La cápsula Starliner de Boeing se acopla a la ISS por primera vez - World Energy Trade

La cápsula Starliner de Boeing se acopla a la ISS por primera vez

La cápsula Starliner de Boeing se acopla a la ISS por primera vez

Momento en que el CST-100 Starliner de Boeing se aproxima a la Estación Espacial Internacional justo antes de su acoplamiento. Crédito: NASA TV

Ciencia Espacial

La cápsula CST-100 Starliner de Boeing se acopló con éxito a la Estación Espacial Internacional el pasado 20 de mayo, poco más de 24 horas después de su lanzamiento. Se espera que el Starliner permanezca en la estación al menos hasta el 25 de mayo.

La nave se acopló al puerto de acoplamiento delantero del módulo Harmony de la ISS a las 8:28 p.m., hora del este. Los controladores informaron que hubo un acoplamiento sólido que aseguró la nave a la estación unos 20 minutos después, aunque las escotillas que separan la nave de la estación no se abrieron hasta alrededor de las 11:45 a.m., hora del este, del 21 de mayo.

El acoplamiento se produjo con más de una hora de retraso respecto al programa original, ya que los controladores tuvieron que resolver varios problemas menores. Entre ellos, el anillo de acoplamiento de la nave, que tuvo que ser retraído y extendido de nuevo antes de que la nave pudiera realizar su aproximación final.

"La tripulación de la 67ª Expedición quiere felicitar al equipo conjunto de Boeing y la NASA por este momento tan importante", dijo el astronauta de la NASA Bob Hines, que se encuentra en la estación, tras confirmarse el acoplamiento.

"El día de hoy marca un gran hito hacia la provisión de un acceso comercial adicional a la órbita baja de la Tierra, sosteniendo la ISS y permitiendo el objetivo de la NASA de devolver a los humanos a la Luna y eventualmente a Marte".

"Esta fue una misión de demostración realmente crítica", dijo Kathy Lueders, administradora asociada de la NASA para operaciones espaciales, en una sesión informativa una hora después del acoplamiento. "Ver ese vehículo acoplado ahora a la ISS es simplemente fenomenal".

Ni la NASA ni Boeing proporcionaron actualizaciones sobre el estado de la misión Orbital Flight Test (OFT) 2 durante más de 17 horas después de una sesión informativa posterior al lanzamiento el 19 de mayo, por lo que el silencio inusual hizo temer que hubiera un problema con la nave espacial. Un portavoz de Boeing dijo entonces al periódico SpaceNews que la compañía proporcionaría una actualización sobre la misión "en un breve espacio de tiempo", pero la compañía no publicó dicha actualización hasta más de tres horas después.

En esa actualización, Boeing confirmó que la nave espacial estaba en general en buenas condiciones, habiendo realizado varias pruebas según lo previsto. Uno de los problemas era el "comportamiento fuera de lo normal" de un circuito de refrigeración térmica de la nave, pero la compañía dijo que el circuito seguía manteniendo temperaturas estables.

"El equipo de tierra ha hecho un gran trabajo de gestión en esos elementos", dijo Steve Stich, director del programa de la tripulación comercial de la NASA, en la sesión informativa posterior al acoplamiento. Dijo que puede haber entrado algo de humedad en los circuitos de refrigeración que se congeló y obstruyó un filtro, causando un aumento de presión en el bucle. Los controladores fueron capaces de gestionar la temperatura de esos circuitos de refrigeración, y había mucho margen en el sistema.

Un problema por resolver en la Starliner de Boeing

El otro problema fue el fallo de 2 de los 12 propulsores de maniobra orbital y control de actitud (Orbital Maneuvering and Attitude Control, OMAC) orientados hacia la popa durante el encendido de inserción en órbita de la nave poco después del lanzamiento. En el comunicado, Boeing dijo que una caída en la presión de la cámara probablemente causó que los propulsores se apagaran.

Mark Nappi, vicepresidente de Boeing y director del programa de la tripulación comercial, dijo que los ingenieros no pudieron identificar las causas plausibles de los fallos, que los dos propulsores podrían haber fallado por diferentes razones.

"Puede que nunca sepamos cuál es la verdadera causa de esto porque no recuperamos este vehículo", dijo. Los propulsores se encuentran dentro del módulo de servicio, que se desprende antes de la reentrada y se quema en la atmósfera.

Los demás propulsores OMAC siguieron funcionando bien, realizando varias maniobras mientras la nave se acercaba a la estación antes de que los propulsores más pequeños del sistema de control de reacción (reaction control system, RSC) tomaran el relevo para la aproximación final. Los propulsores OMAC no volverán a utilizarse hasta el encendido de la órbita de la nave al final de la misión.

Además de los dos fallos de los propulsores OMAC, dos propulsores RCS también se apagaron durante la aproximación a la estación tras sufrir una caída de presión en la cámara. "No creo que sepamos todavía qué pasó con esos propulsores, pero el vehículo tiene mucha redundancia", dijo Stich, incluso para el desacoplamiento y el aterrizaje.

Se espera que el Starliner permanezca en la estación al menos hasta el 25 de mayo. Stich dijo que la primera oportunidad de desacoplamiento establecería un aterrizaje en el puerto espacial de White Sands, en Nuevo México, a las 18:46 horas del este de ese día, si el tiempo lo permite. "No tenemos ninguna prisa por volver. Queremos aprender todo lo que podamos de este vehículo mientras esté en órbita".

 

Noticia tomada de: Space News /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacérnoslo saber.

 

 

 

Más noticias de ciencia espacial:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref