Con el Wind Powered Carrier se busca minimizar la contaminación de los mares - World Energy Trade

Con el Wind Powered Carrier se busca minimizar la contaminación de los mares

El nuevo buque de carga espera reducir en un 90% las emisiones contaminantes

El nuevo buque de carga espera reducir en un 90% las emisiones contaminantes

Transporte
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para el 2024 será lanzado al mercado el nuevo buque de carga a vela Oceanbird cuyo diseño estará listo para el próximo año.

Con este proyecto sueco se espera reducir en un 90% las emisiones contaminantes y demostrar lo sostenible que puede llegar a ser el transporte marítimo en un barco de 200 metros de largo, 100 metros de alto con velas y 40 metros de ancho, propulsado por viento.

El buque de carga a vela, capaz de transportar de seis mil a siete mil vehículos, conocido como el proyecto Wind Powered Carrier (wPCC) es llevado adelante por un consorcio del que Wallenius Marine forma parte como coordinador del proyecto y dueño del concepto, colaborando además con su experiencia en logística y diseño, acompañado por KTH quien aborda los desafíos en cuanto a aerodinámica, mecánica de navegación y análisis de rendimiento y por SSPA en lo que se refiere a su experiencia en el desarrollo y validación de nuevos métodos de prueba, simulación de riesgos, aerodinámica e hidrodinámica.

 

El Real Instituto de Tecnología de Estocolmo también participa en la obra, la cual cuenta con 2,6 millones de euros como inversión de la Administración de Transporte de Suecia, dada la importancia que lo caracteriza y para el desarrollo de tres años durante 2019-2022, datos del www.walleniusmarine.com

En el que las tecnologías aeronáuticas y navales utilizadas no se han escatimado con la finalidad de aprovechar el viento al máximo y lograr con sus velas alturas de 80 metros gracias a los materiales compuestos con las cuales serán fabricadas.

Los motores formarán parte del barco, pero más por razones de seguridad y de maniobrabilidad dentro de un puerto, su velocidad se verá reducida cubriendo en 12 días la ruta del océano que los buques de carga tradicionales hacen en sólo 7 días, pero con una reducción considerable de las emisiones como hemos mencionado.

Para tratar con ello de contribuir a solucionar la contaminación de los mares, la cual ha llegado a niveles impresionantes sólo 47 cruceros contaminan 10 veces más que todos los automóviles de Europa, afirman en la web www.ecoinventos.com.

En www. Sspa.se le dan mucha importancia la trabajo en equipo que vienen realizando los participantes y colaboradores del proyecto “juntos, no solo estamos desarrollando la tecnología de transporte del futuro, sino también la próxima generación de ingenieros. Trabajando juntos, permitimos el crecimiento sostenible.

 

Te puede interesar: