Cometas energéticas: ¿podrían revolucionar la energía renovable? - World Energy Trade
24
Vie, Ene
INNOVADORES

Cometas energéticas: ¿podrían revolucionar la energía renovable?

Alcanzan alturas mayores que las turbinas convencionales y es de fácil almacenamiento e instalación

Investigación, Desarrollo e Innovación
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El viento sopla hasta ocho veces más fuerte a una altura de 500 metros que a 120 metros, la altura del cubo de las turbinas modernas. Dado que no es práctico construir estructuras lo suficientemente altas como para aprovechar este excedente de energía, los inventores están intentando desarrollar cometas que puedan capturarlo.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
IRENA destaca el gran salto de América Latina y El Caribe en energías renovables

Mantener una cometa en el aire puede ser complicado y una lo suficientemente grande y pesada como para producir electricidad sería un peligro si se cayera en el lugar equivocado. El problema que enfrentan los diseñadores es producir una cometa que permanezca segura en el aire y pueda aprovechar la energía eólica en una forma que produzca electricidad de manera confiable.

Una compañía cree que ha resuelto el problema, desarrollando una cometa giratoria que genera electricidad a medida que sube y despega y aterriza automáticamente en el mismo lugar. Ya han volado un prototipo de envergadura de tres metros desde una montaña suiza que produce energía eléctrica y aterriza con seguridad. 

El siguiente paso es un prototipo comercial de 15 metros a través del cual piensan que se adaptará a las islas y otros lugares remotos donde el aumento de las cometas de energía no molestará a nadie. 

Cometa energética: aprovechando la energía eólica del mundo 

La cometa de energía autónoma de una empresa puede ser la respuesta al aumento de la energía eólica en todo el mundo. Makani, con sede en California, propiedad de la empresa matriz de Google, Alphabet, está utilizando la energía de los vientos más fuertes que se encuentran en el medio del océano, generalmente en lugares donde es un desafío instalar turbinas eólicas tradicionales. Makani espera crear electricidad para alimentar a las comunidades de todo el mundo. 

A pesar del creciente número de parques eólicos en los Estados Unidos y el potencial de esta fuente de energía, solo el 6 % de la electricidad mundial proviene del viento, debido a la dificultad de instalar y mantener turbinas, según la Asociación Mundial de Energía Eólica

Cuando los cofundadores de la compañía, a quienes les gustaba el kiteboard, se dieron cuenta de que los vientos de las profundidades del mar estaban en gran medida sin explotar, buscaron que esa energía fuera más accesible. Así que construyeron una cometa autónoma, que parece un avión atado a una base, para instalarla en una plataforma flotante en el agua. 

"Hay muchas áreas en todo el mundo que realmente no tienen un buen recurso para energía renovable, pero sí tienen recursos eólicos marinos", dijo el CEO de Makani, Fort Felker, a Rachel Crane, corresponsal de innovación de CNN. "Nuestras cometas livianas crean la posibilidad de que podamos aprovechar ese recurso de manera muy económica y llevar energía renovable a cientos de millones de personas". 

Rentabilidad de la tecnología 

Esta tecnología es más rentable que una turbina eólica tradicional, que requiere mucha más mano de obra y requeriría gran cantidad de maquinaria y tiempo en su instalación. La cometa es liviana y está hecha de fibra de carbono, tiene una amplitud de 85 pies. 

La cometa se lanza desde una estación base y está limitada por una correa de 1.400 pies, porque vuela de forma autónoma en círculos con la orientación de las computadoras. Los vientos cruzados hacen girar los ocho rotores de la cometa para mover un generador que produce electricidad, la cual se envía de vuelta a la red a través de la correa. 

Las cometas todavía están en la fase de prototipo y no se vuelan constantemente en este momento. A medida que los investigadores continúan desarrollando la tecnología. Pero Makani espera que las cometas algún día vuelen 24/7 durante todo el año. Cuando el viento baja, la cometa regresará a la plataforma y se levantará automáticamente cuando se reanude. 

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
¿Sin terreno?, no hay problema: los paneles solares flotantes pueden ser la solución

El ingeniero en jefe, la Dra. Paula Echeverri, dijo que el sistema informático es clave para comprender el estado de la cometa en tiempo real, desde la recopilación de datos sobre la velocidad con la que se mueve, hasta el trazado de su trayectoria. Alegó que las pruebas han sido útiles para establecer cuáles son algunos de los desafíos del sistema, y el equipo ha realizado ajustes para prepararlo para su uso comercial. Se completó con éxito una primera ronda de vuelos autónomos. 

Beneficios adicionales a las turbinas eólicas 

Trabajar en aguas más profundas proporciona un beneficio adicional sobre las turbinas eólicas tradicionales, según Felker. Al estar más lejos de la costa, la tecnología es menos visible desde la tierra. Las turbinas eólicas pueden ser molestas e impactar la vida natural en el área circundante. Estas cometas pueden ser más atractivas para las áreas que desean preservar sus costas y vistas escénicas

También es deseable para las regiones que enfrentan limitaciones relacionadas con la instalación de turbinas convencionales, como las naciones isleñas, que tienen precios extremadamente altos para la electricidad porque deben importar combustibles fósiles caros que luego queman para generar la energía que requieren. 

Makani no está solo tratando de aportar novedad a la energía eólica. Varias otras compañías, como Altaeros Energies y Vortex Bladeless, están experimentando con sus propias cometas u otros tipos de métodos de captura de viento, como un enorme poste oscilante que genera energía y un dirigible al suelo que recoge vientos a mayor altitud. 

 

Te puede interesar: Brasil y su nueva empresa de bioenergía