La minería del litio está en auge: así se gestiona su impacto - World Energy Trade

La minería del litio está en auge: así se gestiona su impacto

La minería del litio está en auge: así se gestiona su impacto

La extracción de litio ya no tiene por qué tener una huella tan grande ni consumir tanta agua como en el pasado.

Litio

Las ventas de vehículos eléctricos (EV) están creciendo rápidamente. Los analistas del banco Morgan Stanley sugieren que los vehículos eléctricos representarán al menos el 25% de la flota mundial en 2030, frente a un pequeño porcentaje de todos los coches que circulan en la actualidad.

En el corazón de cada EV hay una batería recargable de alto rendimiento. Aunque hay varios tipos, la batería de iones de litio se ha convertido en la clara favorita por su rendimiento y durabilidad. Por eso, con el aumento vertiginoso de la demanda de vehículos eléctricos viene una demanda igual de baterías y, por tanto, del litio necesario para producirlas.

En la actualidad, la oferta de litio satisface fácilmente la demanda, pero en la próxima década es probable que esta situación se invierta al multiplicarse por diez la demanda. El resultado es que tanto Estados Unidos como el resto del mundo tendrán que aumentar la producción de litio para satisfacer la creciente demanda de vehículos eléctricos.

La buena noticia es que hay mucho litio que extraer, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. En la actualidad, Estados Unidos cuenta con importantes reservas -según estimaciones fiables, hasta el 10% de las reservas totales del mundo, aunque la cantidad exacta aún no está probada-, pero sólo tiene una mina a gran escala que produce menos del 2% del litio mundial. En realidad, Australia, Sudamérica y China producen la mayor parte del litio del mundo.

Las empresas de Estados Unidos y de todo el mundo dominan las técnicas de extracción de litio y mejoran constantemente la eficiencia y la seguridad de los trabajadores. Obtener el litio no es el problema.

El reto es que, hasta la fecha, la producción de litio ha requerido mover grandes cantidades de tierra y rocas, y consumir millones de galones de agua para extraer este precioso recurso. El proceso a menudo ha perturbado los ecosistemas locales, amenazando a las especies en peligro de extinción y perturbando a las comunidades cercanas.

El suministro de litio requiere un delicado equilibrio. Necesitamos el litio para producir vehículos eléctricos y, por tanto, para hacer frente al cambio climático. Al mismo tiempo, los activistas, los compradores de coches, los fabricantes de automóviles y los inversores quieren que la extracción se lleve a cabo sin causar problemas medioambientales o comunitarios.

Enfoques tradicionales y modernos

El metal ligero se encuentra generalmente en depósitos subterráneos de arcilla, en minerales o en bolsas de agua subterráneas.

Normalmente, la extracción de litio de estos depósitos implica dos métodos. Uno consiste en construir una mina, extraer la arcilla o el mineral y separar el metal mediante un complejo proceso. El segundo consiste en bombear los depósitos de agua subterránea a la superficie. Las piscinas resultantes de líquido salobre se dejan evaporar y el litio se extrae de las sales secas que quedan.

El primer proceso suele implicar el desplazamiento de miles de hectáreas de tierra y roca (conocidas como material de sobrecarga), lo que altera los terrenos cercanos y erradica la vida vegetal. El segundo proceso puede consumir enormes cantidades de agua dulce, a menudo procedente de pozos, arroyos o acuíferos que también se utilizan para la agricultura o el agua potable, un recurso precioso en las regiones áridas donde se encuentran los depósitos de litio.

Además de los problemas medioambientales, está el impacto en las comunidades locales. Los grandes equipos de movimiento de tierras han invadido pueblos tranquilos y apartados, y las extensas explotaciones ganaderas han visto cómo nuevas montañas de arcilla y tierra impiden el pastoreo del ganado y el suministro de agua.

La extracción de litio ya no tiene por qué tener una huella tan grande ni consumir tanta agua como en el pasado.

Ahora bien, hay grandes avances que podrían ayudar a mitigar la alteración de la tierra, el impacto ambiental y el uso del agua, y también hay tecnologías de gestión de riesgos que las empresas mineras pueden utilizar para gestionar mejor las relaciones con las comunidades y los riesgos relacionados. La extracción directa de litio, un nuevo método, casi no utiliza agua. Otro método emplea vapor subterráneo natural en lugar de suministros externos de agua. Y un tercero sumerge perlas de intercambio iónico reutilizables para extraer el metal disuelto de las salmueras saladas bajo la superficie.

Mejorar la información y la educación

Sin embargo, mejorar las técnicas de extracción es sólo un paso para aumentar la producción de litio y atraer a inversores y clientes. Gestionar, educar y conseguir la participación de todas las partes interesadas es un camino crítico para el éxito.

He aquí algunas formas de mantener informados a los principales interesados sobre un proyecto de producción de litio, reduciendo así los riesgos sociales y comunitarios del proyecto.

Preocupación por el ambiente. La extracción de litio ya no tiene que tener una huella tan grande ni consumir tanta agua como en el pasado. También hay que tener en cuenta las estrictas regulaciones y cuestiones de cumplimiento. Los productores de litio deben comunicar estos hechos y los procesos deben ser muy transparentes. A menos que se les convenza de lo contrario, los opositores supondrán que los productores están empleando los antiguos métodos contaminantes. Los productores deben explicar clara y públicamente sus iniciativas y objetivos, incluyendo planes claros de información y responsabilidad. Si no se pueden demostrar las buenas prácticas medioambientales antes de empezar, mientras se está operando y después de haber cerrado un centro, la oposición será feroz.

Relaciones con la comunidad. Es fundamental tener en cuenta el entorno de una mina. Por ejemplo, ¿qué comunidades están cerca y cómo podrían verse afectadas? Identifique a las partes interesadas locales y hágalas partícipes. Escuchar a la comunidad y atender sus preocupaciones. Las opiniones de las partes interesadas son más importantes que nunca. A menudo, el mayor opositor a un proyecto es una persona que considera que no se le ha consultado lo suficiente.

Gestión de las partes interesadas "Stakeholder". Lo más importante es gestionar cuidadosamente toda esta información y crear un proceso para ofrecer transparencia y responsabilidad. Registrar las reuniones de la comunidad, entender a los opositores al proyecto, escuchar las quejas y atenderlas. Cree un sistema central de gestión en el que los datos se puedan almacenar de forma segura y se pueda acceder a ellos fácilmente. Comprenda cuáles son sus riesgos materiales: hacerlo puede ayudar a abordar las solicitudes de información sobre medio ambiente, seguridad y gobernanza (ESG). Si alguien solicita un estudio medioambiental, proporciónelo. Si un grupo de la oposición tiene preguntas sobre el plan, invítelo y comparta el plan, con todo detalle y total transparencia.

La seguridad y el trato de los empleados es también un componente clave. No eche más leña al fuego a la oposición si no trata bien a sus trabajadores. Además, los inversores y compradores finales no querrán participar si es probable que haya controversia y si el proceso no es transparente.

En última instancia, el objetivo de la participación de las partes interesadas es éste: Hacer lo correcto y que todo el mundo sepa que está haciendo lo correcto. Porque hacer lo correcto puede ser también lo correcto para su negocio.

 

Noticia tomada de: GreenBiz / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref