Egipto secuestra al Ever Given: busca una indemnización multimillonaria por daños en el Canal de Suez - World Energy Trade

Egipto secuestra al Ever Given: busca una indemnización multimillonaria por daños en el Canal de Suez

El Ever Given está otra vez varado, esta vez no por la arena, sino por los 900 millones de dólares que debe

El Ever Given está otra vez varado, esta vez no por la arena, sino por los 900 millones de dólares que debe

Transporte

El Canal de Suez se desbloqueó, pero el Ever Given no ha tenido tanta suerte. El enorme buque portacontenedores, que cerró el canal durante casi una semana el mes pasado, está siendo retenido por las autoridades egipcias mientras buscan una compensación de más de US$ 900 millones de sus propietarios.

Una corte egipcia ordenó esta semana que el Ever Given debe ser incautado mientras continúan las conversaciones entre la Autoridad del Canal de Suez (Suez Canal Authority - SCA) que opera la vía fluvial y el propietario japonés del barco y sus aseguradoras sobre quién paga las pérdidas resultantes del bloqueo.

Cuando todo parecía terminado para el gigantesco buque, ahora son otros los motivos por los que el Ever Given ha vuelto a quedar varado.

No es la arena ahora lo que retiene al buque, sino una disputa legal entre las autoridades egipcias y los propietarios del barco por el importe financiero del accidente en el Canal.

El secuestro de Ever Given por las autoridades egipcias

Osama Rabie, presidente de la SCA, explica que "el barco permanecerá aquí hasta que se termine la investigación y se pague una compensación", aunque apunta a que espera llegar rápidamente a un acuerdo con los propietarios del Ever Given, la firma japonesa Shoei Kisen.

La SCA presentó un reclamo por US$ 916 millones el 7 de abril, según el UK P&I Club, una aseguradora que cubre al propietario japones, Shoei Kisen Kaisha, contra responsabilidades de terceros.

La SCA explicó que “el canal sufrió daños enormes y que ellos no cometieron errores”. La cifra compensatoria está calculada en base a las cuotas de tránsito perdidas, el daño a la vía acuática durante el drenaje, los propios esfuerzos por reflotar el carguero y el coste del equipamiento utilizado por Egipto y la Autoridad del Canal de Suez durante la semana que estuvo paralizado.

Los analistas de la industria naviera señalaron que la SCA pone a dos pilotos a bordo de los buques para ayudarlos a navegar por la vía fluvial.

UK P&I dijo el martes que se había hecho una contraoferta "cuidadosamente considerada y generosa" a la autoridad del canal, y agregó que estaba "decepcionada por la decisión posterior de la SCA de detener el buque".

Agregó que su prioridad era la "resolución justa y rápida de este reclamo para asegurar la liberación del buque y la carga y, lo que es más importante, su tripulación de 25 personas que permanecen a bordo".

Durante la semana en la que estuvo bloqueado se retuvieron más de 442 barcos, a razón de unos 50 barcos por día que suelen cruzar el canal.

La disputa legal puede ser muy compleja

Está en juego mucho dinero y el buque pertenece a varias legislaciones. Es propiedad de una empresa japonesa, pero el operador y transportista es taiwanés y navega con bandera de Panamá.

UK P&I dijo que la reclamación de SCA incluía US$ 300 millones por "pérdida de reputación", que la aseguradora impugnaba, así como un "bono de salvamento" de US$ 300 millones.

Según recoge la BBC, el coste del encallamiento del carguero costó entre 14 y 15 millones de dólares al día a Egipto. Un canal que supone alrededor del 2% del PIB del país, según la agencia Moody's.

Refinitiv, un proveedor de datos, ha estimado que las tarifas de tránsito perdidas ascendieron a cerca de US$ 100 millones.

Evergreen Marine, el operador taiwanés de la embarcación de 220.000 toneladas, dijo el miércoles que las afirmaciones de la SCA eran "en gran parte infundadas y carecían de una justificación detallada".

La naviera dijo que está instando a todas las partes interesadas a facilitar un acuerdo de conciliación, y agregó que también estaba "investigando el alcance" de la orden judicial.

Shoei Kisen envió una carta a los propietarios de la carga el mes pasado para declarar el llamado “promedio general”, según un propietario de la carga con mercancías a bordo. La avería general es una antigua ley marítima que requiere que todas las partes involucradas en un viaje compartan proporcionalmente las pérdidas resultantes de las acciones tomadas para salvar el barco.

El monto que pagarían los propietarios de la carga o sus aseguradoras depende del valor de su carga a bordo, no del número de contenedores, y las aseguradoras generalmente tienen que pagar una garantía para liberar la carga que asegura que cumplirán con la factura final determinada por un ajustador de seguros.

El propietario de la carga dijo que no se esperaba una resolución rápida. "Les he dicho a mis clientes que planifiquen una vida sin esa carga a mediano plazo".

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref