18
Dom, Ago
INNOVADORES

Se ahorra energía en la captura de carbono

Imagen tomada de Ecoticias

Imagen tomada de Ecoticias

Investigación, Desarrollo e Innovación
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Con la aplicación de tecnología como la usada en los equipos de buceo se ha logrado separar el CO2 y a la vez ahorrar energía en el proceso

El carbono puede ser capturado de forma más simple, según una reciente publicación de la revista Chem, en la que científicos del ORNL, Oak Ridge National Laboratory, aseguran que con utilizar un 24% menos de energía que las soluciones de referencia industrial se puede lograr tomarlo de las centrales de energía y eliminarlo, igual que como ocurre en los equipos de buceo.

Según la publicación, el nuevo proceso permite quemar el carbón igual que como lo hace la mezcla química que lo neutraliza en los equipos de buceo, eliminándolo de las emisiones de las centrales eléctricas. Una mezcla sólida de hidróxidos de calcio y sodio es la llamada cal sodada que se encuentra en los submarinos, la anestesia, los respiradores de buceo, así como en otros entornos de respiración cerrados con lo que se busca prevenir la acumulación venosa de gas CO2. En donde la cal funciona como un sorbente, recolectando otras moléculas que convierte en piedra caliza, con la acumulación de CO2.

Radu Custelcean uno de los autores de la investigación, explicó que lograron sacar a la luz los bis-iminoguanidinas, una clase de compuestos orgánicos, que tienen la capacidad de unirse y separar los aniones, lo que les permitió desarrollar un ciclo de separación de CO2 utilizando una solución BIG acuosa.

La tecnología del ORNL permite capturar el CO2 como sal de bicarbonato cristalizada y liberarlo del estado sólido, lo que amerita menos energía de los sorbentes de referencia industrial, no generando pérdidas después de una decena de ciclos consecutivos. Este nuevo depurador funciona para tratar el gas de combustión rico en CO2 liberado por las centrales eléctricas que queman carbono.

El gas de combustión burbujea a través de la solución permitiendo capturar el carbono, cuando las moléculas de CO2 se adhieren al absorbente BIG y cristalizan en una especie de piedra caliza orgánica. Este sólido se puede filtrar de la solución y calentar a 120ºC para liberar el CO2 y enviarlo a un almacenamiento permanente. El sorbente sólido puede disolverse en agua y reutilizarse indefinidamente en el proceso.