General Motors abre camino para la producción de vehículos eléctricos y autónomos - World Energy Trade

General Motors abre camino para la producción de vehículos eléctricos y autónomos

Imagen tomada del diario Cinco Días

Imagen tomada del diario Cinco Días

Electricidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para que se lleve a cabo la conversión de empresas fabricantes de vehículos tradicionales a los de conducción autónoma y eléctricos, implica algunos sacrificios o cambios radicales que deberán realizarse internamente en las distintas plantas. General Motors, la automotriz más grande de Estados Unidos, se ha dado cuenta que para dejar atrás los vehículos de combustión deberá despedir por lo menos el 15% de sus empleados y cerrar cinco plantas en América del Norte.

Las modificaciones que deberá llevar adelante la empresa General Motors para el desarrollo de vehículos eléctricos van más allá del despido de unos 15.000 trabajadores. Implican además, dejar de producir seis de sus modelos para el 2019, los Cadillac XTS y CT6, Buick LaCrosse y Chevy Impala, Cruze y Volt.

El gran riesgo de adaptación para la nueva producción, es superar esta fase de grandes cambios.

Para que la transición sea menos drástica, la empresa elaboró una especie de paquetes para alrededor de 18.000 empleados con menos de 12 años en General Motors. La propuesta de “renuncias voluntarias” estuvo vigente hasta el pasado 19 de noviembre y contemplaba que recibirían un bono adicional a lo que les correspondería por ley, hasta la fecha, GM no ha anunciado cuantos la aceptaron. Los cambios afectan además el recorte de un 25% de empleados en puestos ejecutivos.

Para el 2020 la empresa espera duplicar los recursos dirigidos al departamento de ingeniería que este asignado a los proyectos de vehículos eléctricos y autónomos, los cuales provendrán de la liberación de 6.000 millones de flujo de efectivo producto de planes de reestructuración en empleados de varias dependencias y reducción de costos por 4.500 millones. Este nuevo aire les permitirá fabricar el Cruise AV, su primer carro autónomo.

General Motors, contempla además la reducción de su presupuesto en otras seis plantas de la región, lo que implica su cierre para el próximo año, eso representaría nuevos despidos para finales del 2020. Por su parte, Ford ha llevado a cabo una estrategia muy parecida en pro de comercializar vehículos no contaminantes en un futuro cercano, dejando de producir una buena cantidad de vehículos desde principios de este año.

Leer más:  Jaguar I-Pace nombrado como EV del año en la TopGear Magazine de la BBC