Extracción de metales del fondo marino: ¿una idea brillante o una nueva catástrofe medioambiental? - World Energy Trade

Extracción de metales del fondo marino: ¿una idea brillante o una nueva catástrofe medioambiental?

Extracción de metales del fondo marino: ¿una idea brillante o una nueva catástrofe medioambiental?

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha apoyado tímidamente la idea

Minería

Decenas de líderes mundiales de 55 países acudieron esta semana al puerto de Brest (Francia) para asistir a la cumbre One Ocean, una reunión política internacional sin precedentes para abordar una amplia gama de problemas marítimos urgentes, desde la sobrepesca hasta la contaminación por plásticos y la piratería.

Pero un tema -la minería de los fondos marinos- pareció acaparar la atención. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha apoyado tímidamente la idea, identificando la exploración de los fondos marinos como una prioridad de inversión para Francia, destacando el potencial de obtener acceso a "metales raros", así como una mejor comprensión de los ecosistemas marinos.

Sin embargo, muchos grupos ecologistas se oponen a la idea, alegando que será perjudicial para la sensible vida marina, incluso para especies que aún no han sido descubiertas.

En una carta enviada esta semana por la senadora Lisa Murkowski a la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, Murkowski puso el tema de la minería del fondo marino en primer plano, señalando que Estados Unidos no ha ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS), por lo que no formamos parte de las negociaciones sobre la normativa que regula la minería del fondo marino.

No se discute que metales críticos como el Co, el Li, el Te y el Nd son esenciales para un futuro energético con bajas emisiones de carbono si las energías renovables y los vehículos eléctricos van a desempeñar un papel importante.

Tampoco se discute que tenemos una lamentable escasez de estos metales, un suministro que suele ser una pesadilla medioambiental y social.

Los residuos del procesamiento del Li, el grafito y el Si de alta pureza han destruido pueblos enteros y ecosistemas en China, Indonesia y Bolivia, entre otros. Estados Unidos sigue lidiando con el drenaje ácido de las minas, resultado de 120 años de explotación. Y al igual que los diamantes de sangre, la mitad de los suministros de Co provienen de prácticas inhumanas de trabajo infantil.

La razón por la que esto es tan importante es que muchas de las personas que apoyan la nueva revolución energética de los combustibles no fósiles y las energías renovables, los vehículos eléctricos, la conservación y la eficiencia, también se preocupan por los problemas sociales que muchas de estas tecnologías incorporan a su paso: la corrupción, la contaminación ambiental, la pobreza extrema y el trabajo infantil.

No es la imagen que busca la gente de la cafetería a la sombra que navega por Internet en busca de huevos de corral en sus iPhones.

Así que las nuevas fuentes de metales deben tener en cuenta su huella de carbono en el ciclo de vida, la contaminación ambiental y los efectos en la justicia social. Todo el mundo está de acuerdo en que reciclar los metales que tenemos es algo ecxelente, pero necesitaremos mil veces la cantidad de metales críticos que tenemos ahora, incluso si reciclamos el 100%.

Los geólogos saben desde hace tiempo que los fondos marinos están repletos de metales: Cu, Ni, Ag, Au, Pt e incluso diamantes.

Los nódulos de manganeso son concreciones rocosas polimetálicas que se encuentran sueltas en el fondo marino o enterradas a poca profundidad en el sedimento.

Estos nódulos se encuentran en la mayoría de los océanos, incluso en algunos lagos, y son abundantes en las llanuras abisales del océano profundo, entre 4.000 y 6.000 metros. Los nódulos pueden extraerse fácilmente del fondo marino.

La zona Clarion-Clipperton es la más grande de las zonas más económicas, tiene el tamaño de Europa y se extiende desde la costa occidental de México hasta Hawai. Esta zona es también el centro de atención en la Cumbre One Ocean de esta semana. La masa total de nódulos de manganeso en esta zona supera los 21.000 millones de toneladas. Otras zonas importantes son la cuenca de Perú, la cuenca de Penrhyn, cerca de las Islas Cook, y el océano Índico central.

Estas zonas son supervisadas por la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos de las Naciones Unidas (ISA).

A diferencia de los minerales metálicos terrestres, que rara vez tienen un rendimiento de metal superior al 20%, y a menudo es inferior al 2%, estos nódulos de los fondos marinos tienen un 99% de minerales utilizables: un 33% de metal y el resto es útil en productos como agregados para la construcción y fertilizantes, ya que no hay niveles tóxicos de elementos pesados como el mercurio o el arsénico.

Por lo tanto, no hay residuos tóxicos ni desechos mineros como en tierra, no hay deforestación, no hay pozos abiertos, no hay ríos ni acuíferos contaminados y no hay embalses de residuos.

La minería de los fondos marinos no utiliza mano de obra infantil como la mayoría de la minería terrestre. Además, su huella de carbono en el ciclo de vida es un 90% menor que la de la minería terrestre.

Un estudio de Paulikas et al. (2020), junto con otros estudios revisados por expertos, compara la minería terrestre y la oceánica desde una docena de puntos de vista medioambientales y los resultados muestran que la minería oceánica tiene entre un 70% y un 99% menos de impacto en el medio ambiente que la terrestre en todas las categorías.

Así que, ¿qué es lo que no gusta de esto?

Prácticamente sólo los efectos sobre el hábitat. La extracción, el bombeo y la limpieza de los nódulos de manganeso pueden generar sedimentos, ruido y vibraciones.

Así que la gran pregunta, y la decisión final, es: ¿son más importantes las ventajas en materia de carbono, contaminación y justicia social que los daños al ecosistema del fondo marino? ¿Y podemos minimizar ese daño al ecosistema?

 

Más información en: Forbes /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref