El Starship SN10 de SpaceX aterriza tras un épico lanzamiento de prueba, pero luego explota - World Energy Trade

El Starship SN10 de SpaceX aterriza tras un épico lanzamiento de prueba, pero luego explota

El último prototipo de la Starship de SpaceX ha salido triunfante tras aterrizar de manera exitosa

El último prototipo de la Starship de SpaceX ha salido triunfante tras aterrizar de manera exitosa

Ciencia Espacial

La Starship SN10 ha aterrizado con éxito tras un vuelo de prueba a gran altitud el día 3 de marzo, un hito importante para la empresa y sus ambiciones con respecto a Marte. Sin embargo, el vehículo no logró mantenerse unido y explotó unos ocho minutos después del aterrizaje.

El enorme SN10 de acero inoxidable (abreviatura de "Serial Number 10") fue lanzado desde las instalaciones de SpaceX en el sur de Texas a las 6:15 p.m. EST (2315 GMT), se elevó 6,2 millas (10 kilómetros) en el cielo y luego regresó a la Tierra para un suave aterrizaje 6 minutos y 20 segundos después del despegue.

Fue el tercer vuelo de prueba a gran altitud de un vehículo Starship, pero el primero en el que se produjo un aterrizaje con éxito. Los dos predecesores inmediatos del SN10, SN8 y SN9, volaron bien durante sus viajes -el 9 de diciembre de 2020 y el 2 de febrero de este año, respectivamente-, pero ambos se estrellaron contra el suelo con fuerza y acabaron destrozados.

"A la tercera va la vencida, como dice el refrán", dijo el ingeniero principal de integración de SpaceX, John Insprucker, durante el webcast de lanzamiento de SpaceX de hoy. "Hemos tenido un aterrizaje suave y exitoso en la plataforma de aterrizaje que está completando un hermoso vuelo de prueba para la Starship 10".

Video. Resumen del lanzamiento de prueba a gran altitud de la Starship SN10

Pero ese no fue el final de la historia. Poco después del aterrizaje se vieron algunas llamas cerca de la base de la SN10, y eso fue una señal de lo que vendría: el vehículo explotó en la plataforma de aterrizaje alrededor de las 6:30 p.m. EST (2330 GMT), elevándose y cayendo de nuevo en una enorme bola de fuego. Momento de la explosión a continuación:

SpaceX está desarrollando la Starship para llevar personas y cargas útiles a la Luna, Marte y otros destinos lejanos, así como para volar en cualquier otra misión que la empresa necesite. De hecho, SpaceX planea eliminar gradualmente su otro hardware de vuelo -los cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy y las cápsulas de carga y tripulación Dragon- y dejar que Starship asuma toda la carga, según ha dicho el fundador y consejero delegado de la empresa, Elon Musk.

El Starship consta de dos elementos: una nave espacial de 50 metros de altura llamada Starship y un cohete gigante conocido como Super Heavy, ambos diseñados para ser total y rápidamente reutilizables. Ambos estarán propulsados por el motor Raptor de nueva generación de SpaceX: seis para Starship y unos 30 para el Super Heavy, ha dicho Musk.

El Starship final será lo suficientemente fuerte como para salir por sí mismo de la Luna y Marte, pero necesitará la ayuda del Super Heavy para salir de nuestra mucho más masiva Tierra. Tras el lanzamiento de la Starship a la órbita terrestre, el enorme propulsor bajará a la Tierra para un aterrizaje vertical, como ya hacen las primeras etapas del Falcon 9 y del Falcon Heavy.

Musk cree que la combinación de reutilización inmediata y la potencia de Starship -el sistema será capaz de elevar más de 110 toneladas (100 toneladas métricas) a la órbita terrestre baja, según su página de especificaciones de SpaceX- es el avance que hará económicamente viables hazañas tan ambiciosas como el asentamiento en Marte. Y el asentamiento en Marte es la ambición de Musk; ha dicho en repetidas ocasiones que fundó SpaceX en 2002 principalmente para ayudar a la humanidad a convertirse en una especie multiplanetaria.

SpaceX está iterando hacia la nave espacial definitiva mediante una serie de prototipos cada vez más complejos. Por ejemplo, las primeras Starships que despegaron eran vehículos monomotores que volaban a unos 500 pies (150 m) de altura. La SN8, la SN9 y la SN10 llevaban tres Raptors, así como alerones delanteros y traseros para el control aerodinámico, por lo que volaban mucho más alto.

El Starship SN10 puso en práctica esos alerones al volar por los cielos del sur de Texas. El vehículo realizó una serie de maniobras precisas en vuelo, incluyendo un vuelo estacionario sostenido a la altitud máxima de 6,2 millas, un descenso horizontal y una espectacular "voltereta de aterrizaje" para ponerse vertical a tiempo para el aterrizaje.

Todo ello ocurrió un poco más tarde de lo previsto por SpaceX. El SN10 estaba programado originalmente para ser lanzado a las 3:14 p.m. EST (1814 GMT) de ayer, pero ese intento fue abortado justo después del encendido del motor cuando el ordenador de la nave espacial detectó algo anómalo. El aborto fue causado por un "límite de empuje alto ligeramente conservador", dijo Musk a través de Twitter esa tarde. SpaceX no tardó en aumentar ese límite y consiguió que SN10 estuviera lista para volar apenas tres horas después.

Veremos muchos más vuelos de prueba en las próximas semanas y meses, pues SpaceX ya está construyendo varios sucesores del SN10, así como el primer prototipo del Super Heavy. Musk ha dicho que la empresa pretende poner en órbita un prototipo de la Starship este año, y espera que el sistema final de vuelo espacial haga volar a la gente con regularidad en 2023.

SpaceX ya cuenta con un vuelo operativo de la Starship para ese año: la misión "dearMoon", reservada por el multimillonario japonés Yusaku Maezawa. Maezawa está buscando tripulantes que le acompañen en ese viaje de seis días alrededor de la Luna, así que si estás interesado, pon tu nombre sobre la mesa.

 

Noticia tomada de: Space.com / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref