22
Lun, Jul
INNOVADORES

Marruecos avanza en la construcción de la granja termo solar en el desierto del Sahara

En Marruecos, se construye la mayor planta de energía solar de alta tecnología del mundo.

En Marruecos, se construye la mayor planta de energía solar de alta tecnología del mundo.

Energía Solar
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Según estimaciones, nuestra necesidad de electricidad se duplicará para el 2050 ¿Podrán proveer de estas cantidades la energía eólica y solar? Lo que nadie puede discutir, hoy en día, es que este tipo de energías son más económicas.

Actualmente, cerca del 85 % de las necesidades energéticas mundiales son cubiertas por combustibles fósiles, sin embargo, las reservas son limitadas y, peor aún, el petróleo, carbón y gas son los peores enemigos del clima. 

En Marruecos, hay un potencial de energía renovable, por tal motivo, hoy día se ve diferente, debido a que se construye la mayor planta de energía solar de alta tecnología del mundo. Se instalaron medio millón de espejos parabólicos al borde del Sahara, esta planta se expandirá todavía 5 veces en los próximos años.

Los espejos cubren un área de aproximadamente 1.4 millones de metros cuadrados. La primera fase de esta planta generó suficiente electricidad para abastecer a 650,000 personas cuando se encendió en 2016. Para 2020, o incluso antes, se espera que la planta de energía solar de $ 9 mil millones genere 580 megavatios (MW), suficiente electricidad para abastecer a más de un millón de hogares.

Quizás, lo más importante es que la granja solar, cerca de la ciudad de Ouarzazate, conocida como la puerta de entrada al desierto, también podría ser la puerta de entrada a una nueva era de producción de energía más limpia en África.

Se ha producido una asombrosa transformación en las dunas debajo de las montañas del Alto Atlas en Marruecos. Contra la arena amarilla, miles de espejos curvos, cada uno más alto que un humano, están parados en filas. Estos son parte de una planta de generación de energía solar que está cambiando rápidamente la forma en que todo el continente produce su electricidad.

Los espejos cubren un área de aproximadamente de 1.4 millones de metros cuadrados. La primera fase de esta planta generó suficiente electricidad para abastecer a 650,000 personas cuando se encendió en 2016.

Para 2020, o incluso antes, se espera que la planta de energía solar de $ 9 mil millones genere 580 megavatios (MW), suficiente electricidad para abastecer a más de un millón de hogares.

El país está en camino de lograr su objetivo. La energía renovable ya estaba suministrando el 34 % de la producción de energía eléctrica para fines de 2017, según el gobierno.

Próximas fases

Capacidad de potencia instalada por fuente

La planta Noor, que en árabe significa luz, puede producir electricidad 3 horas después de la puesta del sol. Ha utilizado métodos innovadores para generar y almacenar los rayos del sol, particularmente los últimos desarrollos en energía solar concentrada.

El zumbido y los espejos de seguimiento de las dos primeras fases concentran los rayos del sol en un aceite sintético que atraviesa las tuberías y lo calienta a 350 ° C (662 ° F), creando vapor de agua que impulsa un generador de turbina. Esto es similar a la forma en que se usan los combustibles fósiles para generar electricidad, pero reemplaza los combustibles que producen dióxido de carbono con la luz solar como fuente de energía.

Pero Noor 3 consistirá en una sola torre grande rodeada por unos siete mil espejos planos que rastrearán y reflejarán los rayos del sol hacia un receptor en su punto más alto. Las sales fundidas dentro de la torre capturarán y almacenarán el calor, por lo que no habrá necesidad de aceite sintético. Los expertos dicen que esta es una forma más eficiente de almacenar la energía del calor del sol y necesita mucho menos espacio que las matrices actuales de los espejos.

La demanda máxima se alcanza después de que el sol se haya puesto, y las fases 1 y 2 almacenan parte de la energía en las arenas fundidas. Estos pueden seguir produciendo energía por hasta tres horas. Sin embargo, se espera que la capacidad de almacenamiento en fases posteriores aumente entre siete y ocho horas después de la puesta del sol.

La construcción de la capacidad solar en una escala tan grande podría tener implicaciones importantes para el futuro de la generación de energía en el continente en general, según uno de los mayores patrocinadores de Noor.

Otros inversores en el complejo solar de Ouarzazate incluyen el banco alemán de inversiones KfW, el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Este último, es el brazo de inversión en infraestructura de la Unión Europea y su respaldo al proyecto, que según algunas estimaciones representa hasta el 60 % de su valor, refleja las esperanzas en la UE de que el poder fluirá más allá de las fronteras de Marruecos.

Mientras tanto, en todo el continente, países como Ghana, la República Democrática del Congo, Ruanda y Sudáfrica están invirtiendo en proyectos de energía solar que producen electricidad más limpia que los combustibles fósiles, aumentan la seguridad energética y proporcionarán fuentes confiables de luz y calor para muchos por primera vez.

 


Te puede interesar