La captura del CO2, ¿solución inmediata para la mitigación del cambio climático? - World Energy Trade
09
Lun, Dic
INNOVADORES

La captura del CO2, ¿solución inmediata para la mitigación del cambio climático?

Las emisiones de CO2 mundiales, en el año 2018, rondaron los 33.143 millones de toneladas.

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cada vez más, el mundo necesitará acceso a la energía, esto significa que la demanda se duplicará en el año 2050. Por tal motivo, es preciso buscar alternativas, como la energía solar y la eólica. Sin embargo, esto toma tiempo y los combustibles fósiles seguirán presentes en el futuro.

A pesar de esto, es posible comenzar a reducir las emisiones. Son diversas las opciones que plantean los expertos, una de ellas es capturar el CO2 producido por procesos industriales y generación de energías para luego almacenarlo, geológicamente seguro, bajo tierra.


Para que la temperatura del planeta no suba más de 1,5 grados será necesario que las emisiones globales bajen en solo 12 años, para 2030, a un 45% de sus niveles de 2010, según advirtió la ONU en octubre de 2018


Muchas industrias, conscientes de la temperatura media del planeta, realizan esfuerzos por la captura del CO2, tal es el caso de la petrolera ExxonMobil, la cual está trabajando para desarrollar nuevas tecnologías en este sentido, con el objetivo de reducir los costos, la complejidad de la operación y la necesidad de grandes inversiones de capital iniciales.

Y es que vale la pena indagar sobre las técnicas actuales. Las emisiones de CO2 mundiales, en el año 2018, rondaron los 33.143 millones de toneladas. China y Estados Unidos fueron los mayores emisores con 9.479 y 4.888 toneladas, India, por su parte con 2.300 millones de toneladas, ver figura 1.

El 81 % de la energía mundial proviene de la quema de combustible fósiles, carbón, petróleo y gas. Las nuevas tecnologías sostenibles, junto con la energía nuclear solo cubren un 19 % de la demanda energética.

Se estima que para el 2050, pueden llegar a cubrir un 35 %, pero el resto de la demanda seguirá cubriéndose aun con el uso de los combustibles fósiles.Por ello, hay que apostar por la captura y almacenamiento geológico de CO2 como una de las soluciones más inmediatas para la mitigación del cambio climático.

Esta solución tecnológica, consiste en capturar el CO2, emitido por las industrias y plantas de generación de energía, transportarlo hacia la zona de almacenamiento, mediante tuberías o camiones cisternas, comprimirlo e inyectarlo en el subsuelo a más de 800 metros. A esta profundidad, el CO2 se comporta como un líquido, adquiriendo mayor densidad y ocupando menor volumen.

En algunos países la captura y el almacenamiento geológico de CO2, es ya una realidad. Desde el año 2008 en SchWartzePumpe, Alemania, están experimentando el ciclo completo. Otro ejemplo está en el mar del Norte, donde la compañía Equinor, almacena cantidades industriales de CO2 en un acuífero profundo, desde 1996. Otros proyectos a destacar son Otway en Australia, In- Salah en Argelia y Weiburn, en Canadá.


Actualmente, existen más de 50 proyectos planeados de captura y almacenamiento de CO2 y 9 están ya en funcionamiento. En algunos de ellos, la inyección de CO2 se aprovecha para impulsar la extracción de petróleo o gas


Afortunadamente, el sector petrolero no escapa a esas iniciativas. ExxonMobil y FuelCellEnergy, Inc. se han asociado para desarrollar tecnologías de captura de CO2 utilizando celdas de combustible de carbonato. Este nuevo enfoque tiene el potencial de ser menos costoso y más fácil de operar que las tecnologías existentes, al tiempo que se puede implantar de manera modular con aplicabilidad a múltiples configuraciones de la industria.

ExxonMobil también está investigando la capacidad de almacenamiento de CO2 subsuperficial aprovechando décadas de experiencia en la exploración, desarrollo y producción de recursos de hidrocarburos. Esta experiencia es clave para almacenar permanentemente el CO2 en el subsuelo de manera segura.


Definitivamente, sale más caro seguir contaminando que invertir en tecnologías como CCS


El almacenamiento geológico del CO2 permite el uso de los combustibles fósiles de una forma limpia. Por tal motivo, constituye hoy día, la solución más práctica e internacionalmente aceptada para contrarrestar el exceso de CO2 en la atmósfera.

 

Te puede interesar: Total: “3D” para captura y almacenamiento de CO2 a escala industrial