Estrategias de las compañías petroleras para afrontar el futuro del oro negro - World Energy Trade
17
Dom, Nov
INNOVADORES

Estrategias de las compañías petroleras para afrontar el futuro del oro negro

Es necesario que cumplan con dos demandas aparentemente opuestas

Es necesario que cumplan con dos demandas aparentemente opuestas

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los CEO de las compañías petroleras están en una situación difícil. Tienen que cumplir con dos demandas aparentemente opuestas. Los accionistas quieren buenos dividendos, que son más fáciles de crear duplicando, al menos a corto plazo, la extracción de combustibles fósiles. Los activistas climáticos quieren emisiones más bajas, que creen que solo se pueden lograr alejándose por completo de los combustibles fósiles.

OIL & GAS
BP despliega tecnología para reducir las emisiones de metano

Los accionistas tienen más poder. Es por eso que todas las compañías petroleras continúan gastando más en combustibles fósiles que en energía renovable. Un estudio reciente de la Universidad de Oxford encontró que más del 90 % de las patentes presentadas por las compañías petroleras en 2018 fueron para tecnologías dirigidas a que los combustibles fósiles sean más eficientes. 

Pero cualquier CEO inteligente sabe que la licencia social para operar proviene de los consumidores. Por eso, el secretario general de la OPEP, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, llamó a los manifestantes climáticos la "mayor amenaza" para los combustibles fósiles. Las personas podrían, si estuvieran suficientemente organizadas, votar para instalar un gobierno que tenga un mandato explícito de castigar a las compañías de combustibles fósiles.

En un intento por evitar lo peor, las compañías petroleras están comenzando a cubrirse. Pero ninguno de ellos, al parecer, sabe exactamente qué estrategia valdrá la pena. Es probable que un alejamiento del petróleo signifique una mayor demanda de electricidad, por eso y sabiendo que el futuro del petróleo es impredecible, muchas compañías petroleras europeas están invirtiendo en nuevas empresas de carga de automóviles eléctricos, por ejemplo:

  • Shell compró First Utility en el Reino Unido.
  • Equinor apuesta por la energía eólica, después de haber construido el primer parque eólico marino flotante del mundo.
  • BP compró un Lightsource, un desarrollador de energía solar.
  • Total posee Saft, una gran compañía de baterías.

Pero las grandes petroleras estadounidenses no están siguiendo a sus contrapartes europeas al esperar ganar dinero con la electrificación. Tenemos a:

  • ExxonMobil continúa apostando por los biocombustibles, pero aún no tiene nada que mostrar.
  • El dinero de riesgo de Chevron se ha destinado principalmente a nuevas empresas que hacen que el petróleo y el gas sean más eficientes.
  • Occidental, que recientemente adquirió Anadarko, está invirtiendo en tecnología de captura de carbono, que podría permitir el uso de combustibles fósiles sin aportar emisiones adicionales.
OIL & GAS
Arabia Saudita restablecerá la producción total de petróleo la próxima semana

Definitivamente es confuso, las propias proyecciones de las compañías petroleras para la demanda mundial de petróleo están por todas partes. Por tal motivo, los inversores no confían en que las compañías puedan manejar el cambio climático. A pesar de que la demanda de petróleo continúa creciendo y respalda el aumento de las ganancias, la participación de las existencias de petróleo y gas en el S&P 500 se ha reducido a la mitad en los últimos seis años. No hay luz para esta diatriba, solo petróleo.

 

Te puede interesar: Microsoft, Chevron y Schlumberger aceleran la transformación digital de sus operaciones