China pretende completar su estación espacial en otro gran año en el espacio - World Energy Trade

China pretende completar su estación espacial en otro gran año en el espacio

China pretende completar su estación espacial en otro gran año en el espacio

Una vista del Sol en el horizonte desde Tianhe antes del acoplamiento de la Shenzhou-12.

Ciencia Espacial

El principal contratista espacial de China tendrá como objetivo realizar más de 40 lanzamientos orbitales este año, incluida la finalización de la estación espacial Tiangong, tras 48 lanzamientos con éxito en 2021.

La empresa China Aerospace Science and Technology Corp. (CASC) declaró en las redes sociales que tiene como objetivo más de 40 lanzamientos, incluidas seis misiones para completar la construcción de la estación espacial del país.

La nave de carga Tianzhou-4 se lanzará en un Long March 7 desde Wenchang para acoplarse al módulo central de Tianhe en órbita alrededor de marzo o abril, tras el final de la actual misión tripulada Shenzhou-13, de seis meses de duración.

La tercera misión tripulada de la estación, Shenzhou-14, vendrá después de la misión Tianzhou-4. Los tres astronautas de la misión estarán a bordo de Tianhe para la llegada de los módulos Wentian y Mengtian, de más de 20 toneladas métricas, cuyo lanzamiento está previsto para junio y agosto respectivamente.

Los lanzamientos de los módulos completarán la estación espacial china en forma de T. Por otro lado, Tianzhou-5 se lanzará antes que la misión tripulada Shenzhou-15, ambos previstos para finales de año.

Los lanzamientos de los módulos serán seguidos de cerca, en parte debido a la importancia de las misiones, pero también por el uso del Long March 5B, en cuyos dos lanzamientos anteriores las grandes primeras etapas realizaron reentradas incontroladas de gran repercusión que desataron la polémica.

Está previsto que la estación espacial Tiangong funcione en órbita durante al menos diez años. Acogerá una serie de experimentos internacionales en colaboración con la Office of Outer Space Affairs de las Naciones Unidas, así como posibles astronautas extranjeros y otros módulos en los próximos años.

Está previsto que la estación espacial Tiangong funcione en órbita durante al menos diez años

La CASC también lanzará el primer Long March 6A, con núcleo líquido y propulsores sólidos, desde un nuevo complejo construido en el puerto espacial de Taiyuan. Por su parte, el Long March 8 se lanzará por segunda vez en febrero, pero se desconoce si la misión incluirá pruebas relacionadas con los planes para la eventual recuperación y reutilización de su primera etapa.

El grupo no publica un manifiesto detallado, lo que significa que el calendario de la misión y las cargas útiles a menudo se desconocen hasta después del lanzamiento. Los avisos de cierre del espacio aéreo siguen siendo el principal indicador de las próximas misiones.

El caballo de batalla, el Long March 3B, lanzará probablemente varios satélites de comunicaciones y, posiblemente, satélites Beidou de reemplazo en órbitas geosíncronas y terrestres medias. También cabe esperar que se pongan en órbita satélites meteorológicos, de teledetección, de prueba de tecnología y clasificados Shiyan y Shijian.

Asimismo, se esperan varios lanzamientos del Long March 11 desde un nuevo puerto espacial oriental en la provincia de Shandong, creado para facilitar las misiones en el mar. Se está preparando un nuevo buque para albergar los lanzamientos, que anteriormente se realizaban en el Mar Amarillo.

Entre los posibles lanzamientos científicos espaciales se encuentra el Advanced Space-based Solar Observatory (ASO-S), que sigue al lanzamiento en octubre del Chinese H-alpha Solar Explorer (CHASE), o Xihe.

La Sonda Einstein, un satélite de exploración del espectro de rayos X con óptica de ojo de langosta y dedicado a la astrofísica de alta energía en el espacio-tiempo, también podría lanzarse antes de finales de año.

La CASC continuará con el desarrollo de dos nuevos vehículos de lanzamiento súper pesados, el Long March 9 y un nuevo cohete para misiones tripuladas lunares.

En total, China realizó 55 lanzamientos en 2021, con 48 lanzamientos del Long March. En 2022 podría haber aún más actividad fuera de la CASC.

La actividad de los lanzamientos comerciales

Además de la actividad de la CASC, varias empresas derivadas de la CASC y otras dos gigantescas entidades estatales, la China Aerospace Science and Industry Corp. (CASIC) y la Chinese Academy of Sciences (CAS).

La filial de CASIC, Expace, tenía previsto lanzar al menos 12 satélites Xingyun para la constelación de banda estrecha del Internet de las Cosas de CASIC, así como misiones para clientes comerciales. Sin embargo, el fallo del 15 de diciembre de su cohete sólido Kuaizhou-1A podría acarrear largos retrasos, apenas unos meses después de que el cohete volviera a la acción tras haber estado en tierra durante un año debido a un fallo en 2020. El Kuaizhou-11, de mayor tamaño, aún no ha volado tras la pérdida de su primer vuelo en 2020.

La empresa derivada de CAS, Zhongke Aerospace, también conocida como CAS Space, se está preparando para realizar su primer lanzamiento en el primer trimestre del año. El cohete sólido Lijian-1 (Zhongke-1A). Capaz de elevar 1,5 toneladas a la LEO, el ZK-1A podría ser el mayor cohete orbital sólido de China en términos de capacidad de carga útil en el momento del vuelo.

China Rocket, separada de CASC, afirma que lanzará el primer cohete sólido Jielong-3 durante 2022, lo que supondrá una competencia más entre los tres grandes grupos. La empresa afirma que el cohete será capaz de elevar 1,5 toneladas a una órbita sincrónica al Sol de 500 kilómetros de altitud, y transportar hasta 20 satélites.

La empresa privada Galactic Energy seguirá a su segundo lanzamiento con éxito del cohete sólido Ceres-1 con hasta cinco lanzamientos más desde Jiuquan, al noroeste de China, durante 2022. También podría estrenar el Pallas-1 líquido antes de finales de año.

Landspace está preparando el lanzamiento de su cohete Zhuque-2 de metano-líquido en el primer trimestre del año, que podría ser el primer lanzamiento orbital de metalox en el mundo.

Las empresas privadas iSpace y Deep Blue Aerospace están planeando pruebas de salto como parte del desarrollo de primeras etapas reutilizables para sus respectivos cohetes de metalox Hyperbola-2 y Nebula-1 de oxígeno líquido y queroseno.

Por su parte, Space Pioneer está trabajando en su vehículo de lanzamiento comercial reutilizable Tianlong-1. Linkspace también podría estar activo tras el desarrollo propio de un nuevo motor para sus planes de cohetes reutilizables.

 

Noticia tomada de: Space News / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref