El COVID-19 puede desacelerar la transición energética al darle un impulso imprevisto al carbón - World Energy Trade

El COVID-19 puede desacelerar la transición energética al darle un impulso imprevisto al carbón

El carbón sería una fuente de energía segura y barata para reconstruir la economía en la era post-pandemia

El carbón sería una fuente de energía segura y barata para reconstruir la economía en la era post-pandemia

Minería
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La pandemia de COVID-19 ha sacudido los cimientos de los mercados de energía, lo cual ha creado una volatilidad enorme en los precios del crudo y productos derivados. Sin embargo, la única fuente de energía que se ha mantenido relativamente estable en su comportamiento de precio ha sido el tradicional carbón, un combustible que puede salir fortalecido durante la crisis actual, según muestra un análisis de Rystad Energy. 

METALES
Epiroc electrifica su familia de máquinas mineras con Northvolt

El precio del carbón ya estaba deprimido antes de la crisis del COVID-19, y la reducción de la demanda en China durante los bloqueos fue acompañada por una caída de la producción nacional, equilibrando el mercado. 

El petróleo, que se utiliza como combustible en la minería del carbón, se ha vuelto más barato y Rystad Energy considera que reduce los costos de producción de carbón en unos cuantos dólares por tonelada. 

Con los precios de la referencia CIF ARA ya tan bajos, cualquier disminución de costos potencialmente dará un respiro a los productores que venden en Europa y que han venido afrontando dificultades, de este modo evitar que los precios bajen más, dice Steve Hulton, jefe de investigación global de carbón de Rystad Energy. 

La evaluación diaria CIF ARA 6.000 NAR refleja los precios a un plazo de 15 - 60 días para el carbón térmico enviado desde los principales productores mundiales al punto de intercambio comercial del noroeste de Europa de Ámsterdam, Róterdam y Amberes. El término "6.000 NAR" hace referencia al valor calorífico neto del carbón en kilocalorías por kilogramo. 

La devaluación de las monedas locales respecto al dólar ha sido una ventaja 

Las grandes caídas en la moneda de los principales países exportadores de carbón como Australia y Rusia es un factor significativo, pero que ha pasado por alto con respecto a los precios y los márgenes de ganancia del carbón. 

A mediados de marzo, el dólar australiano alcanzó un mínimo de 17 años, ya que los inversores internacionales buscaron la seguridad tradicional de los dólares estadounidenses; El rublo ruso también ha alcanzado nuevos mínimos históricos debido al colapso del precio del petróleo

 Figura 1. Tasas de exportación de carbón a partir de enero de 2020

Figura 1. Tasas de exportación de carbón a partir de enero de 2020

Los intercambios internacionales de carbón tienen un precio en dólares estadounidenses, mientras que la mayoría de los costos de producción generalmente se denominan en términos de moneda local. Por lo tanto, un tipo de cambio más débil frente al dólar estadounidense generalmente significa mayores ingresos en moneda local, esto se traduce en menores costos cuando se convierte a dólares estadounidenses. 

METALES
Tecnología de camiones autónomos ya no será solo para los entornos subterráneos

De cualquier manera, el mayor margen de ventas les da a los productores la capacidad de maniobra para aceptar precios más bajos del carbón en dólares estadounidenses si es necesario. 

Sin embargo, los movimientos cambiarios no ayudarán a ningún productor de carbón con sede en Estados Unidos, y una mayor debilidad de los precios de exportación, más la continua destrucción de la demanda local debido a la competencia del gas, solo servirá para acelerar su desaparición. 

Transición energética, carbón y era post coronavirus 

Un posible resultado de la crisis de la pandemia del COVID-19 podría ser un cambio sutil e inesperado en la opinión pública y la política con respecto a la velocidad de transición hacia un futuro generador de energía baja en carbono. 

En un mundo posterior a la pandemia, el carbón, aunque tiene muchos problemas, se considera una fuente de energía barata y confiable para reconstruir la economía. 

Además, en las economías que luchan por recuperarse, puede haber menos margen para absorber el desempleo asociado con el fin de la minería del carbón y la generación de energía. Estos factores podrían conducir a una disminución de la velocidad de la transición energética. 

China es un ejemplo: ahora se informa que la capacidad de extracción de carbón se está moviendo rápidamente hacia la capacidad total, y la generación de energía está volviendo a los niveles normales. 

Es probable que la demanda de importación de carbón térmico a China, que aumentó inicialmente a raíz de los cierres de la producción nacional, se acerque a las cifras anuales de 2019, aunque los informes indican que algunos puertos ya han alcanzado sus límites de cuota anual 2020. 

 

Te puede interesar: Inteligencia artificial para facilitar la inversión minera