Vehículos eléctricos de batería y de pila de combustible: el futuro inevitable de la movilidad limpia - World Energy Trade

Vehículos eléctricos de batería y de pila de combustible: el futuro inevitable de la movilidad limpia

Vehículos eléctricos de batería y de pila de combustible: el futuro inevitable de la movilidad limpia

Aún persisten dudas entre los consumidores respecto a precios, autonomía de viaje, duración y reemplazo de batería

Movilidad

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), los vehículos con motor de combustión han sido uno de los principales responsables de las emisiones medioambientales, y sólo el transporte representa una quinta parte de las emisiones mundiales de dióxido de carbono.

Es un problema importante que no se puede ignorar ante el cambio climático en todo el mundo, y en el cual los fabricantes de automóviles pueden ayudar a reducir las emisiones producidas por los vehículos.

INNOVACIÓN
Aptera muestra su futurístico vehículo eléctrico solar con un alcance de 1.600 km

En los últimos años, varios fabricantes de vehículos se han comprometido a desempeñar su papel para abordar este problema proporcionando una movilidad limpia.

Según las estadísticas de la AIE, el transporte por carretera representa las tres cuartas partes de las emisiones del transporte global.

Ya se puede ver el comienzo y algunos resultados del compromiso de fabricantes y de gobiernos de algunos países, muchos vehículos limpios y energéticamente eficientes circulan actualmente en las carreteras.

La gran mayoría de ellos son vehículos eléctricos de batería (BEV) que se están convirtiendo en una opción cada vez más popular para los consumidores de hoy.

Muchos gobiernos de todo el mundo han implementado incentivos financieros para fomentar la adopción como parte de su estrategia a largo plazo para volverse ecológicos.

Por ejemplo, el Reino Unido prohibirá las ventas de automóviles y camionetas nuevos que funcionen con diésel o gasolina a partir de 2030, mientras que el gobierno estadounidense se ha comprometido a invertir fuertemente en energía limpia, incluidos vehículos eléctricos, con planes para instalar 500.000 nuevas estaciones de carga para fines de 2030.

Este sería un salto considerable dado que actualmente hay menos de 29.000 cargadores de vehículos eléctricos públicos en los EE. UU.

Aunque estos planes ayudarían a acelerar las ventas de BEV, tratar de cambiar las preferencias de los consumidores para adopten de manera definitiva el uso de vehículos "más ecológicos" y sostenibles no será tarea fácil.

Las dudas que aun persisten entre los consumidores

¿Cuánto tiempo tardaría en cargarse?, ¿Es asequible?, ¿cuál la autonomía de viaje? y ¿cuánto durarían las baterías antes de que sea necesario reemplazarlas? Estas son solo algunas de las preguntas que plantean los posibles nuevos compradores antes de tomar la decisión final y hacer su parte para proteger el medio ambiente.

Muchas de las respuestas a estas interrogantes dependen en gran medida al uso de tecnologías avanzadas y a lo prácticas que estas sean. Hoy en día, más organizaciones dentro de la industria están colaborando para aprovechar diferentes tecnologías para desarrollar vehículos e infraestructura que harán de los BEV una forma de movilidad amigable con el medioambiente.

Si bien estos son pasos importantes, los BEV no son la única solución de transporte que contribuirá a lograr reducir la contaminación producida por los vehículos.

La energía del hidrógeno ha estado en el mercado durante muchos años, pero en una capacidad mínima. Sin embargo, se ha identificado como una tecnología de transporte ecológica clave y, en los últimos años, el hidrógeno, el elemento más abundante en la Tierra, se ha convertido en un recurso vital en la industria automotriz.

¿Eléctrico a batería o eléctrico con celda de combustible?

Aun cuando las opciones de vehículos eléctricos con celdas de combustible (FCEV) y los impulsados por batería eléctrica son las opciones a la movilidad vehicular, los automóviles de hidrógeno o FCEV son diferentes a los BEV.

En primer lugar, los FCEV se instalan con un tanque de hidrógeno que ingresa a la celda de combustible utilizando una combinación de hidrógeno y oxígeno, que genera electricidad para alimentar los motores.

Esto significa que los vehículos de hidrógeno tienen características tanto de vehículos eléctricos debido a la energía eléctrica como de los de gasolina convencionales, que tienen depósitos.

Además de reducir la huella de carbono y los gases de efecto invernadero, otra diferencia es que los FCEV no requieren que los consumidores conecten el vehículo a una toma de corriente para recargar, lo que se puede hacer entre cinco y 10 minutos en el caso de los FCEV.

Con este tiempo de carga, la autonomía para un FCEV puede dar un rango de manejo de unas 380 millas, en comparación con los BEV, que pueden oscilar entre 100 y 200 millas con tiempo muy superior para la recarga.

El costo es el mayor desafío

Los FCEV pueden almacenar más energía a menor densidad. Al mismo tiempo, el hidrógeno es una opción de combustible más sostenible y a largo plazo que se puede utilizar durante largos períodos sin dañar el medio ambiente.

A pesar de estos aspectos positivos, uno de los mayores desafíos son los costos. La demanda para vehículos con esta tecnología es relativamente baja, hay varias razones para esto, pero uno de los principales problemas es que son caros de adquirir. Esto se debe en gran parte a los costos de fabricación y tecnología, que solo disminuirán cuando aumenten las cifras de producción.

Otra limitación es que incluso si los consumidores pueden pagar un nuevo FCEV, es necesario que haya una cantidad sustancial de estaciones de abastecimiento de hidrógeno, y estas instalaciones solo serán construidas por compañías de combustible si hay suficiente negocio para hacerlo.

Está claro que los BEV y los FCEV tienen la ventaja de producir cero emisiones locales, sin embargo, es claro también de que se requiere hacer una cantidad considerable de trabajo para proporcionar un panorama de movilidad limpio.

Como parte de la estrategia a largo plazo de Hyundai, la compañía planea lanzar al menos 12 modelos BEV con el objetivo de vender 560.000 vehículos eléctricos por año para 2025. Además, Hyundai Motor Group planea expandir su línea de BEV a 23 modelos para 2025 para vender un millón de unidades anuales en los mercados globales durante este mismo período.

En cuanto a hidrógeno, Hyundai Motor Group, también ha establecido su hoja de ruta "FCEV Vision 2030", para acelerar el desarrollo de una sociedad del hidrógeno aprovechando su liderazgo global en tecnologías de pilas de combustible.

Durante los próximos nueve años, Hyundai Motor Group tiene como objetivo asegurar una capacidad de producción de 700.000 unidades al año de sistemas de celdas de combustible para los sectores automotriz y no automotriz, como embarcaciones, vagones de ferrocarril, drones y generadores de energía.

En general, es inevitable que veamos más BEV y FCEV ​​en el futuro, ya que son parte de la solución que hará que nuestras ciudades sean más limpias. Sin embargo, si los miembros de la sociedad van a cambiar a estos vehículos, sería necesario que los responsables políticos, los gobiernos y los expertos de la industria trabajen juntos y superen cualquier desafío.

Simplemente no es suficiente desarrollar estos vehículos para las carreteras en producción en masa a menos que haya suficiente infraestructura en el lugar y asequible para comprar y operar. Por tanto, el ingenio será fundamental para una movilidad limpia y sostenible.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref