EE. UU. tiene un problema mayor para la adopción masiva de vehículos eléctricos - World Energy Trade

EE. UU. tiene un problema mayor para la adopción masiva de vehículos eléctricos

La infraestructura de carga requiere crecer con mucha rapidez y mayor inversión

La infraestructura de carga requiere crecer con mucha rapidez y mayor inversión

Movilidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Sin importar la vida útil de una batería, así sea un millón de millas, existe un obstáculo clave a superar para logar la adopción masiva de los vehículos eléctricos, y es la insuficiente infraestructura pública de carga.

La revolución de los vehículos eléctricos va más allá del rendimiento del automóvil, las opciones disponibles o el precio respecto a los de combustión de interna. El fácil acceso a la infraestructura de carga es un elemento clave para generar la confianza en los conductores de que al momento de requerir energía para el vehículo, contarán con un punto de carga cercano.

Disipar los temores de los conductores de quedarse varados sin energía en la batería y sin un punto de carga cercano, es un elemento clave.

La infraestructura de vehículos eléctricos en los Estados Unidos se está expandiendo, pero necesita hacerlo con mayor rapidez e inversiones para estar lista para que los vehículos eléctricos aumenten su participación de mercado.

Incluso California, líder en ventas de vehículos eléctricos y el mercado estadounidense más grande de Tesla, ha reconocido que necesita llenar el vacío en la infraestructura de carga si quiere cumplir con el objetivo del gobernador de California, Gavin Newsom, de eliminar gradualmente la venta de nuevos vehículos de pasajeros a gasolina para 2035.

Con el auge de los robots, nos deberiamos preguntar: ¿qué trabajos nos quedan a nosotros?
INNOVACIÓN
Con el auge de los robots, nos deberiamos preguntar: ¿qué trabajos nos quedan a nosotros?

A principios de este mes, la Comisión de Energía de California (CEC) aprobó un plan de US$ 384 millones para acelerar el transporte sin emisiones, que incluye la asignación de US$ 132.9 millones para infraestructura de carga de vehículos eléctricos ligeros y otros US$ 129.8 millones para vehículos eléctricos de servicio mediano y pesado e infraestructura.

En agosto, los funcionarios del estado de California dieron la aprobación a la principal compañía, Southern California Edison, para un programa de infraestructura de carga de vehículos eléctricos de US$ 436 millones que agregará alrededor de 38,000 nuevos cargadores en todo el área de operación de 50,000 millas cuadradas de la empresa de servicios públicos, que será el programa de carga de vehículos eléctricos más grande del país y que será administrada por una empresa de servicio propiedad de inversores privados.

¿Quién debería operar los puntos de recarga?

California es líder en lo que se refiere a planes para autorizar a las empresas de servicios públicos a invertir en infraestructura de carga de vehículos eléctricos. Más de la mitad del total de US$ 2,600 millones aprobados por los reguladores en 24 estados corresponden a California, informó The Wall Street Journal, citando datos de Atlas Public Policy.

Pero se están gestando problemas con la idea de que las empresas de servicios públicos deberían ser los principales desarrolladores de puntos de carga públicos. Los reguladores en algunos estados están debatiendo si los servicios públicos son la mejor opción, aunque los estados con objetivos y políticas de energía limpia están cada vez más abiertos a la idea.

Las empresas de servicios públicos están comprometidas con este plan de desarrollo y su adopción sería más rápida ya que tienen la infraestructura disponible.

Sin embargo, la idea de otorgar a las empresas de servicios públicos un papel más importante en el desarrollo de la infraestructura de carga de vehículos eléctricos se encuentra con la oposición de los defensores de la protección de los derechos del consumidor, de las nuevas empresas de carga de vehículos eléctricos y de la industria petrolera.

Los grupos de consumidores dicen que las tarifas de electricidad para los consumidores aumentarán inicialmente y es posible que no disminuyan con el tiempo, como prometen los servicios públicos.

Los productores de combustible no están contentos con la idea de que los estados puedan ayudar a subsidiar la tecnología de vehículos rivales que podría desplazar las ventas de combustible.

Las pequeñas empresas de carga de vehículos eléctricos no les gusta el control potencial de los servicios públicos sobre gran parte de la infraestructura.

Las empresas de servicios públicos, por otro lado, argumentan que tienen los recursos financieros para implementar la infraestructura de carga de vehículos eléctricos más rápido y, por lo tanto, ayudar a establecer objetivos para energía más limpia y electrificación del transporte.

La inversión requerida

Independientemente de quién tenga que desempeñar el papel de liderazgo en la expansión significativa de la infraestructura de carga de vehículos eléctricos de EE. UU., lo que sí es seguro es que se requiere una cuantiosa inversión para que la carga de vehículos eléctricos esté ampliamente disponible, incluso en hogares y áreas rurales.

El Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT) dijo en un documento técnico que los costos de capital de la infraestructura de carga de vehículos eléctricos necesaria para la carga pública, en el lugar de trabajo y en el hogar para las 100 áreas metropolitanas más pobladas de EE. UU. hasta 2025 superarían los US$ 2 mil millones en un escenario con 2.6 millones de ventas de vehículos eléctricos nuevos en 2025.

El informe encontró que los costos de carga en el hogar para respaldar estos vehículos eléctricos ascienden a US$ 1,300 millones, mientras que los costos de carga rápida en el lugar de trabajo nuevo, áreas públicas y los de corriente continua totalizan US$ 940 millones.

Según el autor del artículo, Michael Nicholas, para 2025 se necesitará aproximadamente 4 veces más infraestructura de carga pública que la cantidad en 2017 para igualar el crecimiento esperado de los vehículos eléctricos.

Wood Mackenzie espera 10.8 millones de puntos de recarga de vehículos eléctricos residenciales y públicos en Norteamérica para 2030. Sin embargo, en la actualidad, el despliegue de infraestructura de recarga pública en Norteamérica está muy por detrás de Europa.

Las empresas de servicios públicos estadounidenses que aspiran a desempeñar un papel en la infraestructura de carga pública están actualmente limitadas por regulaciones que excluyen o limitan la propiedad, la inversión y los servicios de vehículos eléctricos.

Las políticas estatales y posiblemente nacionales para incentivar la electrificación del transporte, así como los programas de infraestructura de vehículos eléctricos de servicios públicos, están configuradas para aliviar la ansiedad de los consumidores sobre el alcance en la segunda mitad de esta década, lo que ayudará a los Estados Unidos a equipararse con Europa en términos de despliegue de cargadores públicos, señaló el analista de Wood Mackenzie, Kelly McCoy.

Brechas en la infraestructura regional

Un análisis reciente del Rocky Mountain Institute mostró que más allá de los entornos urbanizados, no hay tantos cargadores rápidos de corriente continua en las principales carreteras de EE. UU.

Como era de esperar, cinco de las diez ciudades con la mayor disponibilidad de infraestructura EV circundante se encuentran en California.

Las brechas son visibles lejos de estos entornos más urbanizados, lo que podría generar temores en los conductores que realizan viajes más largos fuera de sus ciudades y estados de origen, dijo el Rocky Mountain Institute.

El Instituto informó, además, que la cobertura de carga rápida en varios corredores importantes de Dakota del Norte, Dakota del Sur, Wyoming, Montana y algunos otros estados se limita únicamente a los conductores de Tesla.

Esto complica aún más la cuestión de la idoneidad de la infraestructura regional para las personas que conducen otras marcas de vehículos eléctricos.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: