La inminente escasez de cobre y por qué el reciclaje no puede solucionarlo - World Energy Trade

La inminente escasez de cobre y por qué el reciclaje no puede solucionarlo

La inminente escasez de cobre y por qué el reciclaje no puede solucionarlo

A partir de 2025, la demanda de los principales metales para baterías podría empezar a superar la oferta

Cobre

En 2021, las ventas mundiales de vehículos eléctricos alcanzaron los 6,6 millones -más del doble de los 3 millones de ventas en 2020-, lo que significa que los EVs representaron el 9% del mercado mundial de automóviles el año pasado.

Esa es la buena noticia, desde el punto de vista de la descarbonización.

Estas son las malas noticias. Justo cuando empieza a cobrar impulso, la electrificación del transporte podría empezar a estancarse a mediados de la década.

A partir de 2025, la demanda de los principales metales para baterías podría empezar a superar la oferta, lo que añadiría costes a la fabricación de baterías para vehículos eléctricos y frenaría su adopción, según un nuevo análisis detallado de S&P Global, The Future of Copper.

De hecho, los fabricantes de automóviles ya se enfrentan a limitaciones en la cadena de suministro de ciertos metales clave, y ya están recurriendo a materiales de sustitución.

Ford Motor Co. (NYSE:F) ha anunciado esta semana que cambiará a baterías de menor rendimiento para algunos de sus vehículos eléctricos, una medida destinada a cumplir los objetivos de producción y a la vez resolver los problemas de suministro de níquel. Para algunos modelos estándar de vehículos eléctricos, Ford utilizará baterías de litio-hierro-sulfato, que no requieren níquel ni cobalto.

Mientras tanto, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) advierte de que la escasez de litio podría comenzar en torno a 2025.

Según el Foro Económico Mundial, en 2021 se extrajo suficiente litio para abastecer a 11,4 millones de vehículos eléctricos.

Si las ventas de vehículos eléctricos se duplican de nuevo en los próximos dos años, el mercado de los vehículos eléctricos ya superará la actual oferta mundial de litio, a menos que para entonces entren en producción nuevas minas y refinerías. Los precios del litio han subido un 380% desde hace un año, según Kitco.

Pero es el cobre lo que más preocupa, ya que el mayor impulsor de la escasez es la transición energética y el aumento de la demanda de vehículos eléctricos, aunque la demanda de más transmisión de energía también añadirá tensión a la oferta de cobre.

"Las grandes inversiones en la red eléctrica para apoyar la electrificación amplificarán aún más la tendencia", señala el informe Future of Copper.

"Los objetivos climáticos de 2050 no se alcanzarán sin un aumento significativo de la producción de cobre a corto y medio plazo, lo que supondrá un gran reto", advierte el informe de S&P Global.

Un vehículo eléctrico con batería requiere 2,5 veces más cobre que un vehículo estándar con motor de combustión interna. Gran parte de esa cantidad está en el motor eléctrico, y otra en la batería.

Simplemente no hay suficientes minas de cobre en construcción o en expansión para proporcionar todo el cobre necesario para producir los 27 millones de vehículos eléctricos que S&P Global ha previsto que se vendan anualmente para 2030.

"El desfase crónico entre la oferta y la demanda mundial de cobre, que se prevé que comience a mediados de esta década, tendrá graves consecuencias en toda la economía mundial y afectará al calendario de emisiones netas cero para 2050", advierte el informe El futuro del cobre.

El cobre podría rivalizar con el petróleo como preocupación de seguridad energética nacional para algunos países.

"En el siglo XXI, la escasez de cobre puede convertirse en una amenaza desestabilizadora clave para la seguridad internacional", advierte el informe.

En lo que denomina el Escenario de Alta Ambición, S&P Global prevé que la producción de cobre refinado casi se duplicaría, pasando de 24,5 millones de toneladas en 2021 a más de 47 millones de toneladas en 2035.

Aun así, eso no sería suficiente.

"Esto da lugar a un déficit crónico entre la demanda de cobre y la oferta a partir de 2025 y durante la mayor parte de la década de 2030, incluyendo un déficit de más de 1,5 (millones de toneladas) sólo en 2035.

"Pero este escenario depende de aumentos muy significativos tanto de la utilización de la capacidad como de las tasas de reciclaje. High Ambition es un escenario muy optimista. Lo que este escenario demuestra es que, incluso en el límite exterior de lo que podría ocurrir en las operaciones de extracción y refinado de cobre, no habrá suficiente oferta para satisfacer la demanda identificada para las emisiones netas cero en 2050".

Una previsión más nefasta, que el informe denomina escenario Rocky Road, es la de un déficit de suministro anual de casi 10 millones de toneladas en 2035.

Esto equivale a la producción de 75 minas de cobre del tamaño de la mina Highland Valley Copper de Columbia Británica, la mayor de Canadá, según Michael Goehring, presidente de la Asociación Minera de Columbia Británica.

"Es probable que los proyectos que se están desarrollando en la actualidad no sean suficientes para compensar la escasez de cobre prevista, incluso si se aceleran los permisos y la construcción", señala el informe Future of Copper.

Según Matthew Klippenstein, antiguo asesor de Plug In BC y actual director ejecutivo de Hydrogen BC, algunos de los metales utilizados en las baterías podrían sustituirse, por ejemplo, el hierro por el níquel en las baterías de litio-hierro-fosfato.

"Y el hierro es realmente abundante", señala.

Pero el cobre no tiene sustituto en los coches eléctricos. Es necesario para las baterías, el cableado y los motores. Incluso si el aluminio se convirtiera en un sustituto del cobre, como se ha sugerido, eso sólo desplazaría la necesidad de más minas de cobre a más minas de bauxita y fundiciones de aluminio.

Los conservacionistas que se oponen a las nuevas minas de cobre o litio pueden señalar el reciclaje como una solución. No es así.

Aunque se necesitará una industria de reciclaje y reutilización de las baterías de los vehículos eléctricos, no se acercará en absoluto al suministro de los metales necesarios.

Si el número de vehículos eléctricos que circulan hoy en día se mantuviera estable durante los próximos 20 años, el reciclaje de los metales que contienen podría cubrir la mayor parte de la demanda. Pero las ventas de vehículos eléctricos están creciendo exponencialmente.

 

Más información en: MINING / Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref