El sudeste asiático será clave en las tendencias mundiales de energía, según IEA - World Energy Trade
06
Vie, Dic
INNOVADORES

El sudeste asiático será clave en las tendencias mundiales de energía, según IEA

Tres nuevos informes examinan el panorama energético de la región

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

SINGAPUR - El sudeste asiático se convertirá en un impulsor clave de las tendencias mundiales de energía en los próximos 20 años a medida que su demanda de energía crezca al doble del promedio mundial, reflejando el crecimiento económico de la región pero también aumentando los desafíos para sus responsables políticos, según un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía (International Energy Agency, IEA, por sus siglas en inglés).

El informe Southeast Asia Energy Outlook 2019 encuentra indicaciones alentadoras en muchas áreas, pero también algunas señales de advertencia en términos de seguridad y sostenibilidad de los sistemas energéticos. El informe, que forma parte de la serie emblemática World Energy Outlook de la IEA, se publicó junto con otros dos estudios centrados en la región: The Future of Cooling in Southeast Asia y el ASEAN Renewable Energy Integration Analysis.

Los informes reflejan las prioridades de los principales líderes energéticos del sudeste asiático

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Asia será clave en el futuro de la energía eólica, según IRENA

En 2018, los ministros de energía de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Association of Southeast Asian Nations, ASEAN, por sus siglas en inglés) pidieron "lazos institucionales más fuertes" entre la ASEAN y la IEA, y solicitaron la asistencia de la Agencia en varias áreas específicas, incluido el comercio de energía regional, la integración de energías renovables, la eficiencia de enfriamiento y la inversión. Todos estos temas se examinan en inmersiones detalladas en los nuevos informes. Keisuke Sadamori, Director de mercados de la energía y la seguridad de la IEA, presenta el informe hoy en el 3rd Singapore-IEA Forum, parte de Singapur Semana Internacional de la Energía.  

El informe Southeast Asia Energy Outlook 2019 y los dos informes que lo acompañan son una demostración de los lazos cada vez más estrechos de la IEA con los países miembros del sudeste asiático y la ASEAN. La IEA tiene amplios programas de trabajo con naciones de toda la región, especialmente Indonesia, Tailandia y Singapur, que son países de la Asociación de la IEA. La ASEAN identificó a la IEA como "un socio estratégico clave" este año, colocándola en una posición única para trabajar y ayudar a la región. La colaboración de la agencia con los gobiernos nacionales y la ASEAN se lleva a cabo en una amplia gama de cuestiones energéticas, como la eficiencia energética, la inversión, los sistemas de energía, la seguridad energética y los datos.  

"El sudeste asiático tendrá un gran impacto en las próximas dos décadas, agregando el equivalente de todo el sistema energético de Japón a la demanda global. Este rápido crecimiento subraya la importancia de las políticas energéticas de los países del sudeste asiático para sus ciudadanos pero también para el mundo," dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la IEA.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
ABB apoyará proyecto de energía limpia en Asia-Pacífico

"Como socio estratégico clave de la ASEAN, la IEA tiene como objetivo ayudar a la región a enfrentar sus desafíos energéticos en todos los combustibles y todas las tecnologías, incluso a través de los conocimientos proporcionados en estos últimos informes", agrego el Dr. Birol.  

De acuerdo con el informe Southeast Asia Energy Outlook 2019, la región está en camino de lograr el acceso universal a la electricidad para 2030. Millones de personas en el sudeste asiático han obtenido acceso a la electricidad desde el año 2000, sin embargo, todavía quedan unos 45 millones sin electricidad. Mientras tanto, la creciente demanda de combustible ha superado la producción dentro de la región, lo que significa que el sudeste asiático ahora está en camino de convertirse en un gran importador neto de combustibles fósiles, principalmente petróleo, con un déficit comercial anual de energía que aumenta a más de USD 300 mil millones para 2040 bajo la configuración de las políticas de hoy en día. Además de ser extremadamente costoso, esto genera preocupaciones sobre la seguridad energética a medida que la región se vuelve cada vez más dependiente de las fluctuaciones en los mercados mundiales de energía y más vulnerable a eventos geopolíticos impredecibles.  

Desde 2000, el aumento del 80 % del sudeste asiático en la demanda total de energía se ha superado en gran medida por una duplicación en el uso de combustibles fósiles. El petróleo es el elemento más importante en la combinación energética regional, y el carbón, en gran parte para la generación de energía, ha sido el de más rápido crecimiento. Esto ha sustentado el desarrollo industrial y el crecimiento de la región, pero también ha convertido la contaminación del aire en un riesgo importante para la salud pública y ha aumentado las emisiones de CO2 relacionadas con la energía.  

La inversión en energías renovables está comenzando a aumentar: se espera que la capacidad renovable se expanda en más de un tercio en los próximos cinco años, liderada por la energía solar fotovoltaica y la energía hidroeléctrica. Sin embargo, sin cambios adicionales en las intenciones de las políticas, las fuentes renovables de generación de energía representarían solo alrededor de un tercio del aumento de la demanda de electricidad hasta 2040, según el nuevo Outlook.  

OIL & GAS
El crudo Sverdrup se hace tendencia y puede convertirse en uno de los de mayor demanda en Asia

Según la configuración de políticas actual, la demanda energética general del sudeste asiático crecerá en un 60 % entre ahora y 2040. Todos los combustibles y tecnologías juegan un papel en el cumplimiento del aumento proyectado: la demanda de petróleo supera los 9 millones de barriles por día (mb/d) en 2040, por encima de poco más de 6.5 mb/d de hoy en día. Por otro lado, la demanda de carbón aumentará constantemente.  

Si la región continúa en este camino, las consecuencias serían preocupantes. Se prevé que el número de muertes prematuras anuales asociadas con la contaminación del aire exterior y doméstica aumente a más de 650 000 en 2040, frente a las 450 000 estimadas en 2018. El crecimiento proyectado en el consumo de combustibles fósiles generaría un aumento de dos tercios en las emisiones de CO2, llegando a casi 2.400 millones de toneladas en 2040.  

La solución estaría en dirigir a la región hacia un camino más saludable y sostenible, lo cual requeriría una acción concertada en todas las partes del sector energético, impulsada por un gran aumento de la inversión que incluye una financiación significativamente mayor del sector privado. Los cuatro pilares esenciales de este cambio serían:  

  • Ampliación masiva del despliegue de energías renovables, lo que puede ser ayudado por una mayor integración de los sistemas de energía regionales y aprovechando el potencial bioenergético moderno de la región de manera sostenible;  
  • Poner un enfoque importante en mejorar la eficiencia energética, especialmente en el sector de rápido crecimiento, como la refrigeración y el transporte por carretera;  
  • La eliminación gradual de los subsidios al consumo de combustibles fósiles para estimular un consumo de energía más sostenible y decisiones de inversión;  
  • Abordar los problemas heredados, sobre todo abordando las emisiones de la planta de carbón menos eficiente. La captura, utilización y almacenamiento de carbono es una opción tecnológica vital para reducir las emisiones del sector eléctrico y de la industria.  

La IEA comunica que continuará ofreciendo datos, análisis y soluciones del mundo real para ayudar a los países de la región a alcanzar sus objetivos de política energética.  

Te puede interesar: La EIA proyecta que el consumo de gas natural en Asia sobrepasará la oferta