Relativity Space presenta un cohete reutilizable impreso en 3D destinado a competir con el Falcon 9 de SpaceX - World Energy Trade

Relativity Space presenta un cohete reutilizable impreso en 3D destinado a competir con el Falcon 9 de SpaceX

Relativity Space prueba un componente de su motor Aeon en las instalaciones de prueba E-2 del Centro Espacial Stennis en Mississippi

Relativity Space prueba un componente de su motor Aeon en las instalaciones de prueba E-2 del Centro Espacial Stennis en Mississippi

Ciencia Espacial

El fabricante de cohetes de impresión 3D Relativity Space está trabajando en el Terran R, un vehículo de lanzamiento totalmente reutilizable que se acercaría a las capacidades del cohete Falcon 9 de SpaceX. El Terran R es "realmente una evolución obvia" del cohete Terran 1 de la empresa, dijo el director general de Relativity, Tim Ellis, a CNBC, este último está programado para lanzarse por primera vez a finales de este año.

Relativity Space, el constructor de cohetes de impresión en 3D, está haciendo otra gran apuesta: desarrollar un cohete totalmente reutilizable, diseñado para igualar la potencia y la capacidad de los cohetes Falcon 9 de SpaceX.

Llamado Terran R, el cohete reutilizable es "realmente una evolución evidente" del cohete Terran 1 de la compañía, dijo el director general de Relativity, Tim Ellis, a la cadena de televisión CNBC, este último que Relativity espera lanzar por primera vez a finales de 2021.

"Es la misma arquitectura, el mismo propulsor, la misma fábrica, las mismas impresoras 3D, la misma aerodinámica y el mismo equipo", dijo Ellis.

"Siempre he sido un gran fan de la reutilización. Se mire como se mire -incluso con la impresión en 3D, y la reducción de costes, y [el aumento de la] automatización de un vehículo de lanzamiento- hacer que sea reutilizable tiene que ser parte de ese futuro", añadió Ellis.

Terran R es la primera de varias iniciativas nuevas que Ellis espera que Relativity desvele en el próximo año, ya que la empresa ha recaudado más de 680 millones de dólares desde su fundación hace cinco años. Al igual que Terran 1, Relativity construirá Terran R con más del 90% de las piezas mediante fabricación aditiva, utilizando las mayores impresoras 3D del mundo como lo que Ellis llama "la fábrica del futuro".

INNOVACIÓN
Sin precedentes: Vea cómo el Rover Perseverance aterriza en Marte en este épico vídeo

Relativity, valorada en 2.300 millones de dólares, es una de las empresas espaciales privadas más valiosas del mundo. Entre sus inversores se encuentran Tiger Global Management, Fidelity, Baillie Gifford y Mark Cuban, entre otros.

Ellis subrayó que -incluso con el anuncio de Terran R- Relativity está "muy centrada en conseguir que Terran 1 se lance por primera vez", lo que, según dijo, sigue en camino de ocurrir a finales de este año.

Y la compañía planea mantener Terran 1 a largo plazo ya que Ellis cree que "es un gran producto".

"No estamos haciendo un cambio de 'Falcon 1 a Falcon 9'", dijo Ellis, señalando cómo SpaceX de Elon Musk originalmente estaba construyendo y planeando operar un cohete más pequeño.

Terran R representa una expansión de la oferta de Relativity en el mercado de lanzamiento.

Terran 1 tiene un precio de 12 millones de dólares por lanzamiento y está diseñado para transportar 1.250 kilogramos a la órbita terrestre baja. Esto sitúa a Terran 1 en el centro del mercado de lanzamientos estadounidense, entre el Electron de Rocket Lab y el Falcon 9 de SpaceX tanto en precio como en capacidad.

Ellis dijo que Terran R será capaz de levantar casi 20 veces más carga útil que Terran 1, con Relativity apuntando a un cohete capaz de lanzar más de 20.000 kilogramos a la órbita baja de la Tierra. Esta cifra se acercaría a los 22.800 kilogramos que, según SpaceX, pueden lanzar sus cohetes Falcon 9.

Aunque Ellis se negó a revelar el precio por lanzamiento que Relativity espera para Terran R, dijo que Relativity planea ser competitiva con otras ofertas. SpaceX anuncia los lanzamientos de cohetes Falcon 9 con un precio de 62 millones de dólares, y la compañía de Musk dice que cada cohete cuesta alrededor de 28 millones de dólares por lanzamiento.

"Realmente el mercado nos pidió que creáramos [Terran R] y actualmente estamos hablando con los clientes", dijo Ellis.

Relativity tiene una cartera de contratos por valor de varios miles de millones de dólares "en diálogo activo" para sus cohetes Terran 1 y Terran R, dijo Ellis, con el interés de los clientes dividido por igual entre los dos vehículos. Señaló que los contratos de Terran 1 que Relativity ha anunciado hasta la fecha tienen acuerdos de servicio de lanzamiento vinculantes, por lo que los clientes están pagando en depósitos por los cohetes.

"Hay un montón de clientes, todos ellos consiguiendo financiación y desarrollando grandes planes, y eso está impulsando realmente la necesidad de más capacidad de lanzamiento en todo el mundo", dijo Ellis.

El director general de Relativity no sólo espera ser competitivo en el mercado, sino que también cree que habrá más naves espaciales intentando lanzarse que viajes a la órbita.

"En realidad va a haber una escasez de lanzamientos, si se observa cuánta gente está intentando lanzar cargas útiles al espacio", dijo Ellis. "En casi todos los modelos que hemos analizado, se necesitan más vehículos de lanzamiento para desplegar incluso una fracción de los planes de los que se habla".

Ellis también destacó la capacidad de reutilización de Terran R como una forma de mejorar la competitividad de Relativity.

"Simplemente no veo un futuro en el que no exista un cohete totalmente reutilizable y no sea necesario que exista", dijo Ellis.

Destacó el trabajo de SpaceX sobre la reutilización como información para el enfoque de Relativity sobre Terran R, que espera que sea "totalmente reutilizable". Los cohetes Falcon 9 de SpaceX son parcialmente reutilizables, ya que la empresa aterriza la primera etapa (también conocida como booster) y a menudo recupera la nariz del cohete. Sin embargo, SpaceX no recupera las segundas etapas del Falcon 9, una hazaña que Relativity pretende conseguir imprimiendo en 3D diseños que "no serían posibles con la fabricación tradicional", dijo Ellis.

"Podremos imprimir materiales mucho más exóticos y tradicionalmente difíciles de fabricar que mejoren la reutilización tanto de la primera como de la segunda etapa", dijo Ellis.

No es necesario hacer cambios en la fábrica

El hecho de que Relativity se centre en la impresión 3D significa que la empresa no tiene que cambiar ni añadir nuevos equipos a su línea de producción.

"Las impresoras, simplemente con cambios de software, construirán Terran R", dijo Ellis.

"Es una pila tecnológica completamente diferente para el sector aeroespacial", añadió Ellis. "Todas las fábricas aeroespaciales en las que entras hoy en día siguen construyendo productos con gigantescas herramientas fijas y una cadena de suministro muy compleja, y se necesitan muchos años para desarrollar un nuevo producto. Si quieres hacer pequeños retoques y cambios, tienes que arrancar todo eso y volver a empezar".

Relativity ha estado construyendo Terran 1 con la expectativa de que Terran R estaba por llegar.

Ellis señaló que el Terran 1 se alimenta de oxígeno líquido y metano líquido, propulsores que son el punto central de los cohetes reutilizables de próxima generación. Incluso las instalaciones de pruebas de la compañía en el Centro Espacial Stennis de la NASA en Mississippi "ya están dimensionadas" para probar los motores más grandes necesarios para Terran R, dijo.

"Muchas de las piezas son bastante similares desde el punto de vista arquitectónico, pero lo que es tremendamente diferente es el hecho de que [Terran R] es totalmente reutilizable", dijo Ellis.

Una ilustración muestra cómo se compara la impresora 3D de Relativity Space en relación con una persona

Figura 1. Una ilustración muestra cómo se compara la impresora 3D de Relativity Space en relación con una persona.

Las pruebas del motor ya han comenzado

Relativity ha completado cientos de pruebas con sus motores Aeon 1 que impulsarán a Terran 1, pero Terran R contará con un "nuevo motor llamado Aeon R" que la compañía ha comenzado a desarrollar, dijo Ellis.

"También hemos probado el motor para la etapa superior", dijo Ellis. "Es un motor con cámara de cobre... y en realidad ahora es el mismo motor en la etapa superior de Terran R que en Terran 1".

La compañía espera realizar "pruebas de ciclo de trabajo de la misión", también conocidas como pruebas de duración completa, del nuevo motor de mayor potencia en los próximos días, dijo Ellis.

Relativity tiene previsto lanzar el Terran R desde Cabo Cañaveral, en Florida, donde la empresa ya había conseguido un lugar de lanzamiento para el Terran 1.

Se esperan más detalles

Aunque Ellis se negó a hablar específicamente de sus expectativas sobre el calendario de desarrollo de Terran R, dijo que la empresa lo anuncia ahora porque ha comenzado a construir el hardware y a realizar pruebas.

"Creo que sólo era cuestión de tiempo que pudiéramos mantenerlo en secreto", dijo Ellis, señalando que Relativity está "ahora en el mercado y vendiendo" los lanzamientos de Terran R.

La empresa revelará más detalles sobre el diseño y las especificaciones de Terran R a finales de este año. En cuanto a la forma en que Relativity planea aterrizar sus cohetes Terran R, Ellis dijo que su empresa utilizará "tal vez ambas" plataformas de aterrizaje de hormigón y naves no tripuladas, como hace SpaceX.

En general, Ellis tiene una visión de los cohetes reutilizables impresos en 3D como "la tecnología inevitable que necesitamos para construir la base industrial de la humanidad en Marte", un objetivo similar al sueño de Musk de "convertir a la humanidad en una especie multiplanetaria" estableciendo asentamientos en el planeta rojo. Ellis cree que Relativity y SpaceX pueden ser dos empresas que lideren una nueva era de exploración.

"Tenemos que inspirar a docenas o cientos de empresas para que hagan esto", dijo.

 

Noticia tomada de: CNBC / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref