17
Sáb, Ago
INNOVADORES

Goldman Sachs: La energía limpia y el cambio climático están ayudando a los grandes del Big Oil

Imagen tomada de Weatherford

Imagen tomada de Weatherford

Reportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El impulso hacia la descarbonización está creando barreras a la entrada en la industria petrolera, lo que hace que las principales empresas petroleras, conocidas como “Big Oil”, sean más rentables, dijo a CNBC el director de Investigación de Recursos Naturales de EMEA de Goldman Sachs.

“El impulso del mercado para adaptarse al cambio climático, está endureciendo las condiciones financieras en el sector tanto que estamos recreando las barreras de entrada y estamos reconsolidando la estructura de mercado que perdimos al comienzo del 2000s ”, dijo Michele Della Vigna a Squawk Box Europe de CNBC el miércoles.

La tendencia global hacia una energía más limpia se ve claramente como un viento de frente a largo plazo para la industria petrolera, pero los expertos como Della Vigna señalan que la demanda del petróleo sigue siendo sólida, particularmente entre las economías en desarrollo.



“Escuchamos muchas historias sobre la sustitución a largo plazo de la demanda de petróleo con la electricidad, pero va a llevar mucho tiempo. Y mientras tanto, la demanda sigue siendo sólida, particularmente en los mercados emergentes que continúan comprando mucho crudo”.

Goldman Sachs lanzó una investigación de capital sobre activos energéticos en marzo donde expreso que “Es tangible de que la descarbonización está transformando la estructura del mercado de la energía en una industria concentrada con altas barreras de entrada a través de un financiamiento más estricto y una mayor prima de riesgo”.

Big Oil

Las principales empresas petroleras “Big Oil" que cotizan en bolsas, como Shell, BP, Total, ENI y ExxonMobil (entre otras). Estas empresas se benefician de una cantidad limitada de competencia en la industria, o lo que Goldman caracterizó como la restauración de la estructura de mercado oligopolística de la industria”.

“Los retornos atractivos están sucediendo a un ritmo incluso más rápido de lo que esperábamos. En los últimos cinco años, Big Oils ha duplicado su participación de mercado en desarrollos de ciclo largo y en elshale oil de EE. UU., Restableciendo los atractivos rendimientos que se perdieron durante las revoluciones de petróleo y gas de la década de 2000 generadas por las Compañías Nacionales de Petróleo y el shale".

Otro desafío para la industria en los últimos años ha sido un desequilibrio en la oferta y la demanda, particularmente después de la llegada de los productores del shale oil de EE. UU. Donde Estados Unidos ahora es el mayor productor de petróleo del mundo.

Cuando los precios del petróleo cayeron de alrededor de $ 114 por barril a un mínimo de alrededor de $ 26 a principios de 2016, el importante grupo productor de petróleo OPEP decidió recortar la producción en un intento por frenar el suministro mundial de petróleo y poner fin un piso a la caida de los precios. Rusia y un grupo de otros productores que no pertenecen a la OPEP también acordaron recortar la producción en coordinación con la OPEP en enero de 2017. El acuerdo en la actualidad continúa y se espera que continúe hasta 2019.

Los futuros del crudo Brent se negociaron a $ 69.79 este miércoles, mientras que West Texas Intermediate cotiza hoy en día en $ 62.76. Los precios han aumentado en los últimos cuatro días hacia un máximo de cinco meses debido a que los recortes en el suministro y las sanciones para los productores de petróleo Irán y Venezuela superaron los datos que muestran un aumento inesperado en los inventarios estadounidenses.



“Uno de los impulsores en la mejora en el precio del petróleo hasta la fecha ha sido la demanda muy resistente. Todos llegaron al año con una visión muy negativa y, en realidad, la demanda ha sido resistente”, dijo Michele della Vigna, de Goldman.

“El mercado siempre tiene una tendencia a sorprendernos, pero no lo veo, creo que este es un entorno que funciona bien para todos. Maneja el déficit en algunos de los países de la OPEP, en realidad es muy rentable para la industria y es suficiente para que el shale oil de Estados Unidos siga creciendo”, señaló. Sin embargo, un período de bajos precios del petróleo ha disuadido la inversión en la industria.

“Creo que si nos atrevemos a mirar más allá, si nos fijamos en los años 2020, es cuando vemos que el mercado se está poniendo muy tenso porque es cuando la falta de inversión realmente golpea. Pero durante los próximos dos años, seguimos bien abastecidos ”.

 

Te puede interesar: Shell podría impulsar las fusiones y adquisiciones para convertirse en la principal compañía eléctrica del mundo

Populares de Finanzas Energía