El viento toma impulso en España - World Energy Trade
23
Jue, Ene
INNOVADORES

El viento toma impulso en España

Imagen tomada de Enel

Energía Eólica
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El viento se ha vuelto la primera fuente de generación de electricidad de España, alcanzando un 21,6% del total del mix durante el mes de noviembre. La generación de Kilovatios eólicos fue de un 15,7% superior en comparación con el mismo mes el año pasado según datos del sistema eléctrico nacional.

Los aerogeneradores del parque eólico nacional fueron capaces de producir un 21,6% de la demanda eléctrica del país gracias a la forma como soplo el viento ibérico y puso a funcionar a los 20.000 aerogeneradores del parque.

Desde hace algunos años España ha sido pionera en la producción de energía eólica y continúan buscando los métodos para mejorar y aumentar sus niveles, lo cual ha sido incentivado desde el 2000 gracias a la existencia de una legislación que estimula la investigación y las inversiones.

A punto de finalizar el año 2018 el balance en lo que a producción de kilovatios se refiere, el origen renovable ha sido de 40,4% lo que representa que de la demanda de cada 10 kilovatios cuatro de ellos salen de recursos autóctonos, es decir, agua, biomasa, viento y sol. Pero pese a estas cifras los combustibles fósiles siguen presentes en lo que a la producción de electricidad se refiere a la fecha 36,3% de los kilovatios hora eléctricos provienen de centrales térmicas.

Estas centrales eléctricas queman carbón o gas natural, combustibles que emiten efecto invernadero y son los principales causantes del efecto climático, el tercer lugar en la producción de energía quedo para la nuclear con un 21,6% del total.

En marzo de este año, España tuvo también un repunte en cuanto a su producción mensual y trimestral en lo que a energía eólica respecta, generando un tercio (33,1%) de electricidad en la península debido a los fuerte vientos y acumulando un 26,7% para ese primer trimestre, posible gracias a los 23 GW de potencia instalada eólica en el país.

Esta potencia ha generado grandes beneficios para España, tales como: El aprovechamiento del viento al ser capaz de generar 7,7 TWh de electricidad, considerado un récord para la fecha, además se ha reducido el precio mensual del mercado eléctrico representando un ahorro para los consumidores eléctricos y se han minimizado las emisiones de CO2.