Los problemas de la cadena de suministro podrían empeorar si China impone nuevos bloqueos por Ómicron - World Energy Trade

Los problemas de la cadena de suministro podrían empeorar si China impone nuevos bloqueos por Ómicron

La política de tolerancia cero del país tiene a los fabricantes preocupados por otra ronda de cierres en las fábricas y puertos chinos.

La política de tolerancia cero del país tiene a los fabricantes preocupados por otra ronda de cierres en las fábricas y puertos chinos.

Transporte

Las empresas se preparan para otra ronda de interrupciones de la cadena de suministro potencialmente debilitantes, ya que China, que alberga alrededor de un tercio de la fabricación mundial, impone bloqueos generalizados en un intento de mantener a raya la variante Omicron.

Las medidas ya han confinado a decenas de millones de personas en sus hogares en varias ciudades chinas y han contribuido a la suspensión de los vuelos de conexión a través de Hong Kong desde gran parte del mundo durante el próximo mes.

Al menos 20 millones de personas, o alrededor del 1,5% de la población china, están encerradas, sobre todo en la ciudad de Xi'an, en el oeste de China, y en la provincia de Henan, en el centro-norte del país.

La política de tolerancia cero del país tiene a los fabricantes, que ya han pasado los dos últimos años lidiando con los problemas de la cadena de suministro, preocupados por otra ronda de cierres en las fábricas y puertos chinos.

Las interrupciones adicionales de la cadena de suministro mundial llegarían en un momento especialmente tenso para las empresas, que están luchando contra el aumento de los precios de las materias primas y el transporte marítimo, junto con la ampliación de los plazos de entrega y la escasez de trabajadores.

Hasta ahora, los efectos de los bloqueos en la producción y las entregas de las fábricas chinas han sido limitados. Cuatro de las mayores ciudades portuarias de China -Shanghai, Dalian, Tianjin y Shenzhen- han impuesto cierres selectivos para intentar controlar pequeños brotes de la variante Omicron.

Hasta este fin de semana, estas ciudades no habían cerrado sus muelles. Sin embargo, Volkswagen y Toyota anunciaron la semana pasada que suspenderían temporalmente sus operaciones en Tianjin debido a los cierres.

Los analistas advierten que muchas industrias podrían sufrir interrupciones en el flujo de mercancías mientras China trata de erradicar cualquier infección por coronavirus antes de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en Pekín el mes que viene.

El sábado, las autoridades de Pekín informaron del primer caso de la variante Omicron en la ciudad, lo que llevó a las autoridades a cerrar el complejo residencial y el lugar de trabajo de la persona infectada.

Si los bloqueos extensos se generalizan en China, sus efectos en las cadenas de suministro podrían sentirse en todo Estados Unidos. Nuevas e importantes interrupciones podrían deprimir la confianza de los consumidores y exacerbar la inflación, que ya se encuentra en el nivel más alto de los últimos 40 años, lo que supondría un reto para la administración Biden y la Reserva Federal.

"Si los chinos serán capaces de controlarlo o no, creo que es una cuestión realmente importante", dijo Craig Allen, presidente del Consejo Empresarial Estados Unidos-China. "Si van a tener que empezar a cerrar ciudades portuarias, vas a tener interrupciones adicionales en la cadena de suministro".

La posibilidad de que se produzcan contratiempos se produce justo cuando muchas empresas esperaban que estuvieran a punto de ver algún alivio en los cuellos de botella que han atascado las cadenas de suministro mundiales desde que comenzó la pandemia.

La combinación de cierres intermitentes en fábricas, puertos y almacenes de todo el mundo y la creciente demanda de productos extranjeros por parte de los consumidores estadounidenses ha desbaratado el sistema de suministro mundial.

Los costos de transporte se han disparado, y en los puertos y almacenes se han acumulado productos a la espera de ser enviados o conducidos a otro lugar, mientras que otras partes de la cadena de suministro están bloqueadas por la escasez.

En la temporada navideña de 2021, los clientes sortearon en gran medida estos problemas haciendo sus pedidos con antelación.

Pero la propagación de la variante Omicron está frustrando las esperanzas de una rápida recuperación, destacando no sólo lo mucho que Estados Unidos depende de los productos chinos, sino también lo frágil que sigue siendo la cadena de suministro dentro de Estados Unidos.

Las empresas de transporte y los almacenes estadounidenses, ya escasos de trabajadores, están perdiendo más empleados por enfermedad y cuarentena. Los trastornos meteorológicos están provocando estantes vacíos en los supermercados estadounidenses.

Los plazos de entrega de los productos enviados desde las fábricas chinas a la costa oeste de Estados Unidos son más largos que nunca, alcanzando un récord de 113 días a principios de enero, según la empresa de logística Flexport. Esta cifra es superior a los menos de 50 días de principios de 2019.

El gobierno de Biden ha emprendido una serie de medidas para intentar aliviar los cuellos de botella tanto en Estados Unidos como en el extranjero, entre ellas la de dedicar US$ 17.000 millones a mejorar los puertos estadounidenses como parte de la nueva ley de infraestructuras.

Los atascos siguen en los principales puertos de EE. UU.

Los principales puertos de EE.UU. están manipulando más carga que nunca y están trabajando en la acumulación de contenedores, en parte porque los puertos han amenazado con tasas adicionales para los contenedores que permanecen demasiado tiempo en sus patios.

Sin embargo, esta mayor eficiencia se ha visto mermada por los continuos problemas en otras fases de la cadena de suministro, como la escasez de camioneros y trabajadores de almacén para trasladar las mercancías a su destino final.

El impulso para que el puerto de Los Ángeles opere 24 horas al día, 7 días a la semana, que fue la pieza central de los esfuerzos de la administración Biden para abordar los problemas de la cadena de suministro este otoño, todavía ha visto pocos camiones que se presenten para las recogidas nocturnas, según los funcionarios del puerto, y los buques de carga todavía están esperando durante semanas fuera de los puertos de la Costa Oeste para su turno de atraque.

Los puertos de la Costa Oeste podrían sufrir más interrupciones este año al renegociar un contrato laboral para más de 22.000 estibadores que expira el 1 de julio. Las negociaciones anteriores provocaron paros laborales y retrasos en el transporte marítimo.

Chris Netram, vicepresidente gerente de política fiscal y económica interna de la Asociación Nacional de Fabricantes, que representa a 14.000 empresas, dijo que las empresas estadounidenses han visto una sucesión de problemas en la cadena de suministro desde el comienzo de la pandemia.

"Ahora mismo, estamos en la cola de uno de esos desafíos, los atascos portuarios", dijo, y añadió que los cierres chinos podrían ser "el siguiente sabor de esto".

Los fabricantes están observando atentamente para ver si más fábricas y puertos de China podrían verse obligados a cerrar si Omicron se extiende en las próximas semanas.

Ni Xi'an ni la provincia de Henan, donde se han producido los cierres más importantes de China, tienen una economía muy dependiente de las exportaciones, aunque Xi'an produce algunos semiconductores, entre ellos para Samsung y Micron Technology, así como componentes para aviones comerciales.

Handel Jones, director ejecutivo de International Business Strategies, una consultora de chips, dijo que el impacto en Samsung y Micron sería limitado, pero expresó su preocupación por la posibilidad de que se produzcan cierres más amplios en ciudades como Tianjin o Shanghai.

"Lo que nos preocupa ahora es si Xi'an es un modelo para otras ciudades de China", preguntó. "Si no pueden controlarlo en las próximas dos o tres semanas, entonces creo que podría tener un impacto significativo en la cadena de suministro. Ahora mismo, es una especie de punto de inflexión".

Las autoridades chinas están experimentando con cierres más selectivos

Tim Huxley, presidente de Mandarin Shipping, una naviera de contenedores con sede en Hong Kong, dijo que las normas de distanciamiento social, las elaboradas pruebas y otras precauciones habían reducido ligeramente la eficacia de los puertos chinos.

Sin embargo, tras las considerables interrupciones que se produjeron durante los cierres del año pasado, los muelles chinos han demostrado ser cada vez más capaces de seguir operando durante los cierres municipales.

Para evitar las infecciones, han prohibido a las tripulaciones de los barcos desembarcar y han exigido a algunos trabajadores portuarios que vivan durante muchas semanas en dormitorios cercanos en lugar de ir a casa con sus familias por la noche.

China tiene previsto tomar medidas similares para mantener a los atletas y otros extranjeros completamente separados de su población durante los Juegos Olímpicos de Invierno del próximo mes. Las autoridades de tráfico de Pekín incluso han dicho a los residentes que se mantengan alejados de cualquier colisión de vehículos en la que estén implicados los participantes en los Juegos Olímpicos, para evitar el contagio.

El año pasado, los cierres de las terminales de Ningbo y Shenzhen, el tercer y cuarto puerto de contenedores del mundo por volumen, respectivamente, provocaron atascos y retrasos, e hicieron que algunos barcos se desviaran a otros puertos.

Pero si el coronavirus consigue entrar de nuevo en un gran puerto, los efectos podrían sentirse rápidamente en Estados Unidos. "Si una de las grandes terminales de contenedores entra en cierre", dijo el Sr. Huxley, "no tarda en producirse un gran retraso".

El transporte aéreo también podría ser más caro y difícil de obtener en las próximas semanas, ya que China ha cancelado decenas de vuelos para tomar medidas contra otro posible vector de infección. Esto podría afectar especialmente a las empresas de electrónica de consumo, que suelen enviar productos de gran valor por vía aérea.

Para las empresas estadounidenses, la perspectiva de nuevos problemas en la cadena de suministro significa que puede haber otra lucha por conseguir productos fabricados en China antes de los posibles cierres. Todo se está adelantando porque todo el mundo está anticipando el retraso con las cadenas de suministro.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref
 

Populares de Logística