Descarbonización: el camino hacia el cero neto para los mineros - World Energy Trade

Descarbonización: el camino hacia el cero neto para los mineros

Los impuestos al carbono son un paliativo contundente

Los impuestos al carbono son un paliativo contundente

Minería
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los metales permiten la transición energética a través de su uso en tecnologías bajas en carbono, pero la producción de metales es intensiva en emisiones. ¿Cómo puede la industria de los metales y la minería aumentar la producción para satisfacer la demanda y encontrar el camino hacia las emisiones netas cero? ¿Es la electrificación la respuesta? Sigue leyendo para averiguarlo.

El aumento de la demanda significa que la producción de metal necesita crecer al mismo tiempo que se reducen las emisiones absolutas para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

Los impuestos al carbono son un paliativo contundente para lograr estos objetivos que cambiarían radicalmente la economía de la producción, con reverberaciones por todas partes. Cada metal tendría un punto de dolor diferente: cobre en el sitio de la mina, acero en el molino o aluminio en los precios de la energía, pero cada uno se vería afectado.

El remedio para la minería de metales es consistente: la electrificación. Esto no puede suceder de la noche a la mañana. Los diseños de las minas deben adaptarse, y se requiere más electricidad renovable. Ya sea desde la red o autoalimentados, los arreglos de suministro de energía crecerán en importancia a medida que los mineros se vuelvan cada vez más dependientes de esta única fuente de energía.

¿Minería Lunar?: Trump firma una orden para la extracción comercial de recursos naturales de la Luna
METALES
¿Minería Lunar?: Trump firma una orden para la extracción comercial de recursos naturales de la Luna

Las minas con emisión cero no proporcionarán inmunidad para los mineros. Las emisiones de alcance 3 serán cada vez más el foco de los inversores, si no de los impuestos. El carbono es inherente a los procesos posteriores para producir aluminio y acero.

Las tecnologías para eliminar emisiones tienen un costo incremental para los procesos tradicionales, con plazos de ejecución más largos para la implementación. La ampliación de estas tecnologías, como CCS e hidrógeno verde, requiere hoy una inversión masiva en I + D. Los mineros deben formar asociaciones con los clientes para garantizar que la descarbonización se realice a tiempo y a un costo que no excluya a sus productos de la economía baja en carbono.

Los mineros deben "poseer" la descarbonización de toda la cadena de valor para convertirse en la piedra angular de la transición energética.

La transición energética comienza y termina con metales

Es difícil pensar en un metal que no se haya promocionado como central para la transición energética; para algunos, esta afirmación no está probada. Lo que sí es cierto es que la energía eólica, la energía solar, los vehículos eléctricos, el almacenamiento estacionario y la distribución son fundamentales para lograr los objetivos de descarbonización del Acuerdo de París. Y cada una de estas tecnologías se basa en metales.

El crecimiento inverosímil requerido de las materias primas de la batería para cumplir con los objetivos de descarbonización ha sido bien discutido. Se necesita una trayectoria de suministro similar para tierras raras para suministrar EV y motores eólicos eficientes. La tecnología y la política darán forma al papel del uranio, el vanadio y las PGM. Pero es el crecimiento absoluto en el uso de la transición energética, incremental para los sectores tradicionales, lo que más puede afectar a las industrias del cobre, aluminio y acero.

Emisiones: mismo objetivo, dolor diferente

Los mineros están obligados a ofrecer un crecimiento de la oferta para satisfacer la demanda de la transición energética. Al mismo tiempo, ellos también necesitan descarbonizar. La industria del acero contribuye con el 10% de las emisiones globales de carbono debido a sus grandes volúmenes de producción. Entre los metales, el aluminio produce las segundas emisiones absolutas más altas con un 2%, pero compite con el níquel por la intensidad más alta.

 

Noticia tomada de: Wood Mackenzie / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 Te puede interesar: