16
Mié, Oct
INNOVADORES

¿Vamos hacia un mundo sin carbono? Interesante saber la posición de ExxonMobil

La creciente competitividad de la energía eólica y solar ahora está cambiando masivamente la inversión en generación de energía.

La creciente competitividad de la energía eólica y solar ahora está cambiando masivamente la inversión en generación de energía.

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La transición energética ha llegado. Después de años de simplemente hablar sobre el cambio, ahora hay una aceleración significativa en la metamorfosis de un sistema de energía de alto carbono a bajo. La creciente competitividad de la energía eólica y solar ahora está cambiando masivamente la inversión en generación de energía hacia estas tecnologías renovables en los países desarrollados y en desarrollo.

La eficiencia energética finalmente está recibiendo la atención que merece, con tecnologías inteligentes que hacen que la energía sea más flexible y productiva. Además, recientes anuncios en el sector del transporte, por ejemplo, indican claramente que el futuro en esta industria es eléctrico.

Entonces, ¿hay esperanza de ver un mundo sin carbono? Quizás sí, no obstante, debemos acelerar las acciones. Las emisiones globales de carbono han aumentado en más de un 2,5% en 2018, lo que dificulta el logro del objetivo del Acuerdo de París, el cual es limitar el aumento de la temperatura a 2 °C. Como vemos, todavía tenemos mucho trabajo por delante.

Exxon reconoce que en una transición con bajas emisiones de carbono, los bajos costos de suministro serán críticos y también asume, por primera vez, que algunos de sus recursos futuros no serán necesarios en un mundo de 2 grados.

Esto demuestra la necesidad de que las empresas realicen análisis de escenarios prospectivos con el fin de considerar cuáles de los proyectos de la compañía seguirían siendo atractivos en una transición con bajas emisiones de carbono. "El escenario que utiliza Exxon es más generoso en términos de la demanda futura de petróleo y gas que otros escenarios, por lo que los inversores querrán satisfacerse a sí mismos, es una prueba de estrés genuina para el negocio de la compañía".

"En general, estamos de acuerdo en que los riesgos de la demanda no necesariamente explican la fatalidad financiera de las grandes compañías de petróleo y gas. La pregunta es ¿cómo actúan a partir de ahora? El entorno de precios del petróleo en los últimos años ha forzado una visión conservadora sobre la sanción de proyectos; ¿Continúan con esto y cristalizan el valor para los accionistas cuando sea posible, o la tentación será demasiado si los precios del petróleo aumentan en el futuro?", alega Andrew Grant, analista senior de CarbonTracker.

Haciendo un poco de historia, es conveniente recordar que para el año 2017 según un informe de datos de la IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático), más de tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero, procedían de las compañías del petróleo y gas, pero no todas eran igual de sucias, solo ocho empresas: Gazprom, ExxonMobil, China Petroleum&Chemical, Rosneft, PetroChina, Royal Dutch Shell, Petrobras y Total.

La IPCC recabó datos históricos de las emisiones de CO2 y los resultados fueron sorprendentes, como se muestra en la siguiente figura. 

Figura 1. Ranking de las empresas petroleras que generan carbono

Observando estos resultados, es posible concluir que este conjunto de datos pone de relieve el papel central que estas grandes compañías pueden desempeñar para conducir al planeta hacia una transición energética, desde los combustibles fósiles hasta una economía baja en carbono.

Muchos expertos están de acuerdo en que se necesitarán avances para alcanzar y mantener una ruta de 2ºC hasta el 2100. ExxonMobil ha invertido miles de millones de dólares en investigación y desarrollo, incluidas varias asociaciones de universidades y empresas de todo el mundo, destinadas a lograr los avances técnicos necesarios.

"Nuestro trabajo es suministrar la energía que el mundo necesita de una manera ambientalmente responsable", dijo Darren W. Woods, presidente y director ejecutivo de Exxon MobilCorporation (NYSE: XOM). "Es un desafío doble: debemos satisfacer la creciente necesidad de energía de la sociedad a la vez que abordamos los riesgos del cambio climático. Estamos comprometidos a ser parte de la solución mediante la inversión en nuevas tecnologías que pueden proporcionar procedimientos económicos en una escala global”.

Como uno de los mayores productores de gas natural en los Estados Unidos y un importante productor de gas natural licuado en todo el mundo, ExxonMobil está bien posicionado para el cambio de la demanda del carbón al gas natural para la generación de energía.

 

Te puede interesar: ¿Estamos preparados para un futuro con un modelo energético limpio y renovable?