La sombría verdad detrás de la IPO de Aramco - World Energy Trade
21
Jue, Nov
INNOVADORES

La sombría verdad detrás de la IPO de Aramco

Saudi Aramco tiene la firme decisión de concretar su IPO

Saudi Aramco tiene la firme decisión de concretar su IPO

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por su experiencia, la banca profesional y los fondos de inversión saben bastante bien que no se puede tener confianza total en las agencias de calificación crediticia para tomar decisiones comerciales. La razón de esto es simple: Las agencias de calificación crediticia son contratadas para que otorguen una calificación sobre la solvencia crediticia de la misma empresa que les paga por esa calificación.

FINANZAS ENERGÍA
Rosneft abandona el dólar por el euro para los contratos de exportación de petróleo

Estas agencias otorgan calificaciones no solo a empresas sino también a países y activos. 

Este tipo de situación fue la razón principal por la cual la Comisión de Investigación de Crisis Financiera (FCIC) de los Estados Unidos, creada por el Congreso y el Presidente de la nación después de la gran crisis financiera que comenzó entre 2007 y 2008, la cual concluyó que las "fallas" de las agencias de calificación crediticia conocidas como las “Big Three”, a saber Moody's, Standard & Poor's y Fitch Group, eran "engranajes esenciales en la rueda de la destrucción financiera y facilitadores clave de la crisis financiera”. 

Aunque la Ley de Reforma de la Agencia de Calificación Crediticia de 2006 tenía la intención de romper esta situación en la cual las principales agencias de calificación crediticia estaban sesgadas hacia la línea de lo que la entidad que pagaba por la calificación quería, no se han emprendido reformas significativas respecto a la actuación de las agencias de calificación crediticia. Así lo expresó el ex director de la Reserva Federal de EE.UU., Paul Volcker, quien también contribuyo con la conocida Regla Volcker (Volcker Rule). 

¿Cuál es la regla de Volcker? 

FINANZAS ENERGÍA
Aramco, la empresa que supera las ganancias de Apple, Google y Amazon juntas sale a la bolsa

Es una regulación federal de los EE.UU. que prohíbe a los bancos realizar ciertas actividades de inversión con sus propias cuentas y limita sus tratos con fondos de cobertura y fondos de capital privado, también llamados fondos cubiertos. La Regla Volcker tiene como objetivo proteger a los clientes bancarios evitando que los bancos realicen ciertos tipos de inversiones especulativas que en su momento contribuyeron a la crisis financiera de 2008. 

Ahora bien, el tema específico a revisar es que tanto el gobierno de Arabia Saudita como los principales bancos internacionales de inversión y minoristas del mundo están alineados para convencer a la comunidad de inversión global con respecto a la próxima Oferta Pública inicial (IPO – Initial Public Offering) de Saudi Aramco.  

Es interesante la forma en que las agencias de calificación crediticia manejaron los recientes ataques a dos de las operaciones petroleras clave de Arabia Saudita, haciendo creer que la situación estaba bajo control y que "todo estaba bien”.  

Sin embargo, el consenso entre los profesionales petroleros independientes fue muy diferente. En términos generales, la opinión difería de la línea oficial de Arabia Saudita, tal como un analista petrolero extremadamente diplomático manifestó "Las declaraciones sauditas pueden no contener ninguna falsedad directa como tal, pero tampoco están siendo completamente consistentes con la verdad". 

Las agencias calificadoras se alinearon con Saudi Aramco 

FINANZAS ENERGÍA
Saudi Aramco agregó a Barclays y Deutsche Bank como agentes de colocación de la IPO

Standard & Poor's (S&P) y Moody's aparentemente optaron por aceptar la línea oficial de Arabia Saudita y esto les llevó a que no cambiaran sus calificaciones de riesgo. No solo no cambiaron sus calificaciones básicas en moneda extranjera a largo plazo, en donde S&P mantuvo en A- y Moody’s en A1, sino que tampoco cambiaron la perspectiva, ambas calificaciones fueron asignadas como perspectiva "estable".  

Las calificaciones que se aplican para este tipo de análisis son calificaciones en moneda extranjera a largo plazo, que luego son utilizadas como referencia por inversores profesionales internacionales. Diferente ocurre con las calificaciones en moneda local, ya que el banco central de cualquier país simplemente puede imprimir más dinero para cubrir cualquier deuda mantenida en la moneda local.  

Solo Fitch Group decidió apartarse de la línea de las otras dos calificadoras y decir un poco más de la verdad, con lo cual degradaron la calificación de Arabia Saudita Y Aramco. La rebaja de Fitch aAramco fue del nivel A+ (a A),aunque sigue siendo extraordinariamente alto, al menos la agencia sí acotó que los ataques del 14 de septiembre afectarían la producción de Arabia Saudita en 5,7 millones de bpd. 

También había rebajado la calificación de Arabia Saudita el mes anterior (a A) debido a la "vulnerabilidad de la infraestructura económica de Arabia Saudita y el continuo deterioro de los balances fiscales y externos de Arabia Saudita".  

FINANZAS ENERGÍA
La compañía de petróleo más grande al parecer no vale US$ 2 trillones para los inversionistas

De igual modo, Fitch señaló que la rebaja de Aramco "también tomó en cuenta el aumento de las tensiones geopolíticas en la región y el déficit fiscal continuo del país". 

Moody's, aunque reconoció que los ataques fueron"un crédito negativo y la interrupción de la producción es significativa",agregó que "no esperaba que esto dejara un impacto duradero en el perfil financiero de Saudi Aramco, dado su sólido balance y fuertes soporte de liquidez".  

Por su parte S&P tomó una línea un poco más efusiva: "La capacidad del gobierno de Arabia Saudita para reinstalar y mantener rápidamente su alta producción de petróleo y su capacidad instalada a pesar del aumento de las tensiones geopolíticas en la región es un factor importante en el análisis de calificación de S&P ". 

Las declaraciones de Moody's y S&P en ese momento, pero especialmente las de S&P, parecen hacerse eco de la línea del ministro de petróleo de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, quien justo después de los ataques afirmó que el Reino planeaba restaurar su capacidad de producción a 11 millones de bpd para fines de septiembre y recuperar su capacidad total de 12 millones de bpd dos meses después.  

Los comentarios del ministro de petróleo, y los de Moody's y S&P, también aludieron a la capacidad de producción y a las cifras de capacidad de reserva que Arabia Saudita ha estado tratando de establecer. El país ha declarado durante décadas que tiene una capacidad adicional de entre 2.0 y 2.5 millones de bpd, lo que implica que, dada la producción real durante casi todo este tiempo con un promedio de menos de 10 millones de bpd, la capacidad de producción total es de 12.0-12.5 millones de bpd.

FINANZAS ENERGÍA
Saudi Aramco supera en ingresos a las 'top-five' de la industria petrolera

Sin embargo, este nivel, nunca ha podido ser probado, con la producción más alta jamás registrada, de poco más de 11 millones de bpd en noviembre de 2018 y a pesar de la guerra total de precios del petróleo que Arabia Saudita comenzó en 2014 contra los productores de Shale de EE.UU. para intentar socavar la industria a través de los bajos precios causados por la inundación de los mercados con petróleo.  

Claramente, si los sauditas tuvieran una capacidad cercana a los 12 millones de barriles por día, entonces ese habría sido el momento de bombearlo, pero todo lo que logró fue poco menos de 10 millones de bpd con 10.5 millones de bpd administrados durante solo un mes durante el período de dos años (2014-2016), antes de que Arabia Saudita modificara su estrategia. 

Además, la U.S. Energy Information Administration (EIA) define la capacidad adicional específicamente como la producción que puede ponerse en línea dentro de los 30 días y mantenerse durante al menos 90 días, mientras que incluso Arabia Saudita ha dicho que necesitaría al menos 90 días para mover las plataformas para perforar nuevos pozos y aumentar la producción al nivel de 12 millones de bpd o 12.5 millones de bpd.  

Aramco probablemente listará el 5 % de la compañía (1 % localmente y 4 % en un mercado de valores internacionales)

Con la reciente aprobación de la IPO por parte de la Autoridad de Mercados de Capital de Arabia Saudita y el anunció de Aramco de cotizar acciones en la bolsa de valores local de Riad (Tadawul), ya el camino está pavimentado para que SaudiAramco concrete su IPO y consiga levantar capital de alrededor de US$ 80 billones.  

Dado que muchos inversores profesionales solo están interesados en la salida a la bolsa de Aramco en la medida en que puedan “ir en corto” en el mercado secundario, es poco probable que los efectos sobre los inversores desprevenidos en la próxima salida a bolsa de Aramco sean tan graves como fue el caso para tantos inversores en el período previo a la crisis financiera a partir de 2007/2008.  

 

Te puede interesar: Saudi Aramco puede desplazar a Microsoft como la empresa en bolsa más valorada