SpaceX lanza 60 satélites Starlink en el décimo despegue y aterrizaje de un cohete reutilizado - World Energy Trade

SpaceX lanza 60 satélites Starlink en el décimo despegue y aterrizaje de un cohete reutilizado

SpaceX lanza 60 satélites Starlink en el décimo despegue y aterrizaje de un cohete reutilizado

Un cohete Falcon 9 de SpaceX que transporta 60 satélites Starlink de Internet se lanza en un décimo vuelo récord desde Cabo Cañaveral, en Florida, el 9 de mayo de 2021.

Ciencia Espacial

Un cohete Falcon 9 de SpaceX puso en órbita 60 satélites Starlink a primera hora del domingo (9 de mayo) y luego aterrizó en el mar para culminar un décimo vuelo récord del cohete reutilizable de la compañía.

El veterano cohete Falcon 9 despegó antes del amanecer desde el Space Launch Complex 40, en la sede de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, a las 2:42 a.m. EDT (0642 GMT), marcando el decimocuarto lanzamiento del año para la compañía. También fue un vuelo para los libros de récords, ya que fue el décimo lanzamiento y aterrizaje de este cohete en particular. El exterior del cohete, antes inmaculado, estaba casi negro, carbonizado por sus numerosos viajes de ida y vuelta a la órbita.

"Es la primera vez que un cohete Falcon alcanza el doble de vuelos", escribió en Twitter el director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, antes del lanzamiento.

El exitoso despegue marcó la segunda vez que SpaceX lanzó uno de sus cohetes Falcon 9 de 229 pies de altura (70 metros) en la misma semana, cada uno de los cuales transportaba una columna completa de 60 satélites de banda ancha Starlink de panel plano.

"La primera vez que SpaceX reutilizó un cohete de clase orbital fue en la misión SES-10 en marzo de 2017", dijo el supervisor de la cadena de suministro de Spacex, Michael Andrews, en una transmisión en vivo. "Ciertamente hemos recorrido un largo camino desde entonces".

Aproximadamente nueve minutos después del despegue, la primera etapa del cohete regresó a la Tierra, tocando la embarcación no tripulada de SpaceX "Just Read the Instructions" para un décimo aterrizaje exitoso récord.

El cohete iluminó el cielo antes del amanecer mientras subía a la órbita. Los cielos despejados sobre la Costa Espacial de Florida ofrecieron unas condiciones de observación inmejorables.

En 2020, SpaceX lanzó la cifra récord de 26 cohetes, y la empresa no muestra signos de desaceleración. En lo que va de año, el constructor de cohetes con sede en Hawthorne, California, ha lanzado 14 misiones. Cada uno de esos lanzamientos ha sido en cohetes reutilizados, y la mayoría han llevado los propios satélites Starlink de SpaceX.

El mes pasado, SpaceX celebró el lanzamiento de su tercera misión con astronautas en menos de un año, cuando la empresa privada de vuelos espaciales envió una tripulación de cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional. Esa misión, denominada Crew-2, fue la primera misión tripulada de SpaceX que voló en un cohete reutilizado.

De sus 14 misiones de este año, 11 han puesto en órbita satélites Starlink. SpaceX ya ha llenado su constelación inicial de Internet de 1.440 satélites de banda ancha. Sin embargo, la empresa tiene la aprobación para lanzar miles más y confía en su flota de propulsores probados en vuelo para lograrlo.

El hito del cohete reutilizable

El cohete utilizado en el lanzamiento del domingo, llamado B1051, es uno de los líderes de la flota de SpaceX. El veterano cohete cuenta ahora con 10 lanzamientos y aterrizajes en su haber, ya que la empresa tiene previsto llevar sus cohetes Falcon 9 al límite. Es el primer cohete de la flota de SpaceX que alcanza este hito. (Otro booster, el B1049, acaba de lanzar su novena misión a principios de esta semana).

Este Falcon 9 hizo su debut en 2019, lanzando una cápsula Crew Dragon sin tripulación en la misión Demo-1 como parte de un vuelo de prueba para el programa Commercial Crew de la NASA. El propulsor también lanzó un trío de satélites de observación de la Tierra para Canadá, un satélite de banda ancha para Sirius-XM y siete misiones diferentes de Starlink.

SpaceX ha estado utilizando sus boosters con más kilómetros volados anteriormente para transportar sus propios satélites al espacio. De este modo, la empresa puede llevar al límite su flota de cohetes Falcons y, al mismo tiempo, aprender lo máximo posible sobre el desgaste que recibe cada vehículo durante el lanzamiento.

Este es el 118º vuelo global del Falcon 9, y el 64º vuelo de un propulsor reutilizado. De hecho, cada uno de los lanzamientos de SpaceX en lo que va de 2021 ha sido con un cohete ya probado en vuelo.

En 2018, SpaceX debutó el cohete que vemos hoy, una versión del Falcon 9 conocida como Block 5. Este Falcon 9 de mayor capacidad ha dado paso a una era de rápida reutilización para la compañía, permitiendo a SpaceX lanzar más cohetes que nunca.

Hace tres años, el consejero delegado y fundador de SpaceX, Elon Musk, dijo a los periodistas que la empresa esperaba que cada Falcon 9 volara 10 veces con pocas renovaciones entre vuelos, y hasta 100 veces antes de retirarse.

El B1051 es el primero en alcanzar el hito histórico de 10 vuelos, y se espera que vuelva a volar, tras su exitoso aterrizaje en el mar. Según Musk, no parece haber un límite estricto en el número de veces que se puede reutilizar un cohete, por lo que la empresa seguirá llevando cada Falcon a su límite.

Disponer de una flota de cohetes probados en vuelo permite a SpaceX mantener su rápida cadencia de lanzamientos. Sin embargo, SpaceX opta por volar su propia carga útil en cohetes con un elevado número de vuelos, reservando sus cohetes más nuevos para los clientes de pago.

Tanto la NASA como la Fuerza Espacial de EE.UU. han concedido recientemente a la empresa la aprobación para volar sus cargas útiles en cohetes reutilizados, y el 23 de abril vimos despegar la primera de esas misiones, con el lanzamiento de Crew-2. (SpaceX ha volado otras misiones de la NASA en cohetes reutilizados, pero el vuelo de abril supuso la primera vez que lo hace para una misión con humanos).

Para facilitar la reutilización, SpaceX equipó su Falcon 9 con algunas mejoras que no tenían las versiones anteriores, como un sistema de protecciones térmicas más robusto, una interetapa (la parte que conecta la primera etapa del cohete con la etapa superior) más duradera, aletas de rejilla de titanio y motores más potentes. Estas mejoras clave, junto con dos embarcaciones no tripuladas en la misma costa, han permitido a SpaceX lanzar y aterrizar más cohetes.

La constelación Starlink crece

SpaceX creó su enorme constelación de Internet con un objetivo principal: proporcionar cobertura de Internet al mundo, en particular a los que se encuentran en zonas remotas y rurales. Para ello, los ingenieros de la empresa diseñaron una flota de satélites planos de banda ancha que sobrevuelan la Tierra, transmitiendo conexión a Internet a los usuarios que pueden acceder al servicio a través de un terminal de usuario compacto.

Con el éxito del lanzamiento del domingo, SpaceX ha puesto en órbita más de 1.600 satélites Starlink, incluidos algunos que ya no están operativos. Esto supera la cuota inicial de la empresa, lo que significa que deberíamos ver un despliegue comercial oficial del servicio de Internet Starlink en algún momento de este año.

La empresa ya ha demostrado su utilidad para los habitantes de zonas remotas. SpaceX ha conectado distritos escolares de Virginia y Carolina del Norte que, de otro modo, tendrían dificultades para aprender en línea, así como la tribu Hoh del estado de Washington y la nación Pikangikum del oeste de Ontario.

Actualmente, Starlink se encuentra en fase de pruebas beta con usuarios de todo el mundo que están probando el servicio. La empresa también ha abierto su página web para empezar a aceptar pedidos anticipados, aunque el servicio no comenzará de inmediato. Los posibles usuarios pueden ir a la página web de la empresa y reservar el servicio con un depósito de 99 dólares ahora mismo.

Según los responsables de la empresa, más de 500.000 usuarios se han apuntado al floreciente servicio hasta ahora.

Recuperación del carenado del cohete

Las dos mitades del carenado de la misión que se llevó a cabo el martes serán recuperadas por el nuevo miembro de la flota de recuperación de SpaceX, Shelia Bordelon. La empresa se despidió oficialmente de su dúo dinámico, GO Ms. Tree y GO Ms. Chief, el mes pasado. Las dos captadoras de carenados ayudaron a SpaceX a ser pionera en sus esfuerzos de recuperación de carenados.

El cono de la nariz del cohete (también llamado carenado) es una pieza que protege la carga útil mientras el cohete atraviesa la atmósfera. Una vez que alcanza una determinada altitud, las piezas se desprenden y caen a la Tierra.

Históricamente, el equipo se desechaba en el océano, para no volver a ser utilizado. Sin embargo, gracias a los paracaídas a bordo y al software de navegación, SpaceX comenzó a recuperar los carenados, ya sea atrapándolos en un barco equipado con una red o sacándolos del agua.

Con la ayuda de su grúa a bordo, el brillantemente pintado Shelia Bordelon recuperará los carenados del agua y los devolverá a puerto. A partir de ahí, serán reacondicionados y preparados para su próxima misión.

 

Noticia tomada de: Space / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref