Puertos de Latinoamérica – Efectos de la crisis - World Energy Trade

Puertos de Latinoamérica – Efectos de la crisis

En el segundo trimestre se verá la caída de movimiento en todos los puertos

En el segundo trimestre se verá la caída de movimiento en todos los puertos

Puertos y aduanas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A fines de 2019 se estimaba que 2020 no sería un buen año para los puertos de América Latina. Se basaba en factores como las crisis sociales que se desencadenaron en la región, el déficit fiscal, la deuda creciente, los impactos de la desaceleración económica y la guerra comercial. Situación que se vio agravada por la pandemia, especialmente, en Chile y Perú.

LOGÍSTICA
DP World presenta plataforma de cadena de suministro digital

Ha habido múltiples inconvenientes. En términos de seguridad ha sido un desafío enorme para que se pueda mantener un nivel de actividad como se requiere y no poner en riesgo la salud de las personas.

El año había empezado con algún repunte en actividad, posiblemente relacionado con la fecha especial que tuvo el año nuevo chino y por eso hay puertos en la región, que entre diciembre y después de estas fiestas, mostraron crecimiento, sin embargo, en marzo el impacto se sintió de manera muy fuerte con la caída de la actividad.

Desde antes de la pandemia, América Latina y el Caribe ya acumulaba casi siete años de bajo crecimiento, con un promedio de 0,4 % entre 2014 y 2019. La crisis que sufre la región este año 2020, con una caída del PIB de -5,3 %, será la peor en toda su historia. Para encontrar una contracción de magnitud comparable hace falta retroceder hasta la Gran Depresión de 1930 (-5 %) o más aún hasta 1914 (-4,9 %).

Puertos de Latinoamérica: ¿cuáles podrían ser los efectos del Covid-19?

El segundo trimestre va a estar especialmente afectado, se verá la caída de movimiento en todos los puertos. Los que arrancaron bien van a ver disminuido el aumento y en todos los demás se notarán caídas. En esta circunstancia hablar de lo que pase en el tercer trimestre es bastante aventurado, pero todo depende de cómo evolucione el mundo con esta crisis.

La baja en los puertos se vería reflejada por la cantidad de servicios cancelados que se observan en los mismos. Para abril de 2020 desde China hacia el mundo se cancelaron 66 salidas, mientras que en abril de 2019 fueron 17, por lo que hay un alza del 288% en navegaciones canceladas.

Hay una enorme cantidad de servicios cancelados en todos los puertos, también en Chile, lo que están haciendo es más o menos de cada tres servicios se cancela uno y la carga se reparte entre los otros dos y esto da más o menos una idea de que es lo que ha estado pasando. Eso trae problemas, porque hay una baja de actividad en el puerto, por lo tanto, hay muchos más contenedores de lo que llegaban cada semana y empiezan a haber problemas a nivel operativo.

¿Cómo la pandemia afecta al sector portuario?

Hay muchas implicaciones potenciales para la industria del transporte marítimo, por ejemplo, con respecto a la salud de la tripulación y los pasajeros, la dificultad con los cambios de la tripulación o la negativa de la misma a ir a un área afectada. Por otro lado, también puede haber demoras en los puertos, como consecuencia que la carga ya no esté disponible o que ya no sea posible cargarla o descargarla.

A continuación, se enumeran algunos de los problemas clave y las posibles implicaciones que los propietarios de carga y los gerentes de riesgos deben controlar de cerca:

  • Acumulación de carga: el valor de las mercancías acumuladas en tránsito en un puerto o almacén puede exceder el límite de acumulación permitido por el contrato de seguro. Para garantizar una cobertura adecuada y para determinar si se aplicarán primas adicionales, el cliente debe comunicarse con su asegurador tan pronto como se den cuenta de la situación.
  • Demoras/Retrasos: la llegada del envío al destino asegurado más allá de la fecha prevista de llegada podría tener implicaciones financieras para todas las partes involucradas en el proceso de envío.
LOGÍSTICA
Transporte alternativo – ¿Covid-19, impulsando los GNV?
  • Cargos por demora: el tiempo excesivo para cargar o descargar una embarcación, o el despacho de mercancías del puerto de descarga en un período de tiempo prescrito, o la devolución tardía de contenedores, remolques o vagones pueden resultar en tarifas por demora cobradas al remitente / propietario de los bienes.
  • Desviación: en caso de puertos inseguros, el barco se reserva expresamente el derecho de desviarse a otro puerto que no esté descrito en el conocimiento de embarque. La política de carga tradicional incluye una cláusula de desviación que permite ciertas demoras o desviaciones en tránsito sin anular la cobertura.
  • Fuerza mayor: esencialmente, esta cláusula los exime del cumplimiento de obligaciones en caso de eventos inesperados o incontrolables como el brote de coronavirus. Sin embargo, los hechos reales que constituyen la fuerza mayor deben abordarse claramente en el contrato.

Conclusión - Recuperación de la actividad portuaria post pandemia

En la gran crisis del 2009 la actividad en el movimiento de contenedores se contrajo más del 10 % y fue una crisis muy fuerte, pero al año siguiente la actividad creció el 12 % hubo un efecto rebote importante.

Si la pandemia se controla y no hay temores ni incertidumbres con el sistema, podría pasar algo similar. Es difícil pensarlo hoy, si se observan las experiencias pasadas, a un mal año le siguió un año que buscaba recuperar todo lo perdido. Es cierto que lo que sucede hoy es algo nunca visto, pero todo depende de que ciertamente no se mantenga una incertidumbre, más bien, buscar estrategias de avance, debido a que este sector es esencial.

 

Te puede interesar: El COVID-19 podría acelerar la digitalización en la industria marítima