¡Adiós, Bennu! Una nave de la NASA abandona un asteroide para traer a la Tierra trozos de roca espacial - World Energy Trade

¡Adiós, Bennu! Una nave de la NASA abandona un asteroide para traer a la Tierra trozos de roca espacial

¡Adiós, Bennu! Una nave de la NASA abandona un asteroide para traer a la Tierra trozos de roca espacial

La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA capturó esta imagen del asteroide Bennu el 29 de abril de 2020.

Ciencia Espacial

La primera misión de muestreo de asteroides de la NASA ya está trayendo a casa su tesoro de rocas espaciales después de que la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA comenzara su largo viaje de regreso a la Tierra el 10 de mayo de 2021.

La sonda OSIRIS-REx ha comenzado a dirigirse a la Tierra desde el pasado 10 de mayo, iniciando un viaje de 2.300 millones de kilómetros que culminará con el aterrizaje de su cápsula de muestras en el desierto de Utah en septiembre de 2023.

Esa cápsula estará llena de material prístino que OSIRIS-REx recogió en octubre de 2020 del asteroide "Bennu", cercano a la Tierra. La nave espacial había permanecido en la órbita del asteroide Bennu hasta alrededor de las 16:00 horas EDT (2000 GMT) del 10 de mayo cuando encendió sus propulsores principales durante siete minutos.

La maniobra modificó la velocidad de OSIRIS-REx en 595 mph (958 kph), lo suficiente como para ponerla en un nuevo y tortuoso curso de intersección con la Tierra que incluye dos vueltas más alrededor del sol.

"Estoy muy emocionada", dijo hoy Jodi Zareski, jefa de sistemas de Lockheed Martin Space, durante una transmisión por Internet de la NASA, tras recibir la confirmación de que la combustión del motor había comenzado. (Lockheed Martin construyó OSIRIS-REx y lo opera para la NASA).

Recogiendo muestras de asteroides

La misión OSIRIS-REx, de 800 millones de dólares, se lanzó en septiembre de 2016 y llegó a Bennu, de 1.650 pies de ancho (500 metros), en diciembre de 2018.

La sonda estudió de cerca la roca espacial rica en carbono durante un tiempo, midiéndola y buscando el mejor lugar para bajar y tomar muestras. OSIRIS-REx realizó esa inmersión fundamental el 20 de octubre de 2020, recogiendo una enorme cantidad de tierra y grava del asteroide, tanta que el mecanismo de muestreo de la sonda no pudo cerrarse correctamente.

Los miembros del equipo de la misión habían planeado estimar la masa del material realizando una maniobra de giro con la nave espacial poco después de la recogida de muestras. Pero la maniobra probablemente habría hecho que se escaparan más trozos de Bennu, por lo que OSIRIS-REx guardó el material en su cápsula de retorno sin hacer la maniobra de giro.

Como resultado, no se sabe exactamente cuántos restos de asteroide vuelven a casa. Pero se puede decir que supera con creces el mínimo de 60 gramos que se había fijado como objetivo de la misión, según han declarado los miembros del equipo de OSIRIS-REx. Será, por tanto, la mayor muestra cósmica traída a la Tierra por la NASA desde que los astronautas del Apolo trajeron a casa 382 kg. (382 kilogramos) de rocas lunares entre 1969 y 1972.

Bennu es un asteroide primitivo, rico en carbono, del tipo que muchos científicos creen que ayudó a traer, a través de innumerables impactos, mucha agua y material orgánico a la Tierra primitiva. Una vez que las muestras de OSIRIS-REx lleguen a casa, investigadores de todo el mundo las estudiarán a profundidad, buscando pistas que ayuden a responder a algunas preguntas muy importantes.

"Queremos entender cómo se convirtió la Tierra en un planeta habitable. ¿Cómo llegaron a la Tierra las semillas de la vida, esos materiales orgánicos prebióticos que desencadenaron el origen de la vida y la evolución tal y como la conocemos?" dijo el investigador principal de OSIRIS-REx, Dante Lauretta, de la Universidad de Arizona, durante la retransmisión de la NASA realizada esta semana.

Bennu es también una roca espacial potencialmente peligrosa, por lo que la misión OSIRIS-REx tiene también usos para la defensa de la Tierra. Por ejemplo, las mediciones realizadas por la sonda deberían ayudar a los investigadores a comprender mejor cómo se mueven los asteroides por el espacio, afinando las trayectorias estimadas de las rocas potencialmente peligrosas para la Tierra, han dicho los miembros del equipo.

Además, la misión podría ayudar a los futuros mineros espaciales, permitiéndoles saber cuánta agua y otros recursos albergan asteroides como Bennu. Los diversos objetivos de la misión se exponen en su nombre completo: "Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, Security-Regolith Explorer".

Una era dorada para el retorno de muestras

OSIRIS-REx es sólo una de las varias misiones de retorno de muestras que se han lanzado en los últimos años.

Por ejemplo, la nave espacial japonesa Hayabusa2 devolvió a la Tierra trozos de Ryugu -como Bennu, un asteroide cercano a la Tierra rico en carbono- el 5 de diciembre de 2020. Y apenas 11 días después, la cápsula de muestras de la misión lunar china Chang'e 5 descendió en Mongolia Interior.

Hayabusa2 ha iniciado ahora una misión ampliada cuyo objetivo es estudiar (pero no tomar muestras) de otros asteroides, y puede que a OSIRIS-REx le espere un destino similar.

Luego que suelte su cápsula de retorno el 24 de septiembre de 2023, la sonda de la NASA realizará una quema de motores para evitar chocar con la Tierra. A continuación, podría ser enviada a otro viaje por el espacio profundo, tal vez centrado en un encuentro en 2029 con el potencialmente peligroso asteroide Apophis.

 

Noticia tomada de: Space / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref