Una nueva nube de escombros obliga a los astronautas de la ISS a buscar refugio - World Energy Trade

Una nueva nube de escombros obliga a los astronautas de la ISS a buscar refugio

Una nueva nube de escombros obliga a los astronautas de la ISS a buscar refugio

Informes no confirmados sugieren que la nube de escombros fue causada por la desintegración repentina de un satélite y que el responsable es una prueba de armas rusa

Ciencia Espacial

Los siete astronautas que se encuentran a bordo de la Estación Espacial Internacional han tenido que refugiarse en sus respectivas naves espaciales debido a la repentina aparición de una nube de escombros en órbita, cuyo origen aún no está claro.

La información va llegando poco a poco, pero sabemos que la ISS funciona actualmente con normalidad y que los siete miembros de la tripulación están sanos y salvos. La tripulación tuvo que refugiarse esta mañana debido a la repentina aparición de un campo de escombros en órbita. La inexplicable desintegración del difunto satélite ruso Kosmos-1408 es actualmente el principal candidato a ser el origen de la nube de basura en órbita.

Los astronautas de la NASA Raja Chari, Tom Marshburn, Kayla Barron y el astronauta de la ESA Matthias Maurer están refugiados dentro de una Crew Dragon de SpaceX acoplada a la ISS, mientras que los cosmonautas rusos Anton Shkaplerov, Pyotr Dubrov y el astronauta de la NASA Mark Vande Hei están dentro de una cápsula Soyuz, informa la agencia de noticias estatal rusa TASS. Los astronautas podrían utilizar estas naves para regresar a la Tierra de forma segura en caso de que la ISS sufra daños por los escombros.

Está disponible una transmisión en directo del control de la misión de la NASA, que permite seguir los acontecimientos mientras se producen.

En un tuit, Roscosmos dijo que la tripulación está "realizando operaciones rutinarias de acuerdo con el programa de vuelo", y que el "objeto" amenazante se ha "alejado de la órbita de la ISS". Por "objeto", la agencia espacial rusa se refiere al campo de escombros. La "estación está en la zona verde", añadió Roscosmos.

"Amigos, ¡todo es estable con nosotros!", tuiteó Shkaplerov. "Seguimos trabajando en el programa".

A pesar de estas palabras de tranquilidad, las operaciones a bordo de la ISS no han vuelto a la normalidad. Los controladores de la misión están proporcionando continuamente cuentas atrás de cada tránsito del campo de escombros (es decir, el mayor acercamiento del campo de escombros a la ISS). A las 10:32 a.m. hora del este, los controladores dieron instrucciones para que la tripulación de la NASA entrara temporalmente en el módulo Columbus para realizar algunas tareas rápidas y para recoger los objetos personales en caso de que tuvieran que permanecer dentro de Dragon durante la noche (una posible indicación de que esto podría llevar un tiempo).

Al principio, los tránsitos del campo de escombros se producían una vez cada 93 minutos, pero ahora se producen una vez cada 30 o 40 minutos. En un correo electrónico, el astrofísico de la Universidad de Harvard Jonathan McDowell dijo que, suponiendo que sea un campo de escombros causado por un satélite roto, "habrá una gran barra para el error sobre si existe riesgo para la ISS, de ahí la precaución".

El origen del campo de escombros sigue sin confirmarse, pero su repentina aparición coincide con informes de que Rusia ha realizado una prueba de armas antisatélite (ASAT). En un tuit, Gunter Krebs, físico y editor de Gunter's Space Page, dijo que el objetivo era un "viejo satélite soviético Tselina-D SIGINT llamado Kosmos-1408 (1982-092A) lanzado en 1982, que lleva décadas muerto", y que "se han rastreado 14 objetos de escombros." Pero Krebs advierte: "Hasta ahora no hay confirmación de fuentes oficiales".

La Fuerza Espacial de EE.UU. "es consciente de un evento generador de desechos en el espacio exterior" y está "trabajando para caracterizar el campo de desechos y continuará asegurándose de que todas las naciones que navegan en el espacio tengan la información necesaria para maniobrar los satélites si son impactados", tuiteó el reportero especializado en temas espaciales Joey Roulette del New York Times.

El incidente de hoy se produce menos de una semana después de que la ISS tuviera que realizar una maniobra de emergencia para eludir basura espacial potencialmente peligrosa. En ese caso, se trataba de un remanente de un satélite meteorológico Fengyun-1C, que China destruyó deliberadamente en 2007 como parte de una prueba de misiles antisatélites. India hizo algo similar en 2019, uniéndose a Estados Unidos, Rusia y China como países que han probado armas antisatélite. Actualmente, el uso de armas antisatélite "ocupa una zona gris" cuando se trata del control internacional de armas, escribe Talia M. Blatt de la Universidad de Harvard.

 

Noticia tomada de: Gizmodo / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref