importaciones de metal refinado también debe considerarse en el contexto de las importaciones de "chatarra".

Estas se desplomaron de más de tres millones de toneladas en 2017 a solo 944.000 toneladas en 2020, ya que China endureció las normas de pureza. Un cambio de política de última hora ha reabierto la puerta al material reciclable de mayor calidad y las importaciones se dispararon un 80% hasta los 1,7 millones de toneladas en 2021.

Así como la escasez de cobre secundario supuso un mayor apetito por el metal refinado en 2020, la oleada de importaciones de reciclables del año pasado habría amortiguado esa demanda.

Níquel en todas sus formas

Las importaciones chinas de níquel refinado se duplicaron hasta alcanzar las 261.000 toneladas, con una marcada aceleración durante el segundo semestre del año pasado.

La escasez en la cadena de suministro de níquel para baterías está impulsando el aumento de las importaciones del llamado metal de clase I, lo que a su vez está repercutiendo en las bajas existencias y el aumento de los márgenes de tiempo en la Bolsa de Metales de Londres.

El fortalecimiento de la demanda del sector de los vehículos eléctricos también se manifiesta en el rápido crecimiento de las importaciones de sulfato de níquel, un precursor químico para la fabricación de baterías. Los volúmenes pasaron de 5.600 toneladas en 2020 a 44.700 en 2021.

China también importó más mineral, mate, producto intermedio y más ferroníquel el año pasado, lo que demuestra su enorme apetito por el níquel en todas las etapas de la cadena de proceso.

Zinc: deslizamiento de las importaciones

Las importaciones netas de zinc refinado de China se redujeron un 16% hasta las 429.000 toneladas el año pasado, la cifra anual más baja desde 2016.

Esta tendencia de varios años ha reflejado el aumento de la capacidad de fundición nacional -la producción alcanzó un nuevo récord de 6,56 millones de toneladas en 2021-, pero se aceleró considerablemente en el cuarto trimestre del año pasado.

Las importaciones de diciembre, de 10.334 toneladas, fueron el total mensual más bajo desde 2008 y reflejan los cambios en la dinámica del mercado físico. El arbitraje Londres-Shanghai se inclina a favor de las exportaciones, ya que el cierre de fundiciones en Europa abre brechas en la cadena de suministro y hace que las primas se disparen.

Todavía no hay señales de que se abran las puertas de la exportación, pero eso puede cambiar. Existe un precedente en el plomo, el metal hermano del zinc.

Plomo: mayores exportaciones desde 2007

China exportó 95.000 toneladas de plomo refinado el año pasado, el total anual más alto desde 2007, año en el que Pekín impuso un impuesto a la exportación de plomo refinado.

Sin embargo, todo esto cambió en 2021, ya que China envió un excedente a un mercado occidental deficitario caracterizado por primas físicas históricamente altas y una extrema tensión temporal en la LME.

Los volúmenes de exportación aumentaron en la segunda mitad del año, con envíos a países tan lejanos como Estados Unidos (37.000 toneladas en octubre y noviembre) y los Países Bajos (11.000 toneladas en noviembre).

Existe la posibilidad de que se produzcan más flujos de exportación, habida cuenta de que las existencias en la LME siguen siendo escasas y de que las primas físicas siguen siendo elevadas.

Estaño: China al rescate

El año pasado, el mercado occidental del estaño estuvo aún más tenso que el del plomo, con precios al contado de la LME y primas físicas muy elevadas.

China acudió al rescate de los asediados compradores del resto del mundo. Las exportaciones, de 14.320 toneladas, fueron las más altas desde 2007, y algunas de ellas incluso llegaron a Europa, lo que demuestra la magnitud y el alcance de las restricciones a la disponibilidad física.

China había sido un importador importante en 2020, con 13.200 toneladas, lo que hizo que el año pasado se convirtiera en un exportador neto.

Es posible que se produzca un nuevo cambio de rumbo, ya que las importaciones volverán a crecer en el cuarto trimestre de 2021. Tanto China como el resto del mundo parecen estar luchando por conseguir suficiente metal para soldar, y los patrones comerciales de China fluctúan según quién necesite más estaño en cada momento.

 

Noticia tomada de: MINING /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref