Alemania busca aumentar los subsidios de Vehículos Eléctricos - World Energy Trade
08
Dom, Dic
INNOVADORES

Alemania busca aumentar los subsidios de Vehículos Eléctricos

Se espera que el apoyo gubernamental sea aún mayor para vehículos ligeros y taxis eléctricos

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El ministro de transporte federal alemán, Andreas Scheuer, quiere mejorar las ventas de automóviles eléctricos aumentando la 'Bonificación Ambiental' para los autos puramente eléctricos de 2000 a 4000 euros para 2020. La medida solo se aplicaría a los automóviles de batería pequeña o de pila de combustible con un precio de compra de no más de 30.000 euros.


Los autos en el rango de precios entre 30,000 y 60,000 euros también obtendrán un aumento en el apoyo gubernamental, con un aumento mucho menor de 2000 a 2500 euros. Para vehículos comerciales ligeros y taxis, se espera que el apoyo gubernamental sea aún mayor. Un taxi eléctrico puede ser elegible para subvenciones de hasta 8000 euros en total, dependiendo también de si la industria del automóvil también aumenta su contribución. Actualmente, el Bono Ambiental se compone de dos partes: una mitad financiada por el gobierno y la otra mitad aportada por la industria automotriz.

Hasta ahora en Alemania, los automóviles eléctricos más pequeños han encontrado muchos menos compradores que los autos más grandes con precios más altos y un mayor consumo de energía. Ahora, tanto el nuevo jefe de Daimler, Ola Köllenius, como el jefe de Volkswagen, Herbert Diess, han hablado a favor de nuevos modelos eléctricos para un mercado más amplio.


El Bono Ambiental se compone de dos partes: una mitad financiada por el gobierno y la otra mitad aportada por la industria automotriz. 


Desde el punto de vista gubernamental, la propuesta de Scheuer ha encontrado apoyo entre colegas. El Ministro de Economía, Peter Altmaier, ya ha manifestado su aprobación de la medida, al igual que su colega, el Ministro Federal de Finanzas, Olaf Scholz.



La medida sería una respuesta largamente buscada después de muchas críticas dirigidas al conservador gobierno federal alemán por no causar ninguna impresión en las emisiones de CO2 en el sector del transporte: las emisiones de CO2 en el sector del transporte alemán prácticamente no han cambiado desde 1990. Hasta ahora, el gobierno de Alemania tampoco ha logrado hacer mella en su objetivo anunciado de reducir las emisiones de CO2 en un 40 por ciento para 2030. Para alcanzar este objetivo, la eficacia de las medidas hasta ahora va a dar un gran giro.

 

Te puede interesar: El gobierno alemán subsidiará la producción de baterías