James Webb sigue batiendo récords respecto a las galaxias más lejanas jamás vistas - World Energy Trade

James Webb sigue batiendo récords respecto a las galaxias más lejanas jamás vistas

James Webb sigue batiendo récords respecto a las galaxias más lejanas jamás vistas

Es conocida como CEERS-93316 y si se confirma, podría ser la galaxia más lejana

Ciencia Espacial

Aunque no lleva mucho tiempo recopilando datos, el telescopio espacial James Webb sigue batiendo sus propios récords de observación en el espacio y el tiempo. El telescopio ha detectado una galaxia candidata que se encuentra a 35.000 millones de años luz de la Tierra, lo que, de confirmarse, la convertiría en la galaxia más lejana jamás encontrada. Al menos, por ahora.

Mirar al espacio es mirar hacia atrás en el tiempo. Vemos las cosas tal y como aparecieron cuando la luz las dejó por primera vez, y como la velocidad de la luz en el vacío del espacio es constante, cuanto más lejos esté un objeto, más atrás en el tiempo estaremos mirando. Una estrella a 100 años luz, por ejemplo, nos parece ahora como era hace 100 años. Aprovechando esta circunstancia, si observamos objetos extremadamente lejanos podemos echar un vistazo a las primeras etapas del universo.

CEERS-93316, la galaxia más lejana

James Webb fue diseñado para mirar más atrás en el espacio y en el tiempo que cualquier otro telescopio previo, por lo que no es de extrañar que pueda haber detectado la galaxia más lejana jamás observada. Conocida como CEERS-93316, la galaxia -si se confirma que es una galaxia- está a unos 35.000 millones de años luz.

La vemos tal y como estaba, justo 235 millones de años después del Big Bang, lo que se aproxima al momento en que se cree que empezaron a formarse las primeras galaxias, y sólo unos 135 millones de años después de que nacieran las primeras estrellas.

James Webb sigue batiendo récords respecto a las galaxias más lejanas jamás vistas

Figura 1. CEERS-93316 es la galaxia más lejana descubierta hasta ahora, a unos 35.000 millones de años luz de la Tierra.

Pero esto plantea una aparente paradoja: si el universo tiene 13.800 millones de años, ¿cómo puede haber algo más lejano que eso? La luz no debería haber tenido tiempo suficiente para llegar hasta nosotros. Pero la clave es que el universo se ha expandido mucho desde que la luz salió por primera vez de la galaxia hace unos 13.600 millones de años, de modo que la "distancia propia" a CEERS-93316 es ahora de 35.000 millones de años luz.

La expansión del universo estira las ondas de luz, desplazándolas hacia el extremo rojo del espectro, y los astrónomos miden este "corrimiento al rojo" a través de lo que se conoce como valores z. Cualquier cosa con un valor z superior a 10 existe en los primeros cientos de millones de años del universo, y hasta ahora la única galaxia confirmada en ese rango es GN-z11, que fue medida por los telescopios Hubble y Keck I para tener un z de alrededor de 11. Sin embargo, CEERS-93316 lo supera con creces, con un z de 16,7.

James Webb es especialmente adecuado para buscar estas galaxias lejanas. Cuenta con un enorme espejo que capta más luz, así como con instrumentos infrarrojos que pueden ver estas débiles galaxias rojas mejor que cualquier otro observatorio hasta ahora.

Tal vez la mejor demostración de sus capacidades sea la rapidez con la que sigue batiendo sus propios récords, a pesar de que las observaciones sólo comenzaron hace unos meses. CEERS-93316 es sólo el último y actual poseedor del récord, pero otros dos estudios publicados a principios de julio revelaron galaxias con desplazamientos al rojo de z = 12,3 y 13. Cualquiera de ellas habría sido un récord por sí sola, si no hubiera sido superada tan rápidamente.

Sin embargo, ninguna de estas candidatas ha sido confirmada como galaxia todavía, y sus distancias tendrán que ser confirmadas también. Sea como sea, es poco probable que CEERS-93316 mantenga el récord durante mucho tiempo, ya que a medida que James Webb continúe profundizando en el cosmos con más y más tiempo de observación, descubrirá galaxias y objetos aún más débiles que nos ayudarán a comprender las primeras etapas del universo.

El estudio aún no ha sido revisado ni publicado en una revista, pero se ha enviado a arXiv (PDF).

 

Noticia tomada de: New Atlas / University of Edinburgh / Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacérnoslo saber.

 

 

 

Más noticias de ciencia espacial:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref