La tecnología de Bosch enseña a los coches a volar - World Energy Trade

La tecnología de Bosch enseña a los coches a volar

 Los fabricantes de taxis voladores pueden instalar fácilmente la caja de sensores de Bosch en sus vehículos aéreos utilizando el principio plug- and-play.

 Los fabricantes de taxis voladores pueden instalar fácilmente la caja de sensores de Bosch en sus vehículos aéreos utilizando el principio plug- and-play.

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Bosch está trabajando en tecnología de sensores de última generación que permitirá a los automóviles aéreos ser seguros, cómodos y convenientes. Boston Consulting Group predice que las personas de todo el mundo tomarán mil millones de vuelos en taxis aéreos en 2030, una vez que los servicios compartidos también hayan establecido rutas fijas por encima del suelo. Además, la mayoría de esos taxis aéreos serán autónomos es decir podrán operar sin piloto.

Tecnología Bosch para volar taxis.

Con los sensores Bosch que ya están en uso en los vehículos de producción, la unidad de control universal está diseñada para garantizar la capacidad de determinar la posición de los taxis voladores en todo momento, lo que permite controlarlos con precisión y seguridad. Los sensores de aceleración y velocidad de giro que miden con precisión los movimientos de los vehículos voladores y el ángulo de ataque, por ejemplo, proporcionan los datos necesarios. A diferencia de los sistemas de sensores actuales en el sector aeroespacial, algunos de los cuales cuestan decenas de miles o incluso varios cientos de miles de euros, Bosch puede utilizar su solución por una fracción del costo. Esto se debe a que la empresa utiliza sensores probados en producción que Bosch ya ha estado desarrollando y fabricando para la industria automotriz durante muchos años.

“A través de nuestra solución Bosch, nuestro objetivo es hacer que la aviación civil de taxis voladores sea asequible para una amplia gama de proveedores ", dice Marcus Parentis, el jefe del equipo de tecnología de Bosch a cargo de las unidades de control del avión ligero eléctrico. Los sensores de Bosch son especialmente pequeños y ligeros que pueden ser instalados facilmente utilizando el principio plug-and-play



Movilidad compartida en el aire: mil millones de vuelos en taxis voladores en 2030.

El mercado de los vuelos que utilizan taxis aéreos eléctricos en las ciudades está programado para ver un crecimiento sustancial en los próximos años. Los vuelos de prueba están programados para comenzar en ciudades como Dubai, Los Ángeles, Dallas y Singapur en 2020. Los expertos esperan que las operaciones comerciales comiencen en 2023. Aunque los pilotos probablemente estarán a bordo al principio, los aviones ligeros podrían comenzar a volar de forma autónoma a través del los techos de las principales ciudades a partir de 2025, controlados por el personal en tierra. Para ese entonces, alrededor de 3.000 taxis voladores estarán en funcionamiento en todo el mundo, según Roland Berger. Esa cantidad además se estima que aumentará a 12,000 para 2030 y con poco menos de 100,000 taxis voladores para el 2050.

Los consultores de Morgan Stanley estiman que el mercado para los taxis voladores podría alcanzar los 1.35 billones de euros (1.5 billones de dólares) para 2040 extendiéndose más allá de los Estados Unidos y el sudeste asiático para incluir ciudades grandes y medianas en Alemania también. En regiones como el valle del Ruhr, la región metropolitana de Frankfurt Rhine-Main y Munich / Augsburg / Ingolstadt metroplex, tienen el potencial de acelerar significativamente los viajes en distancias cortas y medias.

Marcus Parentis de Bosch también cree en las crecientes oportunidades del mercado. "Estamos hablando con fabricantes de taxis aéreos de las industrias aeroespacial y automotriz, así como con empresas de nueva creación que fabrican vehículos aéreos y estamos buscando brindar servicios de intercambio".



El por qué los taxis voladores serán una alternativa

Los taxis que vuelan ofrecen una nueva forma de evitar los atascos de tráfico en las principales ciudades: lanzándose al aire. Eso los convierte en una alternativa adicional para ir de A a B rápidamente en las áreas urbanas del mañana. "En comparación con los medios de transporte actuales, los taxis que vuelan ahorran tiempo en viajes de 10 kilómetros o más, con un alcance máximo de hasta 300 kilómetros", dice Marcus Parentis.

Costos de fabricación de un taxi volador

Dependiendo del concepto y la cantidad de pasajeros transportados, un taxi volador costará alrededor de 500,000 euros. Como resultado, los vehículos aéreos automáticos y eléctricos ofrecen ventajas, especialmente para compartir soluciones. Sin embargo, un taxi volador cuesta mucho menos que un helicóptero comparable equipado con la tecnología actual. Por eso es importante que los proveedores proporcionen una tecnología confiable que no solo sea liviana y fácil de instalar, sino que también ofrezca una ventaja económica en comparación con la tecnología aeroespacial tradicional. "Ahí es donde entra nuestra caja de sensores MEMS. A través de nuestra solución Bosch, nuestro objetivo es hacer que la aviación civil con taxis que vuelan sea asequible para una amplia gama de proveedores", dice Parentis.

 

Te puede interesar: Bosch probará solución de blockchain para cargar vehículos eléctricos