Las principales compañías logísticas de Dinamarca unen fuerzas en un ambicioso proyecto de combustible sostenible - World Energy Trade

Las principales compañías logísticas de Dinamarca unen fuerzas en un ambicioso proyecto de combustible sostenible

El proyecto reforzará el papel de Dinamarca como líder en energía verde

El proyecto reforzará el papel de Dinamarca como líder en energía verde

Transporte
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los aeropuertos de Copenhague, AP Moller - Maersk, DSV Panalpina, DFDS, SAS y Ørsted han formado la primera asociación de este tipo para desarrollar una instalación de producción a escala industrial para producir combustibles sostenibles para el transporte por carretera, marítimo y aéreo en el área de Copenhague.

La asociación reúne el lado de la demanda y la oferta de combustibles sostenibles con una visión para darse cuenta de lo que podría convertirse en una de las instalaciones de producción de combustible sostenible y electrolizadores más grandes del mundo.

El proyecto puede encabezar la maduración de combustibles sostenibles al tiempo que crea empleos y nuevas cadenas de valor para reforzar el papel de Dinamarca como líder en energía verde.

HMM presenta el buque portacontenedores más grande del mundo
LOGÍSTICA
HMM presenta el buque portacontenedores más grande del mundo

Los aeropuertos de Copenhague, AP Moller - Maersk, DSV Panalpina, DFDS, SAS y Ørsted han reunido el lado de la demanda y la oferta de combustibles sostenibles en una asociación única con la visión concreta de desarrollar una nueva instalación innovadora de producción de hidrógeno y combustible electrónico como apenas en 2023.

Cuando se amplíe por completo para 2030, el proyecto podría entregar más de 250,000 toneladas de combustible sostenible para autobuses, camiones, embarcaciones marítimas y aviones cada año.

La producción se basaría potencialmente en una capacidad total de electrolizadores de 1.3 gigavatios, lo que probablemente la convertiría en una de las instalaciones más grandes del mundo en su tipo.

La producción de la instalación a gran escala puede reducir las emisiones anuales de carbono en 850,000 toneladas.

COWI y BCG actúan como socios de conocimiento para el proyecto, y el proyecto cuenta con el apoyo de la Municipalidad de Copenhague en línea con las ambiciosas políticas de descarbonización de Copenhague. Sin embargo, la asociación espera que el proyecto pueda, con el tiempo, actuar como catalizador para proyectos similares en otras partes de Dinamarca e internacionalmente.

 principales companias logisticas dinamarca unen fuerzas ambicioso proyecto combustible sostenible fig 1 7513

Si se realiza según lo previsto, el proyecto se ubicará en el área metropolitana de Copenhague y podría suministrar hidrógeno renovable para autobuses de cero emisiones ofrecidos por Movia y camiones pesados ​​gestionados por DSV Panalpina, metanol renovable para buques AP Moller - Maersk y combustible renovable (e-queroseno) para aviones SAS que cubre el transporte aéreo de Copenhague. El proyecto requerirá un suministro a gran escala de electricidad renovable, que podría provenir de la energía eólica marina producida en Rønne Banke, en la isla de Bornholm.

Hoy, tales combustibles sostenibles tienen un costo más alto que los combustibles basados ​​en fósiles. Para ser competitivos con los combustibles fósiles, la producción de combustibles sostenibles deberá madurar, construirse a escala industrial y pasar por un viaje de costo similar al que se ha visto en la última década en otras tecnologías de energía renovable, como la costa afuera. eólica, eólica terrestre y solar fotovoltaica. Como ejemplo, el costo de la energía eólica marina ha disminuido en aproximadamente un 70% en el noroeste de Europa desde 2012. Para que esto suceda, los gobiernos y la industria deben unirse para crear un marco que incentive las inversiones privadas en la producción de combustible sostenible a gran escala.

Aunque varios socios se ven desafiados por el profundo impacto de COVID-19, los compromisos a largo plazo de la asociación para combatir el cambio climático permanecen intactos. Los socios industriales ven este proyecto como una forma de combinar los objetivos duales de acelerar la transformación verde y proporcionar un estímulo económico a la economía danesa después de la crisis COVID-19. Dinamarca está en una posición única para convertirse en un centro para la producción de combustibles sostenibles, creando empleos y asegurando una posición de liderazgo en el establecimiento de una industria completamente nueva, que será clave para impulsar la descarbonización hacia cero neto en 2050, no solo en Dinamarca, sino También a nivel mundial.

La flexibilidad será clave para permitir la transición de los envíos hacia futuros combustibles
LOGÍSTICA
La flexibilidad será clave para permitir la transición de los envíos hacia futuros combustibles

La instalación de electrolizadores no solo será una piedra angular potencial para descarbonizar las empresas de los socios, sino que también brindará una contribución crítica para alcanzar el ambicioso objetivo de Dinamarca de reducir las emisiones de carbono en un 70% para 2030 en comparación con 1990 al reemplazar los combustibles fósiles en el transporte pesado con combustibles sostenibles. La visión de la asociación es desarrollar el proyecto en tres etapas:

La primera etapa, que podría estar operativa para 2023, comprende un electrolizador de 10MW que puede producir hidrógeno renovable utilizado directamente para alimentar autobuses y camiones.

La segunda etapa comprende una instalación de electrolizadores de 250MW que podría estar operativa para 2027 cuando se pudiera entregar la primera energía eólica marina de Bornholm. Esta instalación combinaría la producción de hidrógeno renovable con la captura sostenible de carbono de fuentes puntuales en el área del Gran Copenhague para producir metanol renovable para el transporte marítimo y combustible de jet renovable (e-queroseno) para el sector de la aviación.

La tercera etapa, que podría estar operativa para 2030 cuando el potencial eólico marino en Bornholm se haya desarrollado por completo, mejoraría la capacidad del electrolizador del proyecto a 1.3GW y capturaría más CO2 sostenible, suficiente para suministrar más de 250,000 toneladas de combustibles sostenibles para ser utilizados en autobuses, camiones, embarcaciones marítimas y aviones. El proyecto tiene el potencial de desplazar el 5% de los combustibles fósiles en el aeropuerto de Copenhague para 2027 y el 30% para 2030.

La asociación ahora avanzará y entablará un diálogo con las autoridades reguladoras sobre el marco y las políticas necesarias para apoyar el desarrollo del uso de combustibles sostenibles a escala en el sector del transporte en Dinamarca, y buscar la cofinanciación pública para realizar un estudio de factibilidad completo del proyecto. Si el estudio de viabilidad confirma la viabilidad de la visión del proyecto, una decisión final de inversión para la primera etapa del proyecto probablemente podría tomarse tan pronto como 2021.

 

Te puede interesar: