Australia reduce las estimaciones de producción de carbón hasta 2030 - World Energy Trade

Australia reduce las estimaciones de producción de carbón hasta 2030

Alrededor del 83% del carbón australiano se extrae de minas a cielo abierto

Alrededor del 83% del carbón australiano se extrae de minas a cielo abierto

Minería

Un informe del gobierno australiano ha recortado las estimaciones de la producción combinada de carbón térmico coquizable y negro en Australia para 2030 en un 6,5% respecto a la última previsión de hace un año. Esto coincide con las previsiones de reducción de la producción de electricidad de las centrales eléctricas de carbón negro.

Las estimaciones de producción de carbón negro en Australia son de 579 millones de toneladas en 2030, relativamente sin cambios respecto a las 580 millones de toneladas de 2019 y a las 580 millones de toneladas estimadas para 2025, según el Departamento de Industria, Ciencia, Energía y Recursos (DISER) del gobierno australiano, en un nuevo informe sobre las proyecciones de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del país para 2021.

Esto se compara con el informe de proyecciones de emisiones de 2020, que estimaba la producción de carbón negro australiano en 619 millones de toneladas en 2030.

Se prevé que la producción de carbón negro de Australia se mantenga relativamente sin cambios hasta 2030, ya que el aumento de la producción de carbón metalúrgico para satisfacer la demanda de la producción mundial de acero se ve compensado por el descenso de la producción de carbón térmico utilizado para la generación de electricidad, según el informe de DISER.

Los principales mercados de exportación de carbón de Australia, Japón, Corea del Sur y China, han anunciado objetivos de reducción de emisiones a largo plazo. Estos países recibirán dos tercios de las exportaciones de carbón australiano en 2020. La medida en que estos objetivos repercutirán en la producción de carbón de Australia hasta 2030 sigue siendo incierta en ausencia de nuevas políticas y medidas, según el informe.

El informe estima que Australia verá cómo 11.000MW de centrales eléctricas de carbón dejan de funcionar en 2030, lo que supone una reducción de 14.000MW respecto a los 25.000MW de 2019.

El informe estima que las energías renovables generarán el 61% de la electricidad australiana en 2030, frente al 21% de 2019 y el 9% de 2005.

El informe sobre proyecciones de emisiones para 2020 estimaba que las energías renovables representarían el 55% de la generación total de electricidad. Las centrales eléctricas de carbón representan casi dos tercios de la generación de energía en Australia.

El informe sobre proyecciones de emisiones para 2021 tiene en cuenta el cierre de la central de carbón Liddell, de 1.680 MW, en Nueva Gales del Sur, y de la central de lignito Yallourn, de 1.480 MW, en Victoria. Esto deja casi 6.000MW de potencia de carbón que tendrán que cerrarse si las estimaciones resultan ser correctas.

Según el informe, alrededor del 83% del carbón australiano se extrae de minas a cielo abierto, que tienen una intensidad de emisiones menor que las minas subterráneas.

Se prevé que las emisiones de las minas a cielo abierto reduzcan su cuota de producción total, ya que se prevé que algunas grandes minas cierren en la segunda mitad de la década.

En las minas de carbón se liberan emisiones fugitivas de dióxido de carbono y metano durante la extracción del carbón. Las 10 mayores minas emisoras representan el 54% de las emisiones fugitivas de carbón, según el informe. Alrededor del 47% del metano generado en las minas de carbón subterráneas se captura actualmente para quemarlo o para generar electricidad, según el informe.

El consumo de carbón australiano cayó a un mínimo de 30 años de 98,86 millones de toneladas en el año fiscal 2019-20 hasta el 30 de junio, cayendo por debajo de 100 millones de toneladas al año por primera vez en 27 años.

 

Noticia tomada de: Argus Media /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref