14
Lun, Oct
INNOVADORES

Reciclan CO2 en plantas de energía de metanol flotante

Las islas podrían instalarse en el medio del océano para utilizar el hidrógeno producido a partir de la energía solar

Las islas podrían instalarse en el medio del océano para utilizar el hidrógeno producido a partir de la energía solar

Investigación, Desarrollo e Innovación
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un grupo de investigadores dice que un gran número de islas solares flotantes y de metanol en el océano podrían producir suficiente energía para permitir el tráfico de carga global sin emisiones de CO2.


La idea proviene de investigadores de ETH Zurich, el Instituto Paul Scherrer, Empa, las Universidades de Zurich y Berna y la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

Las islas podrían instalarse en el medio del océano para utilizar el hidrógeno producido a partir de la energía solar (y el agua) y convertirlo en metanol utilizando el CO2 extraído del agua de mar. El metanol líquido y el metano gaseoso podrían producirse a partir de dióxido de carbono e hidrógeno.

Ya existen plantas de energía a gas a gran escala que convierten el hidrógeno y el CO2 en combustible. Por lo tanto, surge la pregunta: ¿por qué ir al mar con él? ¿Por qué no, como hacen las plantas existentes, extraer CO2 del aire? Los investigadores estiman que el espacio requerido para un suministro mundial de combustible sería enorme.



"Se necesitaría un área de alrededor de 170,000 kilómetros cuadrados para producir la demanda anual de transporte de carga global", explica Andreas Borgschulte, del laboratorio de Tecnologías analíticas avanzadas de Empa. Esto podría lograrse mejor mediante sistemas de energía solar en el mar. El CO2 también se puede extraer del aire en el mar, pero una alternativa atractiva sería utilizar una concentración de CO2 aproximadamente 125 veces mayor en el agua de mar.

En las plantas existentes, el CO2 extraído de la atmósfera se utiliza principalmente para producir metano, lo que también sería posible en las islas solares. Sin embargo, los investigadores creen que el combustible líquido sería más fácil de transportar. Además, el metanol se puede utilizar como combustible y también para fabricar otros productos químicos, como los precursores para la producción de polímeros. Las posibilidades para su uso (y los beneficios que se pueden lograr con él) son, por lo tanto, mucho mayores.



Los investigadores estiman que la construcción de una isla de metanol en el mar costaría alrededor de $ 90 millones. Consistiría en alrededor de 70 islas fotovoltaicas con un diámetro de alrededor de 100 metros cuadrados y una nave con las plantas de electrólisis y síntesis, dando un área total de alrededor de 550,000 metros cuadrados. Se necesitarían 170,000 de tales islas para reciclar la cantidad de CO2 que se emite actualmente.

 

Noticia de: Maritime-executive.com / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

Te puede interesar: Total: “3D” para captura y almacenamiento de CO2 a escala industrial