Arabia Saudita adopta medidas para reducir el impacto de los bajos precios del petróleo - World Energy Trade

Arabia Saudita adopta medidas para reducir el impacto de los bajos precios del petróleo

Los analistas argumentan que Rusia está en una mejor posición fiscal, financiera y política que Arabia Saudita

Los analistas argumentan que Rusia está en una mejor posición fiscal, financiera y política que Arabia Saudita

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Arabia Saudita anunció esta semana que está reduciendo los gastos del gobierno en US$ 13,2 mil millones (50 mil millones de riales saudíes), para disminuir el impacto de los precios bajos del petróleo

Arabia Saudita y Rusia deben haber anticipado un colapso del precio del petróleo cuando rompieron su romance de tres años que tenia como objetivo aumentar los precios del petróleo. Dos semanas después de la ruptura de la OPEP +, Arabia Saudita prometió inundar con casi 4 millones de bpd al mercado para el mes de abril.

FINANZAS ENERGÍA
La caída de la demanda de energía en Italia ilustra como el COVID-19 ha paralizado la industria

Por hoy, los saudíes, han anunciado esta semana que está reduciendo los gastos del gobierno en USD$ 13,2 mil millones (50 mil millones de riales saudíes), o casi el 5 por ciento de su gasto presupuestario para 2020 después de que el gobierno aprobó "una reducción parcial en algunos artículos con el menor impacto social y económico".

Estas medidas fueron aprobadas "a la luz del notable desarrollo en la gestión de las finanzas públicas, y la existencia de la flexibilidad adecuada para tomar medidas frente a las crisis de emergencia con un alto nivel de eficiencia", según el Ministro de Finanzas y Ministro interino de Economía y Planificación, Mohammad Al-Jadaan, informó la Agencia Oficial de Prensa saudí.  

El Reino "ha tomado medidas para reducir el impacto de los bajos precios del petróleo, y se tomarán medidas adicionales para hacer frente a la caída esperada de los precios", dice Arabia Saudita, nada de que los gastos adicionales puedan ser reevaluados y potencialmente recortados.

Incluso antes del colapso de las conversaciones de la OPEP +, el ministerio de finanzas de Arabia Saudita había pedido a las agencias gubernamentales que propongan un recorte del 20-30 por ciento en sus presupuestos debido a la caída del precio del petróleo, informó Reuters la semana pasada, citando cuatro fuentes con conocimiento de los planes.  

Parece que Arabia Saudita apuesta a aprovechar el efectivo de su fondo de riqueza soberana para remendar las finanzas del gobierno con precios del petróleo tres veces más bajos que su precio de equilibrio del petróleo.

Según Fitch Ratings, Arabia Saudita necesita precios del petróleo a $91 por barril en 2020 para equilibrar su presupuesto, todo lo demás es igual.

"Para los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), estimamos que un cambio de USD10 en el precio por barril de petróleo tiende a afectar los ingresos del gobierno en un 2% -4% del PIB", dijo Fitch la semana pasada.

La declaración de la agencia de calificación se produjo un día después de que los precios del petróleo cayeran un 25 por ciento cuando Arabia Saudita, un miembro del CCG, y el principal productor de la OPEP y el principal exportador mundial de petróleo, prometió aumentar significativamente la oferta y recortar el precio de su petróleo en un cambio dramático en sus políticas de fijación de precios del petróleo de los últimos tres años.

El Reino está señalando que puede adaptarse a los precios más bajos del petróleo de hoy, pero los analistas no están comprando este reclamo.  

A USD 30 el barril Brent, el fondo de riqueza de Arabia Saudita se agotará rápido y la reducción del gasto público paralizará los proyectos, y el sector privado no petrolero, que ya sufría, sufrirá aún más. Ese es el daño a corto plazo

El daño a largo plazo es la falta de fondos para el ambicioso plan Visión 2030 del Príncipe Heredero de Arabia Saudita Mohammad bin Salman, que ya iba cuesta abajo incluso antes del colapso del precio del petróleo como la inversión extranjera prometida y la inversión saudita en "diversificarse lejos del petróleo" no estaban fluyendo exactamente al Reino.

“Creo que estamos empezando a ver que visión-2030 no ira bien", dijo Jean-François Seznec, miembro no residente del Atlantic Council, en una convocatoria de prensa del Consejo del Atlántico la semana pasada.

Hay una creciente tensión entre la población, incluso entre los principales partidarios del príncipe heredero, dijo Seznec.  

“Pero necesita causar un gran impacto. Ahora, su gran impacto es obligar a los rusos a darse por vencidos y aceptar los recortes, y si al mismo tiempo destruye la industria del shale estadounidense será un tanto mejor", señaló Seznec.

Mientras tanto en Rusia

Los rusos también se están preparando para una guerra de precios del petróleo, prometiendo un aumento de producción de hasta 500,000 bpd y asegurando al mercado que tienen suficientes recursos para cubrir los déficits presupuestarios en el petróleo de $ 25-30 por seis a diez años.

FINANZAS ENERGÍA
Los bajos precios no serían problema para empresas del Shale de EE.UU., si han invertido inteligentemente

La pandemia de coronavirus y la menor actividad económica, junto con los precios del petróleo la mitad del nivel antes de que Rusia y Arabia Saudita rompieran el pacto OPEP +, también pesarán en los ingresos y el presupuesto de Rusia.  

Los ingresos de Rusia por petróleo y gas serán de USD$ 39.5 mil millones (3 billones de rublos) más bajos de lo planeado, dijo el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, esta semana, y agregó que Moscú ahora espera un déficit presupuestario.

Los analistas argumentan que Rusia está en una mejor posición fiscal, financiera y política que Arabia Saudita para ganar la guerra de precios del petróleo.  

Sin embargo, indudablemente habrá dolor económico para ambas partes en esta guerra, que ya está reclamando las primeras víctimas colaterales: el shale de EE. UU., la industria petrolera de Canadá y el sector de petróleo y gas offshore del Reino Unido.  

Ahora es un juego entre Arabia Saudita y Rusia de quién parpadeará primero, y en este juego, los sauditas parecen haber sobreestimado sus reservas fiscales y subestimado la destrucción de la enorme demanda golpeada por el coronavirus.  

 

Noticia de: OilPrice / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

Te puede interesar: Los bancos del mundo siguen financiando los combustibles fósiles a pesar de la crisis climática