Una nueva guerra por el Litio está por comenzar

Una nueva guerra por el Litio está por comenzar

Una nueva guerra por el Litio está por comenzar

Una nueva guerra por el Litio está por comenzar
Es la fiebre del oro moderna

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Alrededor del mundo, el mineral más buscado no es un metal precioso, ni es petróleo y gas… es el Litio. El Litio, o “petróleo blanco” como algunos lo llaman, se ha convertido en un elemento crucial en la economía actual de alta tecnología.

La demanda de litio está aumentando, y los productores están buscando frenéticamente nuevas fuentes de suministro. Los precios se han duplicado en los últimos dos años, subiendo tan alto como $ 16,500 por tonelada.

Selección de la tecnología de terminación de pozo

Figura 1. Precios Sudamericanos del carbonato de litio.

¿La razón más grande para el aumento? La inmensa demanda de baterías de iones de litio, necesaria para alimentar vehículos eléctricos (EV), teléfonos celulares y turbinas eólicas.

Como informó el Wall Street Journal, el aumento en la demanda ha empujado a los mineros de litio a nuevas áreas en busca de depósitos ricos en Litio.

La producción tradicional de baterías de litio y iones de litio se concentra en pocas áreas claves, pero con una demanda que aumentará drásticamente en los próximos años, los inversores están buscando nuevas formas creativas para aumentar el suministro global.

Un auge en la extracción canadiense de litio está empujando a compañías como Nemaska Lithium (TSX: NMX) y Power Metals Corp. ( TSXV: PWM.V ) a explotar nuevos depósitos de litio.

El hecho de que China intente arrinconar el mercado ha hecho que la búsqueda de nuevos depósitos sea aún más intensa, ya que las firmas estadounidenses y europeas intentan evitar el dominio chino.

En los últimos cinco años, el mundo de las materias primas se ha centrado en el enfrentamiento épico entre la OPEP y los perforadores de Gas Shale de EEUU por la participación en el mercado del petróleo. Pero es la guerra por el “petróleo blanco” la que dominará la próxima década.

 

Arrinconando el mercado

En enero, Zion Market Research proyectó que las ventas de baterías de iones de litio crecerían a una tasa anual del 13.7 por ciento, llegando a $ 67.6 mil millones para el 2022.

Los precios del litio han subido estupendamente en los últimos tres años: de $ 6,500 por tonelada en 2015 a más de $ 20,000 en 2018.

China, que produce la mayoría de las baterías de litio del mundo, se ha movido agresivamente para asegurar un suministro constante. Las compañías chinas ahora son dueñas de grandes acciones en muchas minas sudamericanas de litio, donde se produce la mayor parte del litio del mundo, para alimentar las fábricas de baterías chinas.

China anticipa que la demanda de baterías de litio se disparará en los próximos años, principalmente porque creen que la demanda de vehículos eléctricos (EV) excederá la demanda de automóviles propulsados por combustible para el año 2030.

Pero los chinos podrían llevarse una sorpresa, ya que las nuevas compañías mineras obtienen sus  depósitos de litio fuera de Sudamérica.

 

Dando vueltas por la muralla china

Los chinos pueden estar invirtiendo fuertemente en la producción de litio de América del Sur para arrinconar el mercado, pero las firmas europeas y norteamericanas están dejando de lado a la autarquía china para asegurar su propio suministro.

Europa usa el 25 por ciento del litio del mundo, mientras que los fabricantes de automóviles europeos anticipan un aumento en la producción de EV a medida que el continente se aleja de los autos impulsados por gasolina.

Los inversores europeos están buscando depósitos de litio en Alemania y la República Checa. Mientras tanto, los perforadores están ubicando depósitos subterráneos de litio en el Reino Unido, Portugal y Suecia.

En América del Norte, los mineros están explorando depósitos de litio sin explotar que podrían rivalizar con los grandes hallazgos en América del Sur. La minera canadiense Quantum Minerals Corp. (TSX-V: QMC) ha ampliado su Proyecto de Mina de Litio en Manitoba en un 100 por ciento.

Canadá podría convertirse en una fuente clave de litio, lo cual es una buena noticia para la industria de América del Norte que podría estar perdiendo acceso a las baterías de litio de China.

Las baterías de iones de litio son el líder del mercado en almacenamiento de energía. Pero, ¿es el mercado correcto?

El litio se usa en cantidades muy pequeñas. En baterías de computadoras y celulares se emplean cantidades mínimas, pero incluso en baterías para autos esta sustancia representa solamente el 5% del producto total. Por eso muchas personas han comenzado a acaparar este fructífero mercado.

Los científicos creen que la verdadera fortuna asociada al litio no está en la extracción, sino en el valor agregado. Es decir, los productos que se pueden hacer a partir de este metal. Actualmente, la industria de las baterías de litio está en manos de países asiáticos, en especial Japón, y de Estados Unidos, que ha invertido cifras millonarias para desarrollar ese mercado. Sin embargo, un nuevo documento de trabajo publicado por el de MIT Energy Initiative advierte que la industria de almacenamiento de energía está en riesgo de establecer una tecnología dominante prematuramente, dejando atrás a  tecnologías que podrían adaptarse mejor a las aplicaciones de almacenamiento de energía para otros usos.

 

La dominación de los iones de litio

"Existen riesgos en torno a la tecnología", dijo William Bonvillian, exdirector de la oficina de MIT en Washington y uno de los autores del informe, esto lo dijo durante un evento organizado por la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación para analizar el documento.

La dominación de los iones de litio podría bloquear la entrada de baterías de mayor duración, dijo Bonvillian. "Las tecnologías que podrían mejorar con iones de litio podrían quedar varadas".

El bloqueo ocurre cuando un diseño dominante expulsa alternativas que realizarían la misma función. Eso puede ser beneficioso porque acelera el proceso de innovación y reduce el costo de la tecnología dominante, que a su vez expande la adopción. Eso es lo que sucedió con las baterías de iones de litio.

El bloqueo de la tecnología puede traer consigo riesgos. Uno de los riesgos es la excesiva concentración de mercado.

La dominación de los iones de litio podría bloquear la entrada de baterías de mayor duración, dijo Bonvillian. "Las tecnologías que podrían mejorar con iones de litio podrían quedar varadas".

Un informe reciente de GTM Research colocó la cuota de iones de litio del mercado de almacenamiento de energía de EE. UU. en 98,8% en el cuarto trimestre de 2017, convirtiendo a la tecnología en líder del mercado por el 13er trimestre consecutivo. En otro informe reciente, GTM predijo que los precios del sistema de almacenamiento disminuirán a una tasa anual del 8% hasta el 2022.

Un riesgo aún más "preocupante" es que las innovaciones que podrían mejorar en el diseño dominante se quedan varadas y nunca maduran por completo, dice el informe.

Los autores dicen que las baterías de iones de litio son adecuadas para aplicaciones de transporte, pero no necesariamente sean ideales para la red, y este bloqueo dificulta a productores de tecnologías de almacenamiento alternativas la supervivencia, mucho menos que puedan continuar innovando y escalando. Eso podría bloquear la entrada de tecnologías alternativas más óptimas que pueden durar más tiempo y tener una vida útil más larga.

Hay señales de que ambas ya están sucediendo, dijo David Hart, investigador principal de la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación y uno de los autores del informe, a Utility Dive. "El dominio de la iones de litio ya está dificultando que las tecnologías alternativas entren en fase de implementación, y las empresas globales están aumentando la producción de li-ion más allá de la demanda", dijo Hart. El informe señala que los cinco principales productores de baterías de li-ion planean triplicar la producción para 2020.

 

Riesgos de Iones de Litio

Además, la inmensa cantidad de capital siendo invertida en la expansión de la producción de iones de litio aumenta la presión sobre otros jugadores para competir solo en el precio. La curva de costo de iones de litio es una sumatoria de las tecnologías utilizadas para una variedad de aplicaciones, la mayoría para vehículos eléctricos y electrónicos, sin embargo esto no refleja con precisión los costos de las baterías de li-ion para otras aplicaciones, David Bradwell, director de tecnología, cofundador y vicepresidente senior de comercialización de Ambri, un fabricante de baterías de flujo de metal líquido.

Las baterías de iones de litio también son vulnerables a riesgos de mercado porque usan cobalto, el cual ha duplicado su precio recientemente, dijo Bradwell. El níquel está siendo usado como reemplazo, pero este cambio trae consigo una pérdida de ciclo de vida. "Eso está bien para los vehículos eléctricos, pero no funciona para aplicaciones de red", dijo Bradwell.