Primera misión china en llegar a Marte: Tianwen-1, entra con éxito en la órbita del Planeta Rojo - World Energy Trade

Primera misión china en llegar a Marte: Tianwen-1, entra con éxito en la órbita del Planeta Rojo

China se ha unido a la lista de naciones que han llegado a la órbita de Marte. Foto cortesía de: China National Space Administration

China se ha unido a la lista de naciones que han llegado a la órbita de Marte. Foto cortesía de: China National Space Administration

Ciencia Espacial

La primera misión china a Marte, Tianwen-1, ha llegado hoy (10 de febrero) a la órbita del Planeta Rojo, según informan los medios de comunicación chinos.

Este hito convierte a China en la sexta entidad en llevar una sonda a Marte, uniéndose a Estados Unidos, la Unión Soviética, la Agencia Espacial Europea, India y Emiratos Árabes Unidos, cuyo orbitador Hope llegó al Planeta Rojo ayer mismo (9 de febrero).

El logro de hoy prepara el terreno para algo aún más épico dentro de unos meses: el aterrizaje de una pareja de vehículos Tianwen-1 en una gran llanura del hemisferio norte de Marte llamada Utopia Planitia, que se espera que tenga lugar en mayo. (China no suele hacer públicos los detalles de sus misiones espaciales con antelación, por lo que no sabemos con seguridad cuándo se producirá ese aterrizaje).

Una misión ambiciosa

China hizo su primera incursión en Marte en noviembre de 2011, con un orbitador llamado Yinghuo-1 que se lanzó con la misión rusa para el retorno de muestras Phobos-Grunt. Pero Fobos-Grunt nunca salió de la órbita terrestre, y Yinghuo-1 se estrelló con la sonda rusa y otra compañera de viaje, el Planetary Society's Living Interplanetary Flight Experiment (Experimento de Vuelo Interplanetario Viviente de la Sociedad Planetaria).

INNOVACIÓN
7 datos que debes saber sobre el rover de la NASA que está a punto de aterrizar en Marte

Sin embargo, Tianwen-1 (que significa "Cuestionando los Cielos") es un gran paso adelante respecto a Yinghuo-1. Para empezar, la misión actual está totalmente dirigida por China; fue desarrollada por la Administración Espacial Nacional de China (con alguna colaboración internacional) y lanzada a bordo de un cohete chino Long March 5 el 23 de julio de 2020.

Tianwen-1 es también mucho más ambicioso que el anterior orbitador, que pesaba apenas 254 lbs (115 kilogramos). Tianwen-1 pesaba unas 11.000 lbs. (5.000 kg) en el momento del lanzamiento, y consta de un orbitador y un par de vehículos de aterrizaje: un rover y un módulo de aterrizaje.

Estas naves tomarán la temperatura de Marte de diversas maneras. El orbitador, por ejemplo, estudiará el planeta desde arriba utilizando una cámara de alta resolución, un espectrómetro, un magnetómetro y un instrumento de radar para mapear el hielo, entre otros equipos científicos.

El orbitador también retransmitirá las comunicaciones del rover, que cuenta con un impresionante conjunto científico propio. Entre el equipo del rover hay cámaras, instrumentos climáticos y geológicos y un radar de detección terrestre, que buscará reservas de agua bajo la tierra roja de Marte.

"En la Tierra, estas reservas son capaces de albergar prósperas comunidades microbianas, por lo que detectarlas en Marte sería un paso importante en nuestra búsqueda de vida en otros mundos", escribió la Sociedad Planetaria en una descripción de la misión Tianwen-1.

El módulo de aterrizaje, por su parte, servirá de plataforma para el rover, desplegando una rampa por la que el vehículo con ruedas se desplace hasta la superficie marciana. La configuración es similar a la que China ha utilizado en la Luna con sus rovers Chang'e 3 y Chang'e 4, el último de los cuales sigue funcionando en el satélite rocoso de la Tierra (Luna).

Si el rover y el módulo de aterrizaje Tianwen-1 descienden sin problemas este mes de mayo y se ponen a trabajar, China se convertirá en el segundo país, después de Estados Unidos, en operar con éxito una nave espacial en la superficie del Planeta Rojo durante un tiempo apreciable. (La Unión Soviética logró el primer aterrizaje suave en el Planeta Rojo con su misión Marte 3 en 1971, pero ese módulo de aterrizaje murió en menos de dos minutos después de tocar la tierra roja).

Está previsto que el orbitador Tianwen-1 funcione durante al menos un año marciano (unos 687 días terrestres), y la vida útil del rover es de 90 días marcianos, o soles (unos 93 días terrestres).

 

¿Se avecinan cosas más grandes?

Si todo sale bien, la misión Tianwen-1 será el primer acontecimiento de China en Marte: El país pretende traer a la Tierra muestras vírgenes de material marciano para el año 2030, donde podrán ser examinadas en detalle en busca de posibles signos de vida y pistas sobre la antigua transición de Marte de un planeta relativamente cálido y húmedo al frío mundo desértico que es hoy.

La NASA tiene ambiciones similares, y la primera fase de su campaña de retorno de muestras a Marte ya está en marcha. El próximo jueves (18 de febrero), el vehículo Perseverance de la agencia aterrizará en el cráter Jezero del planeta rojo, dando inicio a una misión de superficie cuyas tareas principales incluyen la búsqueda de signos de vida antigua en Marte y la recogida y almacenamiento de varias docenas de muestras.

Las muestras de Perseverance serán llevadas a casa por una campaña conjunta de la NASA y la Agencia Espacial Europea, quizás ya en 2031.

Así pues, tenemos mucho que esperar en los próximos días y semanas, y muchas razones para cruzar los dedos para que se produzcan varios aterrizajes exitosos en el Planeta Rojo.

"Más países explorando Marte y nuestro sistema solar significa más descubrimientos y oportunidades de colaboración global", escribió la Sociedad Planetaria en su descripción de Tianwen-1. "La exploración espacial saca lo mejor de todos nosotros, y cuando las naciones trabajan juntas todos ganan".

 

Noticia tomada de: Space.com / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 

 

 

Te puede interesar:

 

 

 

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref